El “retroceso peligroso” en las relaciones entre Colombia y Venezuela

El gobierno del vecino país advirtió problemas en el campo diplomático debido a la reacción de la Cancillería ante lo sucedido con el expresidente Andrés Pastrana.

Por PUBLIMETRO

“Lamentamos que la Cancillería colombiana avale posiciones contra la democracia venezolana”. Cancillería de Venezuela.

Cerca de un año (desde que el opositor Leopoldo López fue encarcelado), decenas de peticiones para que se manifestara, el hecho de que le negaran Andrés Pastrana visitar a López en prisión y que Nicolás Maduro llamara “vago” y “desestabilizador de la Patria” al mencionado expresidente, entre otras cosas, fueron necesarias para que el Gobierno de Juan Manuel Santos se manifestara sobre la crisis política que afronta Venezuela.

Y no lo hizo de cualquier manera: fue una comunicación oficial de la Cancillería en la que no solo se exige respeto al expresidente Pastrana sino que también se lee que Colombia espera “que Leopoldo López recupere su libertad lo antes posible·”.

El pronunciamiento no tardó en recibir respuesta y este martes Venezuela contestó vehementemente a lo dicho por la Cancillería colombiana, advirtiendo que el pedido de libertad de López y el llamado de atención por el trato a Pastrana implican un “retroceso peligroso” en las relaciones diplomáticas con Colombia.

Parece lejano el tiempo en el que el presidente Santos y el entonces presidente Hugo Chávez profesaban su amistad y ahora el gobierno de Maduro califica a la canciller Holguín (artífice de la señalada amistad) como “cómplice de estas acciones inamistosas”.

“Lamentamos que la Cancillería colombiana avale posiciones contra la democracia venezolana y el Gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro, lo que constituye un retroceso peligroso en las relaciones bilaterales”, se indicó en un comunicado de la cancillería venezolana.

Mientras que el presidente Nicolás Maduro dijo que “Lamento que el gobierno del presidente Santos, su cancillería, haya caído en la provocación (de los expresidentes) y haya emitido un comunicado verdaderamente lamentable”.

Distanciamiento
El cruce de comunicados dejó en evidencia el distanciamiento que en los últimos se ha manifestado entre los gobiernos de ambos países debido a la crisis por la que pasa Venezuela.

Santos se había mostrado prudente y había preferido guardar silencio ante lo que ocurría bajo el mandato de Maduro, por lo que diversos sectores no solo de la oposición en Venezuela, sino también en Colombia, le habían reclamado pronunciamientos frente a las presuntas violaciones de derechos humanos en el vecino país.

Esos pronunciamientos no se habían dado en aras de mantener intactas las relaciones diplomáticas que tanto trabajo costó restaurar, pero la negativa a Pastrana de visitar a López (por cierto, en compañía del expresidente chileno Sebastián Piñera y el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, aliados de Santos), pareció ser la gota que rebasó un vaso que venía llenándose desde hace poco más de un año.

El hecho pone de presente un distanciamiento entre los dos países y aunque no representa una eventual ruptura de las relaciones, el hecho de que el gobierno Maduro considere esto como una intervención para desestabilizarlo podría traer nuevos problemas diplomáticos.
Por ahora, la Cancillería se limitó a señalar que espera “que el exmandatario (Pastrana) pueda coordinar, con las autoridades venezolanas correspondientes, una visita a Leopoldo López”.

Lea también:

La pelea entre Santos y el procurador por la policía rural

La ‘varada’ del avión del presidente Santos en Francia

Cámara no valida posesión de representante afro (que no es afro)

MÁS COLOMBIA AQUÍ

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo