Uber ¿Legal o ilegal? Esa es la cuestión

En polémico video los minsitros de transporte y trabajo aseguraron que no se legalizaría la aplicación lo que despertó el debate entre los usuarios y la calidad del servicio.

Por PUBLIMETRO

“El está comprometido con el gremio de taxistas y con la construcción de políticas a favor del sector”, Natalia Avello, Ministra de Transporte. 

Gran polémica ha despertado un video en el que el ministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón y la ministra de Transporte Natalia Abello se comprometen, ante el gremio de taxistas de la ciudad, a no legalizar el servicio de transporte privado Uber.

En las imágenes, se observa que los dos titulares de estas carteras afirman que este tipo de plataformas tecnológicas están prohibidas en Colombia y que no se ha considerado, en nigun momento, hacerlas legales en el país.

Además, les aseguran a los taxistas que tendrán un servicio de lujo que sea manejado por ellos y así no se permitirá que se legalicen plataformas electrónicas ajenas a las del servicio de taxis.

En el video, además, los miembros del Gobierno niegan que se les vaya a reducir los cupos en el país por lo que no habrá ningún decreto que regule la compra y venta de estos vehículos, propuesta que había hecho que se convocara a un paro indefinido el próximo 16 de marzo entre este gremio de conductores.

De otra parte, el Ministerio de Transporte publicó en su cuenta de YouTube un video en el que asegura que el Gobierno “está comprometido con el gremio de taxistas y con la construcción de políticas a favor del sector”. La ministra de Transporte, reiteró que considera ilegales estos servicios y que se continuará con los operativos de la Policía para controlar la situación mediante constantes retenes a los conductores.

A pesar del gusto de los usuarios con el servicio de Uber y debido a las quejas sobre el tradicional servicio de transporte, el Gobierno parece decidido a manterner el sistema de Uber como ilegal.

¿Es Uber un servicio de taxi?

Una de las principales dudas que plantea la aplicación es si es un taxi o no, por las implicaciones legales que esto tiene. La reglamentación de la Secretaría de Movilidad de Bogotá exige unos requisitos de autorización para los taxis que, entre otras cosas, incluyen el pago de una tarifa de vinculación (los famosos cupos) que las camionetas de Uber incumplen.

“Es injusto”, dice el taxista Humberto Pico, “que a uno le toque pagar $60, $70 millones por un cupo y los de Uber solo con aparecer e instalar una aplicación puedan ya quitarle a uno las carreras”.

Esta afirmación es desmentida por la gerente de comunicaciones para América Latina de Uber, Ana Paula Blanco. Para la funcionaria, el servicio que la aplicación brinda no quita usuarios a los taxis. “Nuestros datos indican que la mayoría de usuarios son personas que hubieran sacado su automóvil, no gente que salga del taxi o de TransMilenio”, asegura.

Los automóviles de Uber son matriculados como vehículos de transporte especial, reglamentados por el decreto 174 de 2001. Este es definido en el artículo 6 de dicho decreto como un transporte que se brinda bajo contratos suscritos entre una empresa de transporte y un grupo de personas definido como escolares, asalariados, grupos de turistas o particulares.El mismo decreto define el transporte público como una industria encaminada a garantizar el movimiento de personas o cosas en condiciones de libertad de acceso,    calidad y seguridad de los usuarios, a cambio de una contraprestación económica, algo en lo que coincide la ley 769 de 2002, el Código Nacional de Tránsito.

“En tanto el usuario pida un servicio individualmente y pague por este servicio individualmente, es un servicio individual de transporte y no puede ser prestado por vehículos de transporte especial”, dijo a Enter Martha Coronado, directora de infraestructura y transporte de la Secretaría de Movilidad de Bogotá.

Este fue el sustento por el cual se declaró ilegal la aplicación por parte del Ministerio y la Superintendencia de Transporte. De hecho, automóviles de servicios especiales están siendo inmovilizados como “transporte pirata”, y mientras la empresa busca negociar con el gobierno nacional el mecanismo para operar, los autos de Uber operan de forma casi clandestina.

Seguridad para el usuario

Uno de los principales puntos en los que insiste Uber es en la seguridad del servicio, el cual pueda ser tomado como una alternativa para alguien que teme ser víctima de delitos como el “paseo millonario” o el robo de sus pertenencias.

La preocupación de Uber por la seguridad puede deberse a casos de alto perfil como el ocurrido en noviembre de 2014 en Nueva Delhi, en el que una mujer denunció un intento de violación por parte de un conductor del servicio. Según Blanco, una investigación interna determinó que el conductor acusado había falsificado los certificados para ocultar sus antecedentes penales.

Nueva Delhi prohibió el uso de estos servicios en sus calles tras esta denuncia, con lo que Uber negoció con la administración local para rehabilitar los servicios colaborando mutuamente para evitar que estos casos se repitan. La aplicación que se descarga en India cuenta ahora con un “botón de pánico” que permite llamar rápidamente a los servicios de emergencia locales.

Blanco asegura que esto hace que el servicio sea más seguro. “Todo está encaminado a que la gente se sienta segura en nuestros automóviles: las pruebas a los conductores, que no se maneje efectivo, que se pueda rastrear los trayectos”, dice.

Esto puede explicar por qué, de los cerca de 30 mil usuarios del sistema en Bogotá, el 60% sean mujeres. Y por qué el segmento femenino es crítico en la expansión de la empresa en ciudades como Bogotá, Lima, Ciudad de México y la propia Nueva Delhi, que según Thomson Reuters son las más inseguras para las mujeres en el transporte público.

El costo del servicio

El servicio de Uber tiene un costo elevado a comparación del de taxis. Mientras el precio autorizado por el Concejo de Bogotá para una tarifa mínima de taxi es de $3900, y se cobran $78 por cada 100 metros o 30 segundos de espera, la carrera mínima de un servicio normal de Uber es de $6000, con una facturación de $999 por kilómetro o $185 por minuto en un trancón.

Las tarifas en UberX son más bajas, con una mínima de $4600, $125 por minuto de espera y $625 por kilómetro.

A esto debe sumársele el factor de “tarifa dinámica”, el cual hace que durante horas de demanda elevada (como la salida de las rumbas o de eventos deportivos) la tarifa tenga un multiplicador adicional, que puede hacer que un servicio cueste hasta tres veces más de la tarifa normal.

Según Blanco, esto está diseñado como un impulso para que haya más conductores de Uber rodando. “La aplicación le da al usuario la posibilidad de escoger si quiere esperar o si acepta el multiplicador. Si decide esperar, luego de 5 o 10 minutos la oferta regresa el precio a niveles normales. Es ajuste de precio en tiempo real”, sostiene.

Aun así, este algoritmo ha bordeado niveles de abuso en ciertas localidades. En Sídney, durante la crisis de rehenes en un café del pasado 14 de diciembre, se vieron tarifas mínimas de Uber que rondaban los AU$100 ($187000), y se acusó en redes sociales a la compañía de lucrarse durante un momento de crisis. La empresa decidió devolver los cobros excesivos y, durante la crisis, autorizar viajes gratuitos a todos los usuarios que salieran del centro de Sídney.

En julio de 2014, un acuerdo con el estado de Nueva York obligó a Uber a limitar los cobros excesivos en caso de “disrupciones anormales del mercado” como desastres naturales o emergencias, pero este acuerdo no es general.

Un conductor, un servicio

Para Ernesto, conductor de Uber que hasta noviembre de 2014 fue taxista, el servicio no es una competencia directa de los taxis. “Esto es un servicio exclusivo”, dice, “la gente que se sube acá es gente de estratos altos. Muchos compañeros protestaron, pero yo no sentí el bajón en el número de carreras que ellos aseguraban”, afirma.

Ernesto advierte que ya ha tenido roces con la policía por la orden de inmovilizar carros de Uber. “Ellos están pendientes de los carros blancos cuando uno va al Aeropuerto, y a uno entonces le toca esconder el agua, el jugo o el teléfono porque ellos ya saben. Y eso es molesto, porque uno siente que la gente está feliz con nosotros”, asegura.

A pesar de todas las polémicas que el servicio presenta, tal vez la respuesta más simple de su popularidad la tenga el propio Ernesto. “Uno trata de hacer que el servicio sea especial. Uno trata de tener el carro inmaculado, de ir bien presentado, y que la gente se sienta bien porque de eso se trata. A veces uno en el taxi trabajaba en jean y camiseta. Acá no, uno va siempre de paño”, dice.

La popularidad del servicio de Uber es notoria, sobre todo en redes sociales. La cuenta oficial en Twitter del servicio retuitea continuamente mensajes de usuarios que apoyan este tipo de servicio y lo ven como una alternativa bienvenida a los abusos percibidos del gremio de taxistas. Uno de los temas en el que más insisten esos mensajes es en la comodidad del recorrido.

Blanco asegura que el objetivo de Uber no es llevar gente de un lado a otro, es prestar un servicio de chofer profesional. “Lo que un usuario debe esperar es que lo van a llevar cómodamente, a tiempo y con total seguridad y transparencia, a donde usted necesite, sin necesidad de sacar su vehículo”, afirma.Es posible que las discusiones de las normas de tránsito invaliden el servicio de UberX, y que los automóviles de transporte especial deban ajustarse a una nueva normativa. Es cierto que Uber es un servicio con un costo más alto que el reglamentado para los servicios de taxi, y que el limbo legal en el que se encuentra es bastante peligroso.

Pero la experiencia de la empresa en los dos años que lleva en Colombia demuestra que hay un grupo de usuarios en el país dispuestos a pagar más por una alternativa a los taxis, los SITP y sus vehículos particulares. La legalización del servicio podría generar más beneficios a una ciudad que necesita urgentemente soluciones de transporte, y aunque Uber no es la panacea para desatascar a Bogotá, cada pequeña acción cuenta.

Lea también:

Gobierno podrá inmovilizar vehículos de Uber

Uber se despide “temporalmente” de España a los nueve meses de llegar

Uber: el rebelde al que en España le dan el tiro de gracia; y ¿acá?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo