Chespirito también fue ‘rolo’

El corazón del Chapulín en la Torre Colpatria reflejó lo que los capitalinos de todas las generaciones sentimos: ‘don Roberto’ hizo parte de la familia.

Por Mauricio Barrantes / Publimetro

No importa el personaje favorito. Quizás sus abuelos hayan preferido el Chavo, sus papás al Doctor Chapatín, usted al Chompiras y sus hijos al Chapulín. Lo cierto es que la partida de Roberto Gómez Bolaños nos llena de nostalgia a todos. Nostalgia por los recuerdos del tiempo compartido frente al televisor, de las risas incontrolables y de la admiración profunda a un genio que hizo universal su vecindad.

Al ver los programas del eterno ‘Ch’, se puede entender que Roberto Gómez Bolaños tenía espíritu de bogotano. ¿Cómo no?, si cuando en la calle una persona se enfrenta a la inseguridad o a alguna injusticia, solo resta esperar ¿quién podrá defendernos?, o si le ha pasado que, por intentar subirse a TransMilenio, termina por empujar “sin querer queriendo” a otro usuario, la mejor frase para evitar una discusión sería decir “bueno pero no se enoje”.

Allá por el año 1982, una máquina del Cuerpo Oficial de Bomberos llevaba al elenco del Show del Chavo por las calles de Bogotá. ‘Don Roberto’, al frente, representaba con sus personajes al antihéroe que llevamos todos los que queremos que esta ciudad sea cada día un lugar mejor para vivir.

Y es que el buen ‘rolo’ reacciona con humor frente a las problemáticas que lo aquejan. Aquí, aunque un grupo de primos nos robaron un montón de plata para construir una avenida, un par de hermanos están hoy en la cárcel por el mismo ‘carrusel’ y a veces ni los huecos, ni el clima, ni los trancones nos hace pensar en que estamos más felices que el Chavo en Acapulco, aún así disfrutamos de la Ciclovía, salimos a trabajar bien tempranito e inundamos la Plaza de Bolívar para ver el arbolito en diciembre.

¿Por qué? En el fondo todos comparten el mismo espíritu del Chavo; y aunque no se duerma en un barril, se sabe que de vez en cuando se puede sacar lo más inocente y humilde del corazón y darle la torta de jamón al que más lo necesita.

Comienza Navidad y Chespirito se ha ido. Pero así suene a cliché, más que nunca es cierto que todo su legado se queda en la mente de ‘rolos’ y externos y que esta época que comienza se vive, como enseñó una vez ese genio, estando acompañados por los cercanos y los lejanos, con los que tienen y los que no.

 

Lea también:

Así vieron los bogotanos la torre Colpatria en honor al eterno ‘Chapulín’

Un abrazo selló el encuentro entre Florinda Meza y Carlos Villagrán en misa de Chespirito

VIDEO: “Kiko” llegó a la misa de cuerpo presente de “Chespirito

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo