Antonio Sanguino: “Bogotá está colapsada”

El precandidato a la Alcaldía de Bogotá y actual concejal habló con PUBLIMETRO de sus intenciones de asumir el mandato local y las necesidades de cambio de la capital del país en el caso de quedar elegido.

Por ÁNGELA PÉREZ-PUBLIMETRO

La ciudad no aguanta más polarizaciones, la sociedad necesita conciliación y volver a creer en Bogotá en función de esos sueños colectivos de ciudad”, Antonio Sanguino, precandidato Alcaldía de Bogotá.

Cfira
8

Años ha trabajado Antonio Sanguino en el Concejo de Bogotá

Sanguino ha tenido más de un chicharrón en su vida. Como reinsertado del ELN y miembro del Concejo de Bogotá por más de ocho años, ha acompañado las alcaldías en todos los cambios habidos y por haber. Ahora, como precandidato quisiera asumir un chicharrón aún más grande: ser alcalde de la ciudad.

Nosotros le preguntamos por esos problemas que más afectan a los bogotanos y qué espera hacer para solucionarlos.

¿Cómo está Bogotá en materia de movilidad?

Bogotá está colapsada. Tiene un retraso enrome en materia de movilidad y está cada vez más encerrada, entonces yo creo que la ciudad necesita reducir ese atraso, ganar en menores tiempos de desplazamiento y mayor disfrute del derecho a la buena movilidad que merecen los bogotanos.  

Las cosas que hay que hacer, en términos gruesos y estructurales, están más o menos dichas. No hay que inventarse el agua tibia y es básicamente hacer el Metro. Además, se debe pensar en la construcción de la troncal de la carrera 68 y la de la Boyacá, hay que hacer la doble calzada de la Séptima, hacer una calzada de lado y lado en la Autopista Norte y los ejes viales previstos desde la valorización del año 2005, hay un buen paquete qué hay adelantar.

Finalmente, se necesitan nuevos recursos y hacerse a un sistema de georeferenciación, una aplicación para identificar los huecos y una estrategia eficaz, que no pueden ser las máquinas tapahuecos, para hacer nuevas vías locales, con un componente de participación de la comunidad.

¿De dónde vendrían los recursos de estas obras?

La mayoría de esos recursos ya están aprobados. En el caso del Metro hay que tratar de garantizar que la nación lo discuta. Por ejemplo, (Rafael) Pardo ha hecho la propuesta de que se exonere los impuestos algunas partes de las obras lo que nos ahorraría unos dos o tres millones de pesos. Además, el Distrito tiene que hacer un esfuerzo adicional, como los cobros por congestión, la plusvalía y la valorización que se producen con esta obra. Seguramente se debe llevar al concejo un proyecto de modernización tributaria para poder encontrar esos recursos.

¿Cómo está Bogotá en materia de seguridad?

Hay que hacer una reingeniería de la política de seguridad de la ciudad. La ciudad ha tenido una política de seguridad que ha tenido continuidad en los últimos gobiernos, desde la administración Mockus hasta hoy, ha sido una política de estado, se han identificado 12 delitos de alto impacto, hemos logrado una articulación armoniosa entre Policía y subsecretaria de Gobierno y Fondo de Vigilancia, pero parece ser que todo es andamiaje sigue siendo insuficiente y ha venido apareciendo un factor perturbador y tiene que ver con los siete mercados grandes criminales, dominados por bandas criminales.

Desde el Concejo hemos pedido que se reconozcan como estas estructuras criminales para poder ajustar la política de seguridad de la ciudad, no de cambiarla o decir que no se ha hecho bien, pero sí hay que dar un salo hacia adelante y reconocer esas dinámicas delincuenciales complejas y que tienen que ver con el consumo y venta de drogas de la ciudad.

¿Qué piensa sobre el proyecto de dividir las localidades?

Eso requiere una reforma del estatuto orgánico de Bogotá,   lo que significa un tramite en el Congreso, es decir que toda esta reforma significa una concertación con la ciudad y sus actores claves con el Gobierno, sin su apoyo no sería posible.

En términos de contenido parece ser razonable que la ciudad se divida en unidades político administrativas mas pequeñas, tenemos 136 UPZ más pequeñas, pero vale la pena en algunas zonas de la ciudad que son tan grandes, por ejemplo dividir Fontibón entre el viejo y la zona de ciudad salitre hasta la Carrera 50, o Kennedy de la Av ciudad de Cali hacia arriba y hacia abajo hacia patio bonito, pero eso requiere una reforma que no va a poder hacer el alcalde y que es competencia del congreso

¿Y la elección de alcaldes por voto popular?

El tema de elección de alcaldes locales es inconveniente porque no resuelve los problemas que se quieren responder, lo que hace es que la ciudad mantenga su unidad territorial, porque se garantiza un mayor equilibrio para combatir la pobreza, tratando de evitar que los recursos se queden en las localidades más ricas y eso se logra manteniendo la unidad territorial.

Si se eligen por elección popular significaría convertir a la ciudad en 20 ciudades diferentes, expidiendo normas en cada una de las localidades, esto tendría mas problemas que beneficios.

¿Qué hay que hacer con el POT?

La ley ordena modificaciones del POT y precisamente porque la ciudad es un ser vivo que cambiar. Si yo si soy alcalde, retiro todas las acciones legales que hay sobre le POT fallido de Petro y volveré a presentar al concejo de la ciudad un nuevo proyecto de modificación tratando de que este precedido de una proceso de concertación de la ciudad, para que cuando llegue con todas las previsiones y rigor técnico del caso al Concejo haya un consenso ciudadano y se apruebe más fácil.

¿Cómo podrá intervenir Bogotá en el caso de la firma de la paz en La Habana?

Esperemos que la reinserción de las estructuras armadas y de sus combatientes no impliquen un trasladado de ellos a ciudades como Bogotá, esperemos que el proceso permita   que esas estructuras se mantengan en las regiones y se articulen a la sociedad, eso evitaría que un numero significativo de combatientes llegasen a la ciudad.Eso también evita el riesgo de que se incremente los indicadores de inseguridad urbana como consecuencia de un proceso de paz, si hacemos una reinversión bien hecha, ese tipo de riesgos se minimizan, por eso desde el movimiento hemos insistido en que el país tieneque saber qué hacer al día siguiente de la firma del proceso de paz, cual es el tipo de posconflicto que se va a tener en 340 municipios.

¿Cómo está Bogotá en términos de educación?

Yo creo que Bogotá en términos generales en materia de equipamientos en salud y educación debería pensar en una infraestructura de menor escala, no pensar en megaloegios o grandes bibliotecas sino en unidades de infraestructura a escala de UPZ que estén articuladas en red.

Creo que en educación hay que poner énfasis en educación superior, en términos de educación media y básica tenemos buen desempeño, tenemos refrigerios comidas calientes, subsidios de transporte, nos sobran cupos en otros colegios, en educación básica y media estamos cumpliendo la tarea. ¿Qué nos falta? Calidad y por eso estamos tratando de hacer un esfuerzo, pero se muestra un serio problema, hay que hacer de Bogotá una ciudad realmente educada.

Hay que hacer una oferta masiva de educación superior, técnica y tecnológica. Eso no lo vamos a hacer con más sedes de la U. distrital sino una gran alianza publico privada para generar oferta de educación superior con el SENA y universidades para hacer una gran revolución educativa articulada con el mundo empresarial en Bogotá, para que cada titulo signifique un empleo.

¿Si queda como candidato, por qué la gente debe elegir a la Alianza Verde y a Sanguino?

A la Alianza porque confluyen liderazgos de lo mejor que le ha sucedido a la ciudad en los últimos años, los que gobernaron con Mockus, Lucho y Peñaolsa, los que acompañaron a Petro, buena parte de las conquistas de la ciudad tienen que ver con la historia de la alianza.

En mi caso particular, porque tengo una experiencia personal de conocimiento de la ciudad, voy a cumplir 8 años en el concejo y eso mas que una desventaja es una virtud porque el concejo es una especie de maestría permanente de la ciudad, permite conocer el aparato burocrático de esta Bogotá apara ver como se toman decisiones pero si no lo conoce no puede saber cuales son las decisiones que tiene que tomar.

Además,   soy una persona concertadora y la ciudad no aguanta más polarizaciones, la sociedad necesita conciliación y volver a creer en Bogotá en función de esos sueños colectivos de ciudad.

Lea también:

Video: Clara López dejó a Pacho Santos con la ‘boca estirada’

Uribe empezó a hacerle campaña a Francisco Santos para la Alcaldía

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo