En el corazón de TransMilenio; así se atienden las emergencias

Un grupo de más de 20 operarios están desde las 3:30 a.m. en el centro de control del sistema de transporte masivo para reaccionar ante las emergencias que se presentan diariamente.

Por ÁNGELA PÉREZ-PUBLIMETRO

Para nosotros la prioridad siempre va a ser dar la mejor atención a los usuarios y por eso en hora pico se pone en funcionamiento el 100% de la flota”, Crisitan Lozada, funcionario de TransMilenio.

Dato
200

Operarios, entre los que están en el centro de control y los de la calle atienden el sistema de TransMilenio diariamente.

Solo con un corto pero sustancioso sorbo de café empiezan a trabajar los cerca de 20 operarios del centro de control de TransMilenio todos los días de la semana, sin importar que sea domingo o festivo.

El espacio es algo intimidante, pues hay varios televisores y muchos computadores con imágenes que, a primera vista,parecen un juego de tetris, por la cantidad de colores que se pueden ver.

Sin embargo, no se trata de un juego. El centro de control o sala de crisis es un espacio que los técnicos se toman muy en serio, porque de ellos depende que la flota de TransMilenio fluya con normalidad y pueda garantizar el mejor servicio para los usuarios.

“Aquí tenemos de todo: técnicos de cámara, técnicos de control, apoyo de la Policía y Recaudo quienes están pendientes del desarrollo de la operación, que todo funcione a la normalidad”, asegura Cristian Lozada, técnico de enlace del centro de control de TransMilenio.

Mañanas llenas de trabajo

Como es de esperarse, desde las 4:00 a.m.   hasta las 10:00 u 11:000 a.m. el ajetreo es muy pesado. La hora pico en TransMilenio no da espera. “En las cámaras podemos observar cómo está funcionando el sistema, no solo en temas de seguridad sino también en temas de demanda, por ejemplo, donde notamos que hay mucha gente, pues mandamos otros vehículos que estén cercanos, disponibles para atender la cantidad de gente que allá en una estación”, afirmó Lozada.

En la mañana y en las noches de hora pico casi todos los portales necesitan de esas herramientas que tenemos   a disposición para atender toda la demanda de usuarios, por ejemplo los carros en tránsito, que estaba preparado para otra estación para suplir el llamado.

Las protestas y marchas también pueden ser un dolor de cabeza y requieren toda la atención del centro de control. “Gracias a las cámaras y a la gente que tenemos trabajando en las calles podemos determinar, en tiempo real, cual es el problema y de qué forma podemos atenderlo lo más pronto posible”, dijo el funcionario.

Las emergencias más comunes

Además de las protestas y los bloqueos por falta de buses, hay unas emergencias que son muy cotidianas como los desmayos y quebrantos de salud. “Estos son casos que vemos casi diariamente en el centro de control. Normalmente las personas no desayunan y su último plato de comida se la tomó muy temprano el día anterior, entonces dentro del articulado y con la cantidad de gente sufren desmayos que tienen que ser atendidos prontamente”, afirmó Lozada.

Las protestas también son pan de cada día y hacen más dura la labor en el centro de control. “La afectación del servicio por este tipo de contingencia, así como en los accidentes, tenemos que buscar salidas para las flotas, tomar otros carriles, salir a los mixtos desviar las flotas, pero finalmente si no podemos llega una flota especial”, añadió Lozada.

En los casos en los que hay bloqueos por parte de los usuarios se procede de dos formas: primero se lleva un grupo negociador que habla con los usuarios para llegar a acuerdos y ofrecer más rutas y arreglar el problema si ya se sale de control se llama a la policía para que atienda la emergencia al ser un problema de orden público.

Aunque el ‘boleo’ sigue, las horas valle suelen ser más tranquilas que las mañanas, el centro de control   es una zona de máxima tensión para poder garantizar, constantemente, que el servicio sea el mejor.

Los colados, el otro dolor de cabeza

A pesar de que el centro de control simplemente puede visualizar en las cámaras lo que está sucediendo en las estaciones de TransMilenio, los operadores que se encuentran en las calles sí pueden dar cuenta del problema.

“En realidad no podemos decir que en algunas troncales haya mejores comportamientos que otras, pero sí creo que el problema de los colados parte de la falta de cultura ciudadana y de comprender que el sistema es de todos y si usted no paga también se está viendo afectado”, afirmó el funcionario.

Como   tal, esta semana se puso en marcha el plan de seguridad de la Policía en el que, al encontrar a alguien colándose o cometiendo algún acto ilícito, podría ser llevado hasta la UPJ. S olamente este martes se condujeron a tres personas a los centros de reclusión.

Lea también:

¡Atención! Este sería el hombre que abusó de una mujer en TM

Motociclista imprudente estacionó su vehículo en parada de alimentador de TM

Otra mujer habría sido golpeada en medio de un atraco en TM

MÁS BOGOTÁ AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo