Tortura, abuso y muerte; la historia de la familia Rugeles

Recientes detalles de la muerte del menor John Sebastián Rugeles, a manos de su hermano y su madre ha causado indignación en la ciudad. Detrás de su fallecimiento, se entrelaza una impactante historia de maltrato.

Por ÁNGELA PÉREZ-PUBLIMETRO
El día
31

De agosto es el día en que se denunció la desaparición del menor John Sebastián Rugeles, de siete años.

A John Sebastián Rugeles, de siete años, la vida lo golpeó desde muy pequeño, tanto así, que a tan corta edad y víctima de constantes maltratos, dejó este mundo de una de las formas más dolorosas que podía hacerlo: a manos de su madre y su hermano mayor.

El pasado 31 de agosto, John Sebastián Rugeles estaba a un día de reunirse con su padre para poder viajar a Santander y empezar una nueva vida. El menor esperaba que su papá Orlando Rugeles, lo recogiera, sin embargo, ese día nunca llegó.

En la mañana, su madre le aseguró que iría a jugar futbol con su hermano mayor, Wilmar Orlando Rugeles, con una pelota que él mismo le regaló el día anterior, engañado por su progenitora, María Eugenia García, quien no tenía voz y tenía problemas cerebrales a causa de un derrame que tuvo años anteriores, Sebastián la acompañó a un barranco, ubicado en la localidad de Ciudad Bolívar.

Cuando el pequeño llegó al lugar, Wilmar y uno de sus amigos lo pusieron a jugar con la pelota, pero cuando entró en confianza, su hermano lo golpeó y lo asfixió con un cordón. Luego, huyeron del lugar dejando el cadáver del pequeño.

Hacia las 5 p.m., la madre reportó la desaparición del menor y al día siguiente, el mismo hermano llegó al lugar donde había abandonado el cadáver y, con llantos y gritos, lo llevó en sus brazos pidiendo justicia.

El motivo del asesinato

Tras días de investigación, las autoridades lograron poner en la escena del crimen a la mamá de Sebastián, quien, luego de ser capturada, aceptó los cargos de asesinato.

Entre tanto, la Policía le seguía la pista a otro de los asesinos, pues afirmaban que la mujer estaba encubriendo a otro de los victimarios.   El viernes 24 de octubre, las autoridades capturaron a Wilmar, el hermano de Sebastián por ser el autor material del asesinato.

Al parecer,   Sebastián había sido testigo, en varias ocasiones, de los constantes abusos físicos que cometía Wilar contra su hermana, dos años menor que él y le había contado todo a su padre.

Furioso con la noticia y con temor de que el padre denunciara ante las autoridades los abusos, el joven obligó a la mamá a llevar a Sebastián al potrero donde acabó con su vida. Al parecer, constantemente Sebastián era maltratado física y emocionalmente por su hermano.

Investigación inconclusa

En este momento, María Eugenia García se encuentra recluida en la cárcel el Buen Pastor y Wilmar en La Modelo y están siendo procesados por homicidio agravado. Sin embargo, las investigaciones han quedado inconclusas luego de la muerte inesperada del papá de Sebastián.

Según narran los testigos, Orlando pasaba las noches bebiendo en las afueras y en la tumba de su hijo, con síntomas de una fuerte depresión. Un día, saliendo del cementerio, se lanzó al primer carro que pasó por la calle.

Orlando estuvo en cuidados intensivos durante tres días pero, debido a las graves heridas falleció. Su muerte no solo generó un gran dolor para la familiar Rugeles, lo que queda de ella, sino que también dejó inconclusa parte de la investigación, al no tener el testigo más importante.

Por ahora, la única miembro de la familia Rugeles García se encuentra en un hogar de paso de Bienestar Familiar.

Lea también:

Policía habría disparado contra un joven en el sur de Bogotá

¿Nuevo descache de Petro en Twitter?

Desde el lunes invadir el carril preferencial de la Séptima le costará $308.800 de multa

MÁS BOGOTÁ AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo