La oscura novela detrás del brutal homicidio en la calle 134

Por PUBLIMETRO

Armas, narcotráfico y una muerte violenta son algunos de los elementos que hacen parte de este `novelón’ protagonizado por Carlos Alberto Soto el hombre de 37 años que murió degollado a manos de tres sicarios hace más de una semana en el norte de Bogotá, en la carrera séptima con calle 134.

Aunque su familia decía que Soto era un comerciante  de bien, los agentes antimafia aseguraron que estaba relacionado con narcotraficantes de Cali y había denunciado amenazas.

Inicialmente se había dicho que los tres sicarios eran apartamenteros que entraron a su casa a robar, luego huyeron en una camioneta blindada registrada a nombre de Soto y que tenía alquilada en la empresa BPM Security a quienes les pagaba 7 millones, como lo estableció   la unidad investigativa del periódico El Tiempo.

En un principio se dijo que los sicarios iban tras seis millones de pesos en bolívares y unas joyas que tenía en la casa Soto y que, en la huida, fueron interceptados por la Policía en medio de una fuerte balacera.

Pero la policía pudo determinar que, al parecer, Soto habría robado 2 millones de dólares a unos esmeralderos y ‘narcos’ en un embarque de droga en Cali y que los sicarios lo estaban buscando para reclamar el dinero.

Soto figuraba como dueño y administrador de la empresa Achiras del Chiras desde 2010 y contrataba servicios de blindaje desde hace tres años, contratos que tenían todos los documentos en regla pero que podrían ser innecesarios pues una empresa de achiras no suele tener muchos enemigos.

Lo cierto es que la esposa de Soto, una mujer que se encontraba el día de la muerte de su esposo en el apartamento y había sido amordazada y golpeada junto con la empleada y el conductor del muerto desmintió que tuviera nexos con narcotraficantes.

Por ahora, la Policía investiga a los tres sicarios D arío Rolando Amaya, Luis Eduardo León Orozco y John Jairo Barbosa Prieto, quienes no aceptaron los cargos por homicidio, hurto y porte ilegal de armas.

De los tres, dos de ellos tenían antecedentes penales y uno ya había pagado cárcel por homicidio y tenía libertad condicional.

Por ahora, la administración de Achiras del Chiras no se ha manifestado sobre el caso.

Lea también:

Balacera en el occidente de Bogotá dejó un herido

Balacera en el norte de Bogotá dejó un herido

Trancón en el occidente de Bogotá por muerte de presunto fletero

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo