Top de mentiras que se usan para retirar cesantías

Aunque las cesantías están destinadas, por ley, a educación y vivienda, muchas personas usan falsos argumentos para poder retirarlas y usarlas en otros fines.

Por ÁNGELA PÉREZ-PUBLIMETRO
Las cesantías son un gran aliado del ahorro y, por tanto, del trabajador que ve rentar este dinero. Pero también le permite contar con una protección en momentos de dificultad laboral”, Presidente de Asofondos, Santiago Montenegro Trujillo.

Las cesantías son una forma de ahorro que tiene cada uno de los empleados de este país, que le sirve para, eventualmente, hacer reformas o compras de vivienda, o para el estudio de hijos y beneficiarios.

Sin embargo, muchos colombianos quieren utilizar este ahorro para salir de deudas, como plata de bolsillo o simplemente para la realización de fiestas y eventos especiales.

El problema de querer usar estos dineros y no poder hacerlo está escrito en la ley, que 50 de 1190, que atribuye un carácter especial a las cesantías y las destina única y exclusivamente para la vivienda y educación, lo que hace que el dinero no sea tan fácil de retirar.

Pero son muchos los colombianos que se las ingenian con creativas mentiras para poder retirar este ahorro y destinarlo a otros fines. Por ejemplo, según determina la ley, usted puede usar las cesantíaspara hacer remodelaciones en la casa. Santiago Montenegro, presidente de Asofondos, asegura que las personas se acercan con cotizaciones hechas en ferreterías de barrio para sostener una supuesta remodelación, que no pasa de un cambio de puertas o algo muy sencillo.

Por otra parte, uno de los apartes de la ley, asegura que se pueden retirar las cesantías para pagar algún impuesto de vivienda. Expertos afirman que esto es contraproducente, porque una persona se puede acercar con su recibo de renta y pedir que le entreguen el ahorro, aún si no completa el total del dinero consignado.

Según el portal Finanzas Personales: “Otros presentan documentos autenticados (en notaría y legalmente) para que les desembolsen el dinero y no faltan los que llevan las facturas   de casa con el sello de “PAGADO” argumentando que necesitan recuperar cuanto antes la inversión que hicieron en la vivienda”.

Aunque lo ideal es mantenerlas ahorradas, Augusto Posada aseguró que las cesantías deberían ser tomadas a libertad del ahorrador. “Las cesantías no deberían tener limitantes, quien quiera retirarlas se las puede llevar porque no existen todos los controles posibles para poder vigilarlos a todos. Si alguien quiere comprar una moto que lo diga y le damos la plata”, aseguró Posada.

Las cesantías, en cifras

De acuerdo con cifras de la Asociación Colombiana de Fondos de Pensiones y Cesantías (Asofondos), del total de $3,46 billones de los retiros de cesantías durante el año anterior, 9,1% fue para estudios para el afiliado o para un miembro de su familia, es decir, $315.742 millones, esto representa una variación de 10,3% frente al año anterior cuando la cifra utilizada para estudios fue de $286.000 millones (9%), convirtiéndose en la segunda variación más alta frente al año anterior. Esto demuestra que los trabajadores colombianos son cada vez más conscientes de la importancia de la educación superior.

Del total de dinero retirado en 2014, 35,4% se utilizó para protección en momentos de desempleo, precisamente, el propósito que inspiró la creación de este instrumento hace más de 20 años. Este porcentaje representa $1,2 billones los cuales, en su mayoría, han beneficiado a trabajadores de bajos ingresos.

Según Asofondos, el segundo uso de las cesantías se fue a construcción o mejoramiento de vivienda con 25,9% y un monto por $898.425 millones, seguido por compra de vivienda con 21,6% para un total de $746.759 millones.

Lea también:

Los beneficios que le debe pedir a su empresa según su edad

Cinco lecciones financieras para el primer trabajo

¿Quiere ahorrar? Nueva tarjeta para hacerlo

MÁS COLOMBIA AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo