El buen equipo que hacen Petro y Ordóñez por el San Juan de Dios

Bajo la consigna de defender la salud como un derecho y no como una mercancía, se reabrió el hospital en medio de paradojas políticas.

Por PUBLIMETRO

“Al lograr cumplir con la deuda social que aquí se produjo, la paz será posible, más que en La Habana” Gustavo Petro, alcalde de Bogotá.

Este miércoles 11 de febrero quedará como un día histórico para Bogotá. No es para menos, el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, en compañía del presidente Juan Manuel Santos oficializaron la apertura del Hospital San Juan de Dios. El burgomaestre dijo que el Distrito busca que el hospital se especialice en trasplante de órganos y descubrimiento científico, además indicar lo que comienza a funcionar desde ya.

“Vamos a implementar todas las acciones que permitan al máximo expandir los servicios de salud, comenzamos con este edificio para territorios saludables, pero esperamos abrir las 17 salas de cirugía y su central de urgencias, de tal manera que toda la ciudad pueda usarlo”, señaló Petro.

El presidente Santos, por su parte, dijo que era fundamental para Bogotá sacar adelante este hospital, para lo cual se contaría con el apoyo del Gobierno Nacional. La ocasión sirvió para que Petro elogiara al procurador Alejandro Ordóñez por su ayuda para reabrir este hospital.

“Paradojas de la vida que un alcalde de izquierda y un procurador de derecha que juntos nos pusimos en la tarea de abrir este hospital”, dijo Petro, mientras recordaba que la última vez que le dio la mano a Ordóñez fue cuando se comenzó con el plan de recuperación del hospital.

Quizás fue por eso que Petro se refirió otra vez a su conocida “política del amor”, en la que las diferencias ideológicas no deben pesar a la hora de trabajar por el bien general. El mandatario de los bogotanos remarcó en que este centro hospitalario es el corazón de Colombia, por su ubicación, y porque marca un paradigma de la división del sur y el norte, que se debe superar para dar opción preferencial a las necesidades de los más pobres.

Los servicios de urgencias se darán a través de un convenio con el Hospital Santa Clara en el edificio central, y se planea la construcción de nuevas edificaciones para el funcionamiento de consulta externa y de salud mental.

De igual manera, en la UPA San Juan de Dios ya se tienen contemplados los diseños arquitectónicos, de redes y de vulnerabilidad sísmica, para posteriormente contratar la obra y ofrecer los servicios fundamentalmente de promoción y prevención en salud.

Con la Universidad Nacional se acordó la elaboración de un convenio para el desarrollo de actividades académicas, docentes e investigativas en salud desde el Conjunto Hospitalario San Juan de Dios.

El Rector de la Universidad Nacional, Ignacio Mantilla, destacó hace unos días que para la universidad, la ciudad y el país, el hospital es un símbolo de suma importancia, por lo cual la institución está dispuesta a seguir cooperando con el Distrito para que su reapertura sea exitosa y la universidad siga participando en la formación de estudiantes.

Álvaro Cruz, gobernador de Cundinamarca, señaló que el dinero que se recibió desde el Distrito por el pago del hospital, se utilizarán para responder a los pagos salariales y pensionales de los trabajadores. De allí que entrarán en una fiducia para asegurar el cumplimiento de estas obligaciones.

Lea también:

“Era lo más lindo de este mundo”, padre de menor asesinado en La Vega

Encuentran a menor desmembrado en La Vega

Taxista agresivo fue desvinculado de la empresa

MÁS DE BOGOTÁ AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo