¿Qué se esconde detrás del abuso de 4 menores en Ciudad Bolívar?

Por PUBLIMETRO

La tragedia que le cambió la vida a cuatro menores de 17 meses y 11,12 y 13 años contiene más misterios que todavía no se han podido dilucidar. Alrededor del caso hay rumores de sectas satánicas, fanatismo religioso y cambios constantes en las versiones de los implicados.

Precisamente hace unos días, Andrés Pedraza, padre de los pequeños, cambió radicalmente sus declaraciones y aseguró que habría mentido en el primer relato por temor a ser amenazado por Luis Eduardo López, propietario de la casa donde vivían los pequeños abusados.

En sus declaraciones, Pedraza afirmó que “Lo de la secta es mentira. Nunca he tomado sangre humana ni he matado animales. Dijimos que estábamos en una secta porque él (dueño de la casa) empezó a decirnos que Dios se lo había dicho, que todos éramos satánicos”.

Según su versión, Luis López entró a la habitación de él y su pareja, Luisa Fernanda Vásquez y empezó a acusarlos de haber violado a los pequeños, hermanos e hija de Vásquez. Además de gritarles todo tipo de improperios, dice Pedraza, el agresor tomó una tabla y le propinó una fuerte golpiza a la mujer, que tenía 38 semanas de embarazo, lo que la llevó a estar internada en el hospital por varios días.

Ante el claro reporte de Medicina Legal, que dictaminó un abuso sexual y agresión física a los niños, Pedraza afirmó que desconocía lo que sucedía en la casa porque el siempre estaba en el trabajo con el propietario de la casa y que, en ocasiones, los niños se quedaban en el colchón de Luis López.

Finalmente, dijo que tanto él como su esposa, hablaron en el hospital y decidieron seguir con la historia de la secta satánica para evitar que Luis los agrediera y, según él, Dios le había dicho eso a López y que además, debían pedir perdón a Dios por ello.

La primera versión dada por Pedraza

Luego de que fuera arrestado, Pedraza dio una versión diferente de lo que estaba ocurriendo en la casa ubicada en calle 62 sur con carrera 17 del barrio Meissen. Relató que abusó de los menores en repetidas ocasiones forzado por Luis López que los obligaba a hacer parte de ritos satánicos.

Aseguró además que había dos profesores de un colegio que también estarían vinculados en los presuntos ritos que realizaban tanto el dueño de la casa como Andrés Pedraza y su esposa.

Pedraza dijo que el dueño de la casa los había encontrado a él y su pareja abusando de los menores y que por esta razón los había acusado en las autoridades, pero que estos abusos eran forzados y que si no lo hacían los habrían matado.

Por ahora, la Fiscalía aseguró que Andrés Pedraza y   Luisa Fernanda Vásquez tendrán que comparecer ante la Fiscalía para esclarecer lo ocurrido en la casa que hoy permanece vacía y destrozada por el linchamiento de los vecinos.

Los menores se encuentran en manos de Bienestar Familiar y los reportes afirman que las cosas han mejorado sustancialmente y su estado anímico ha cambiado pese a los vejámenes a los que fueron sometidos, al parecer, por varios meses.

Lea también:

 
 
 
 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo