FOTOS: Calles 45, 53, 57 y 63 sufren los cráteres de La Caracas

Los trayectos de los usuarios de TransMilenio de la Troncal Caracas se han hecho eternos debido al evidente descuido de la malla vial en este sector. Carros particulares y articulados tienen que hacer maniobras de toda clase para evitar los enormes huecos.

Por ÁNGELA PÉREZ-PUBLIMETRO
Dato
294

Puntos críticos han sido identificados sobre la troncal de la Caracas que requieren reparación, aseguró el IDU.

“Los recursos son insuficientes, por eso hemos tenido que programar solo los puntos más importantes y de mayor problema”, Luis Ernesto Bernal, Subdirector técnico de mantenimiento del subsistema de Transporte del IDU.

Si antes un usuario de TransMilenio tardaba aproximadamente una hora y media en llegar a su casa un día normal de hora pico, ahora puede estar demorándose entre dos y tres horas debido a los enormes levantamientos de las losas en la Troncal Caracas del sistema de transporte masivo.

Los conductores de los vehículos también están sufriendo con este problema pues los tiempos de viaje se han duplicado, además de las maniobras que tienen que realizar a diario para sortear los cráteres de la vía. En algunos casos, deben pasarse al carril de los vehículos particulares, lo que genera no solo incomodidades sino también trancones y hasta accidentes.

La problemática se ha agudizado en los últimos hasta tal punto que lugares críticos como la calle 53, 57, 45 y 63 no dan abasto y las congestiones se dan a cualquier hora del día. Además, los carros y buses tienen averías por las que nadie les va a responder.

¿La solución para cuándo?

En este sentido, el Instituto de Desarrollo Urbano, IDU, manifestó que las obras ya están en proceso gracias a dos contratos que se firmaron el año pasado, en octubre, y que ya se pusieron en marcha. Estos dos proyectos corresponden a la reparación de las losas en la calle 72 hasta Comuneros, y de Comuneros hasta la Autopista Sur y tienen una inversión de 2700 y 3136 millones de pesos respectivamente.

Sin embargo, según Luis Ernesto Bernal, subdirector técnico de mantenimiento del subsistema de Transporte del IDU, estos recursos no son suficientes para todo la inversión que se ha hecho en la malla vial de este sector de la ciudad. “En los estudios se pudieron identificar 294 puntos críticos que están afectando seriamente la movilidad y se necesitan al menos 5000 millones de pesos más para poder hacer la inversión completa en las vías”.

La plata va para los puntos críticos

De acuerdo con el funcionario del IDU, el dinero invertido en los dos contratos que están en marcha solo sirve para intervenir algunos puntos críticos. En este momento, las fallas de la Hortúa, Antonio Nariño y Calle 31 ya fueron reparadas, pero el total de la malla vial de la troncal todavía no cuenta con recursos.

Bernal aseguró que ya se están estudiando otros contratos con la Secretaría de Movilidad para poder intervenir otros puntos. “Los permisos los podríamos obtener en unos 15 días, mientras que la ejecución de las obras tardaría unos nueve meses”, advirtió Bernal.

La escasez de recursos para intervenir completamente la malla vial de la troncal es el principal problema al que se enfrenta el IDU en este caso, lo que hace que las obras tarden más en realizarse. “Algunos de los dineros que presupuestó la Secretaría de Hacienda para este año incluyen la reparación de esta zona, tenemos que esperar a ver cuánto es y si nos sirve para intervenir más puntos críticos”, concluyó Bernal.

Lea también:

Advierten pobre ejecución en recursos de Alcaldía de Bogotá

¡Atención! Cierres en la Autopista Norte por obras de TM

¿Se perdió la guerra? Intervención en Zona G sería un hecho

MÁS BOGOTÁ AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo