Tras 95 días, paro judicial llega a su fin

Asonal suspendió el cese de actividades que le costó al país, al menos, 100.000 millones de pesos.

Por PUBLIMETRO
El dato
Las mesas

En las mesas entre Judicatura, Asonal y el Gobierno, se discutirían temas como el presupuesto de la Rama, la carga laboral de los jueces que va en el orden de mil procesos por despacho, los salarios y las dificultades de acceso a la justicia.

La cifra
24.000

audiencias dejaron de realizarse durante los 95 días que duró el paro judicial, lo que le costó al país, al menos 100.000 millones de pesos.

“Se levanta el paro”, sentenció este martes en la tarde el presidente del Consejo Superior de la Judicatura, Ovidio Claros.

Con esa frase, el magistrado confirmó la suspensión del paro judicial que los trabajadores de la Rama mantenían desde hace más de tres meses y que puso en jaque el sistema acusatorio colombiano.

“Hemos conversado sobre la crisis de la justicia y hemos llegado a un acuerdo para establecer unas mesas para dialogar sobre esto. Estará sentado Asonal e invitaremos al Gobierno Nacional para ver cómo superar esta crisis”, señaló Claros a los medios de comunicación, al dejar claro que el cese de actividades no solo no continuará, sino que la Judicatura no admitirá más paros del mismo tipo.

Sin embargo, el vocero de Asonal Judicial, Fredy Machado, quien lideró la protesta de los trabajadores, aclaró que se trata de una suspensión.

“Es como un respiro”, dijo al indicar que dicha suspensión se mantendrá hasta febrero, cuando, en asamblea con los trabajadores, se decidirá si se regresa a un cese de actividades.

“Los judiciales hemos querido levantar el paro, en una especie de receso hasta febrero, para darle la oportunidad al Gobierno ahora que va a haber tranquilidad, podamos sentarnos en la mesa de negociación y verificar esta crisis de la justicia que hay, que le corresponde a todo el país resolverlas”, señaló Machado.

Mientras se toma esa decisión es que se realizarán las señaladas mesas de trabajo, en las que se discutirán las peticiones de los trabajadores de la Rama, quienes reclaman mejores y más equitativas condiciones de trabajo.

Machado agregó que fue necesario que el magistrado Claros sirviera de garante, para que Asonal tomara la decisión de aceptar las mesas que irían hasta finalizar enero.
“Pensamos que es un tiempo prudente, porque así lo han dicho las bases, porque la ley permite la negociación colectiva pero no prevé un garante para casos como este en donde ninguno cede. Por eso este paro duró tanto, porque el Gobierno es juez y parte”, señaló Machado.

A la normalidad
Así las cosas, desde este miércoles a primera hora, los despachos judiciales de todo el país deberán retornar a sus labores con normalidad.

Ya desde el martes, los principales juzgados del país habían trabajado sin inconvenientes, sobre todo, debido a la custodia que la Policía hizo desde horas de la mañana para evitar los bloqueos y la advertencia de la Fiscalía de que serían procesados penalmente quienes no permitieran las labores a los jueces que deseaban trabajar.

“El paro queda suspendido y esta mesa buscará la paz laboral, porque no renunciamos a la nivelación salarial. Las reuniones que hemos hecho y las votaciones que se hicieron dicen que si en febrero no hay ninguna solución, es posible que se plantee a las bases volver otra vez al paro”, concluyó Machado.

Lea también:

“Si atacan, responderemos”: Timochenko pone en duda la tregua

Indignación por concurso de belleza Miss Tanguita Infantil

VIDEO: la invitación de Mockus a Iván Cepeda y Álvaro Uribe

MÁS COLOMBIA AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo