Cerros orientales exigen con urgencia más amigos de la montaña

La Alcaldía de Usaquén selló 33 obras sin licencia de construcción; pero, ¿qué pasa con las grandes constructoras en casos como Cerro Verde?

Por Mauricio Barrantes / Publimetro

es preocupante que en la actualidad algunas de estas importantes áreas bosques, estén amenazados de serios procesos de fragmentación que deterioran el funcionamiento ecológico” Patricia Bejarano, gerente de planificación y uso del suelo de Conservación Internacional Colombia

Hay preocupación entre los defensores de los cerros por el movimiento constante de vehículos y obreros en el proyecto Cerro Verde. Y es que aunque este es el caso más nombrado por estos días, lo cierto es que la situación ha despertado la solidaridad de ciudadanos, que exigen mayor acción de las autoridades para que pasen del discurso político de las promesas, a medidas preventivas; aún más, si estas comprometen a poderosos grupos económicos.

En el caso de Cerro Verde, los defensores de los cerros solicitaron al alcalde local de Chapinero, Mauricio Jaramillo que cumpla sus funciones para evitar cualquier tipo de construcción cuando el suelo no se encuentra habilitado para ello. De allí que sea válida la exigencia de acompañamiento, orientación jurídica y la observación en los proyectos, para evitar cualquier daño ambiental.

La asociación Amigos de la Montaña, firmantes de la carta, no han recibido aún respuesta de Jaramillo. La Alcaldía de Chapinero aseguró que está en trámite una respuesta sujeta a la posición oficial que corresponde a la Secretaría General.

Por su parte, la constructora del proyecto aseguró a este medio que ellos han sido y serán respetuosos de los procesos que quieran surtir las entidades locales y distritales, quienes han hecho públicas las acciones y revisiones que adelantarán. “Gracias al reconocimiento de los derechos por el fallo del Consejo de Estado de 2013, hoy se puede retomar el desarrollo de Cerro Verde”, insiste Juan Pablo Estrada, abogado y vocero de Cerro Verde.

PUBLIMETRO conoció un estudio de Patricia Bejarano, gerente de planificación y uso del suelo de Conservación Internacional Colombia, en el que se ahonda en las consecuencias ambientales que tendría el hacer algún tipo de construcción en esta zona. En ese sentido vale la pena recordar que los cerros orientales fueron declarados como Reserva Forestal Protectora desde 1976 y por lo que Bejarano hace la siguiente advertencia:

“Es preocupante que en la actualidad algunas de estas importantes áreas bosques, estén amenazados de serios procesos de fragmentación que deterioran el funcionamiento ecológico (…) debido a la propuesta de construcción sin ningún tipo de planeación urbana en áreas de interés común que aportan importantes beneficios para la calidad de vida de los ciudadanos de Bogotá”.

Al indagar por las pruebas con las que cuenta la constructora acerca de que sí se ejecutaron las licencias y que no se vencieron, Estrada asegura que “existen pruebas fehacientes de la ejecución de las obras de urbanismo y del inicio de las de construcción, en los tiempos adecuados, documentos públicos y actos administrativos que además están en poder de Planeación Distrital”

Más allá del caso de Cerro Verde, es importante analizar todas las construcciones que puedan afectar el pulmón verde de Bogotá y ver si acciones como la que realizó Julieta Naranjo Luján, alcaldesa de Usaquén, de sellar 33 obras sin licencia de construcción, deben repetirse con las otras cuatro alcaldías locales (Chapinero, Santa fe, Usme y San Cristobal) o solo se trata de humo político para demostrar que sí hay acciones, pero que a la hora de enfrentarse a grandes constructoras no tienen mayor incidencia.

Lea también:

Conductores de TransMilenio denuncian abusos laborales

A estos ladrones les gusta la gasolina y también la ‘platica’

Sí hay solución para la Zona G y está en la concertación

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo