¿En dónde terminan los famosos N.N.?

Por PUBLIMETRO

En la madrugada del lunes, el Cuerpo oficial de Bomberos de Bogotá encontró un cadáver, dentro de una alcantarilla, a más de 30 metros de profundidad, en la Avenida de las Américas con carrera 50.

Las autoridades se dieron a la tarea de hacer el levantamiento del cuerpo que en este momento reposa en Medicina Legal, mientras se realiza la correspondiente autopsia y se esclarecen los motivos del crimen.

Como este personaje, diariamente se encuentran en la ciudad cadáveres que no son reclamados por familiares y conocidos.

En la mayoría de los casos, los cuerpos pertenecen a habitantes de la calle, que en su condición, no tienen familiares que los estén buscando y por tanto, los cadáveres no son reclamados.

En tales casos, los cuerpos se donan a las facultades de medicina de algunas universidades para que puedan estudiarse y hacerse la correspondiente autopsia.

En otras oportunidades, los cuerpos se encuentran en tal descomposición que se hacen imposibles de reconocer y son desechados sin posibilidad de reconocimiento. Esto ocurre con frecuencia con los cadáveres que son arrojados a humedales y duran mucho tiempo en estos lugares.

También hay historias felices

Aunque a veces se encuentran cuerpos que nunca son reclamados, los humedales también son protagonistas de grandes momentos como el de un perrito que fue rescatado por un patrullero de la policía de Suba.

Según narró el Noctámbulo, de CityTv, los aullidos del animal alertaron a las autoridades y uno de los uniformados se lanzó a las aguas negras para rescatar al can, que estaba amarrado de las patas.

A pesar de que el animal lo atacó en varias oportunidades, producto del susto, el Policía no desistió hasta rescatarlo.

Lea también:

Encuentran a menor desmembrado en La Vega

VIDEO: Policía rescató un perro que fue lanzado a un humedal

Así está el debate por caso de maltrato de un toro en Turbaco

MÁS BOGOTÁ AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo