Dos magistrados de la Corte Suprema renuncian por “indignación”

Debido al escándalo en la Corte Constitucional, dos de los togados de la CSJ decidieron apartarse de sus cargos, a modo de protesta.

Por PUBLIMETRO

Los ‘coletazos’ del escándalo por supuesta corrupción en la Corte Constitucional están profundizando la crisis en la justicia colombiana y ya están traspasando las Altas Cortes.

Este jueves se conoció que dos magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), María del Rosario González Lemos y Jesús Vall de Rutén, presentaron su carta de renuncia, según ellos, por “indignación”.
Las sorpresivas cartas se presentaron en la Sala Plena de la Corporación y ambas son de carácter irrevocable. La de González se hará efectiva el primero de junio y la de Vall de Rutén, el 4 de junio.

Fuentes cercanas a la Corte indicaron que los magistrados se sienten apenados por la crisis en la que entró la justicia y que su indignación con el escándalo del supuesto soborno que pidió el magistrado de la Corte Constitucional Jorge Pretelt los llevó a tomar la decisión.

Aunque en la Sala Plena no se discutieron las renuncias, la CSJ sí manifestó su preocupación por estos hechos a través de un comunicado de prensa en el que pide prontas actuaciones de la Comisión de Acusaciones y de la Fiscalía en el caso Pretetl “para que ejerzan sus funciones con la celeridad, rigor y eficacia que demanda este caso, dado el impacto negativo que está ocasionando a la credibilidad del sistema judicial en su conjunto”.

“La Corte Suprema comparte la profunda preocupación de todos los servidores de la Rama Judicial frente al generalizado clima de desconfianza que se observa en el país hacia la justicia”, señaló el Alto Tribunal.

Lea también:

Le ‘bajan la caña’ a la rendición de cuentas de la Corte

Estados Unidos le canceló la visa al magistrado Jorge Pretelt

“Hay que defender la institucionalidad”: Santos sobre la Corte

MÁS COLOMBIA AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo