Mire al cielo y deléitese con la lluvia de meteoros

Por Colprensa

Luego de estar en vilo ayer por la primera experiencia espacial de Medellín llega otra ocasión para mirar al cielo: la lluvia de meteoros de las Gemínidas.

Algunas veces se ven 120, otras 10, pero en la de este fin de semana podrían verse alrededor de 60.

La cantidad no es despreciable y permite que siga considerándose la mejor de todas las lluvias. Es que el último cuarto de Luna iluminará el telón celeste y eso podría afectar en algo la observación.

Desde hoy al anochecer, la madrugada y noche del sábado, y el amanecer del domingo se presentará el pico máximo de los meteoros provenientes del asteroide Phaeton 3200 y que parecen brotar de la constelación Géminis.

Como la Luna aparece después e la medianoche, desde las 9 o 10 de la noche hoy y mañana será ideal para mirar.

Los meteoros de esta lluvia entran a la atmósfera a una velocidad moderada de solo 35 kilómetros por segundo, menos que otras, pero a menudo son más brillantes. Un informe en Universe Today recuerda que se han registrado de color azul, verde, amarillo y blanco. Gemínidas coloridas.

El 99% de las lluvias de meteoros están asociadas a cometas: a su paso por el Sol dejan material. Cuando la Tierra cruza ese camino, caen. No son, por lo general, más que pequeños granos de polvo que dejan la estela en el cielo al consumirse en la atmósfera.

Esta lluvia es provocada por el asteroide Phaeton 3200, roca de 5,1 kilómetros de longitud que se acerca al Sol cada 1,4 años. Calmado por lo general, en ocasiones muestra destellos de actividad cuando, se cree, el intenso calor solar fractura su superficie o la calienta, se seca y origina polvo que va regando.

Algunos consideran que es un cometa aún activo.

Para observar la lluvia de meteoros no se requiere nada, salvo resguardarse del frío, observar en un lugar oscuro a campo abierto y, de ser posible, recostarse en el suelo sobre alguna manta para tener mejor visión del cielo.

Por lo general las mejores horas para disfrutar son antes del amanecer, pero dada la Luna antes será una buena opción aunque se puede disfrutar todo el tiempo y, de paso, observar meteoros asociados a otras constelaciones. Alas 2 de la mañana se tiene el pico máximo.

Bob King, de Universe Today, dice que siempre coloca su cara mirando al oriente.

La lluvia se puede ver en cualquier sitio con cielos despejados, no es privilegio de una región.

Al mirar después de las 9, cuando ya está la constelación Géminis en el cielo, abre la posibilidad de observar los escasos pero inolvidables meteoros que se mueven horizontalmente con lentitud durando más que los otros, explica Bruce McClure en Earth Sky .

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo