Un drama sin salida viven inmigrantes colombianos en Perú

Un grupo cercano a las 2400 personas se encuentran viviendo en precarias condiciones en la población de Tacna, frontera entre Perú y Chile, porque les han negado la entrada al país austral.

Por ÁNGELA PÉREZ-PUBLIMETRO
Los colombianos se quedan varados en Tacna y no se les proporciona información ni orientación que pueden trabajar en Perú acogiéndose al Acuerdo de Residencia Mercosur. El Estado peruano, a través de la Superintendencia de Migraciones, debe facilitarles esa información”, Alberto Adrianzén Merino, paralamentario andino en Perú.

Un joven colombiano de 18 años, que vivía en Tacna, no encontró más remedio que quitarse la vida tras no conseguir una solución para poder ingresar a Chile y estar en la quiebra en Tacna. Como él, son miles los colombianos imigrantes que sobreviven en complicadas condiciones en este municipio peruano.

Así lo dio a conocer a PUBLIMETRO, el parlamentario andino Alberto Adriazén Merino. Según el funcionario, la situación del joven que decidió quitarse la vida no es la única que se vive en Tacna, por el contrario, los colombianos que residen allí viven momentos de angustia y desespero sin tener respuesta de ninguno de los tres países.

Lo que sucede es que una vez los inmigrantes llegan a este lugar de Perú, les niegan la entrada a Chile y quedan sin ninguna garantía ni recursos para poder regresar a su país, además de no tener un trabajo para poder sobrevivir allí.

“Como parte de la labor de mi despacho yo viajé a Tacna y Arica para informarme sobre la situación en esta frontera y me encontré con la realidad de cientos de colombianos a quienes diariamente se les niega la entrada a Chile. Si bien cada país tiene la potestad de autorizar quién ingresa o no a sus territorios, hemos visto casos donde a los colombianos se les pide mostrar una cámara fotográfica como prueba de que ingresan en plan vacacional. Muchas veces estos requisitos están dirigidos a personas con determinado fenotipo, lo cual es más preocupante”, informó el parlamentario.

La responsabilidad es de los tres países

Ante la dramática situación Adriazén aseguró que la responsabilidad de ayudar y asesorar a estos colombianos, ya sea para regresar a su país o conseguir recursos para subsistir debe recaer en las tres naciones: Colombia, Perú y Chile.

“Lo que viene sucediendo con estos ciudadanos es una responsabilidad compartida de los tres países. Colombia, por ser el país de origen que debe proteger a sus ciudadanos. Perú por ser el país de tránsito donde, finalmente, terminan residiendo estos ciudadanos. Y Chile, que es el país de destino, porque niega permanentemente la entrada”, puntualizó Adrianzén.

Por su parte, el Gobierno colombiano todavía no se ha manifestado frente a la situación de los compatriotas que viven en Tacna. PUBLIMETRO intentó comunicarse con la Cancillería para conocer su opinión sobre el tema pero no obtuvo respuesta.

El dilema de los migrantes

De acuerdo con las cifras de la Organización Interncional para las Migraciones, OIM, existen 4.167.388 colombianos residiendo en el exterior, la mayoría de ellos ubicados en Estados Unidos, Panamá, Venezuela y España.

En cuanto a quienes viven en Perú, la Superintendencia Nacional de Migraciones, solo entre octubre y noviembre del año pasado, 2392 colombianos fueron impedidos de ingresar a Chile y tuvieron que retornar a Tacna.

Son muchas las razones que pueden hacer que una persona decida abandonar su país natal para ubicarse en otro, puede ser por estudios, trabajo o por situaciones de fuerza mayor, como violencia en el caso colombiano.

“Las leyes migratorias dependen de las relaciones que se tengan entre los países, es decir, no es lo mismo que un migrante europeo llegue a latinoamerica, que un latinoamericano llegue a Europa e igual funciona con las migraciones en América Latina. Sabemos, por ejemplo, que existe una gran cantidad de migrantes hombres, mujeres y personas que no se identifican en ninguna de esas dos categorías, que deciden salir de sus países a buscar mejores condiciones económicas fuera, o porque fueron amenazados o desplazados, o por la promesa de condiciones que como migrantes empobrecidos no van a conseguir”, le aseguró a PUBLIMETRO, Andrea Castro, socióloga de la Universidad Nacional

Lo cierto es que sea cuales fueren los motivos que llevan a una persona a abandonar su país, son diferentes las condiciones a las que se pueden enfrentar en zonas fronterizas. “en los lugares fronterizos entre países siempre hay un montón de migrantes explotados por maquilas, mujeres trabajadoras sexuales migrantes también, un montón de mujeres puestas al servicio del cuidado tanto doméstico como sexual, trafico de drogas, de personas, etc.”, aseguró Castro.

Por eso, al ser zonas de intercambio comercial, existe un grupo de personas que se benefician económicamente de estos ‘trueques’, pero debajo de ellos están quienes manejan la mano de obra, la gran mayoría inmigrantes, que tienen situaciones económicas poco estables y que dependen del auge de las relaciones sociales que allí puedan plantearse.

Violencia contra la mujer

Por otra parte, Castro destacó un importante componente dentro de las zonas fronterizas que hace aún más compleja la problemática de los migrantes en Perú. “¿Tu sabes que en esa frontera es donde nace el término de “feminicidios”? Por todos los asesinatos que se hacen a mujeres para el control del territorio, para el intercambio de drogas”, denunció.

Casualmente, la problemática se ve claramente en Tacna ya que, según las cifras de Migración Internacional, es uno de los lugares donde más se registran este tipo de casos de feminicidios y violencia sexual contra la mujer.

La situación se ha mantenido en silencio por mucho tiempo, por esta razón, el parlamentario peruano hizo un llamado a los tres Gobiernos para que se pongan al tanto de la situación y busquen soluciones.

MÁS COLOMBIA AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo