"Mis proyectos me han hecho pararme", Natalia Ponce

Por PUBLIMETRO

Por primera vez después de un año, Natalia Ponce de León estuvo frente a muchas personas, en su mayoría medios de comunicación, luego de sufrir en marzo del año pasado el brutal ataque con ácido más grave de la historia del país, que le afectó varias regiones de su cuerpo.

Aunque el fin del encuentro era lanzar el libro de Martha Soto, El Renacimiento de Natalia Ponce de León, este además funcionó para conmemorar a la mujer de 33 años que se mostró muy valiente.  Y que así como la mitológica ave fénix se ha convertido en un símbolo de fuerza, de inmortalidad y de renacimiento físico y espiritual, que ha conmovido a Colombia por su rápida recuperación y muestras de querer luchar no solo por ella, sino por más personas que sufren su situación.

En el evento la mujer comentó que se dio cuenta de lo fuerte que puede ser y que decidió crear una fundación con el propósito de ayudar a víctimas de ataques similares, no solo en la parte de las operaciones sino también con acompañamiento psicológico parte importante de la rehabilitación.

Roberto Pombo, director de El Tiempo, hizo una intervención para resaltar que la fundación también será como una organización de autodefensa, “un símbolo para evitar que estas cosas vuelvan a suceder”.

“Mis proyectos me han hecho pararme”, manifestó Natalia para dar a entender que no vive del pasado sino que lo importante ahora es estar centrada en su fundación que será un tipo de albergue para recibir a las víctimas y que tengan, entre otras, asesoría económica y jurídica, “para que sepan quién nos defiende y qué nos cubre la parte de salud”, explicó la joven.

“La rehabilitación es lo que lo para a uno, pero hay deficiencia en el sistema de salud. Están muy perdidos en el tema de quemados, no saben bien los tratamientos que se necesitan, como la máscara que llevo puesta y eso complica el camino”, afirmó Natalia.

Por eso ella, está trabajando en un proyecto de ley para que “se le pare bolas” a esta problemática y las víctimas tengan un debido acompañamiento y protección. Pues según contó Natalia, no hay prioridad para estos pacientes y al igual que a muchos, no los atienden si a una orden médica “le falta una coma”.

La joven explicó un poco su proceso de recuperación en el que ha tenido 15 cirugías donde le ponen piel de muerto tratada y dice que aún, “faltan más, por eso no quiero mostrar mi rostro todavía porque voy a medio camino”.

En cuanto al rencor que puede guardar Natalia expresó, “no siento odio, pero tampoco pienso en él. Esto no es de perdonar sino de curarse el alma uno mismo, no sentir rencor porque eso acaba cualquier alma. Lo más importante es concentrarme en mí y en mis proyectos.”.

Por último, para la mujer ha sido muy importante el acompañamiento de sus seres queridos por que resaltó, “sin el apoyo incondicional de mi familia no estaría aquí sentada. Por eso me duele por la gente que la familia los abandona”.  

Lea también:

Unicef reveló preocupante situación de abuso a menores

Aún no hay condenas con nueva ley contra ataques con ácido

“Leopoldo López no se va a doblegar”

MÁS DE COLOMBIA

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo