San Valentín es más ‘play’, como para que no solo le ‘pague pieza’

Hay celebraciones que ya aseguran altos ingresos al comercio, como Amor y Amistad; pero, ¿en febrero funciona?

Por Mauricio Barrantes / Publimetro
Negocio de las flores

500 millones de flores están listas para alegrar a millones de parejas, principalmente de Estados Unidos.

Cuando se está enamorado poco importa si la excusa para hacerse cariñitos se agenda en febrero o en septiembre. El negocio de los besos, de los más tiernos a los más candentes, facturan altas cifras en restaurantes, bares, tiendas de regalo; y claro, hoteles y moteles. Y es que el popular ‘páguele pieza’ que tanto se implora cuando en pleno TransMilenio las parejas felices cuentan dinero delante de los pobres, es perfecto ponerlo en práctica los días destinados a contarle al mundo que el corazón late.

Es simple, así no sea tradición para Colombia que el 14 de febrero todos salgan a demostrar su amor y que sea obligatorio el ‘regalito’ para su esposa, novia, moza o levante, la gringada cada vez está cogiendo más fuerza en el país, y ya se ofrecen planes a los que hace unos años nadie les paraba bolas.

Jhon Rodríguez es comerciante y asegura que el comercio no se mueve por San Valentín. “Es una fecha muerta para muchos negocios de ventas y comercio porque la gente no está acostumbrada. Caso contrario a bares y restaurantes que sí han comenzado en los últimos años a ofrecer opciones que hace que cuando uno salga se encuentre con opciones temáticas relacionadas con ese día”.

Y es que estas fechas son difíciles para cientos de negocios, de allí que hasta se haya intentado vender sin mucho éxito el día de los amigos, en marzo. Pero, ¿cómo trasladar el espíritu del amor, presente de forma intensiva en redes sociales cuando más de uno publica que está bien con su “esposito”, o “esposita”, a que se transforme en compras, consumo y gastos?

El cine es un gran referente para los colombianos y con tanta influencia de los ‘huesos’ de Hollywood en las salas del país, al menos está en la cabeza de la mayoría que existe un día de San Valentín. Ahí al menos ya se vence el margen de error en encuestas, pero el trabajo es mucho más intenso para los que quieren convencer en sus vitrinas que en esta fecha también se consiente a la pareja.

Varios hoteles de Bogotá ofrecen planes románticos para esta noche y de seguro, con unos traguitos de más, no será problema entrar a algunas opciones que los moteles ofrecen para que pase su noche de amor con todos los juguetes.

Entonces, si uno hace cuentas, esta es una fecha menos popular, lo que la convierte, como si fuera por descarte, hasta en más exclusiva para los que quieren celebrar el amor en febrero. Porque en septiembre, así uno esté solo, aparece la excusa de los amigos para reunirse y ¡todo bien!, se pasa el día comercial sin problema.

Pero aquí el asunto no se soluciona con una simple tarjeta o algo de rapidez, como puede pasar en Amor y Amistad cuando las finanzas no andan muy bien, aquí hay que ponerle billete para tener el combo completo. ¿La razón? Si se va a montar en el bus de celebrar San Valentín, haga cuentas de restaurante, bar y un hotel o motel temático, para que comience su año con saldo en rojo pero con su corazón en las nubes.  

El negocio que sí se mueve

Como San Valentín sí importa en el resto del mundo, los floricultores colombianos tienen los días más intensos de trabajo por estos días. 500 millones de flores están listas para alegrar a millones de parejas, principalmente de Estados Unidos.

Y es que para despachar casi un millón y medio de cajas de flores salen 30 vuelos diarios desde Bogotá y Rionegro hacia Miami, una cifra que demuestra cómo se mueve por estas fechas esta parte de la economía colombiana.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo