Con música y rosas, estudiantes despidieron a María Camila Velandia

Por COLPRENSA

Una guitarra y varias rosas blancas acompañaron este sábado a los estudiantes del English School, quienes llegaron a la Funeraria La Candelaria en Bogotá para darle el último adiós a María Camila Velandia, la joven que murió el pasado jueves en el accidente del río Amazonas.

Parecía como si el cielo estuviera de luto, pues una hora después de que terminara la misa y el ataúd de la joven de 17 años de edad saliera por la puerta principal para ser conducido al cementerio, empezaron a caer las primeras gotas de lluvia.

Familiares, amigos, padres de familia y directivas del colegio se hicieron presentes para brindarle a los allegados de la niña el apoyo necesario para sobrellevar una situación tan difícil como la enfrentar la pérdida de un ser querido.

Hugo López, uno de los padres de familia que asistieron a la ceremonia, aseguró que jamás se está listo para enfrentar la pérdida de un hijo y por lo mismo mostró su solidaridad con los padres de la menor fallecida.

“Es muy difícil enfrentar esta situación, la responsabilidad de todo la tiene el colegio y la empresa Bluefields, cómo es posible que no contraten personas nativas que obviamente saben más que uno de la situación”, resaltó.

Tanto para este padre de familia como para la comunidad estudiantil es increíble lo que pasó, “jamás me imaginé que esto podría llegar a suceder, uno manda a sus hijos confiado de que están bien y mire”.

Hugo López aseguró que nunca volverá a mandar a sus hijos a este tipo de excursiones, “ya tuve una discusión con mi hija, el viaje de ellos es en marzo y van a La Guajira, pero mi hija no va. Después de esta tragedia no confío en este tipo de empresas que no prevén estas situaciones”.

LOS SUEÑO DE MARÍA CAMILA

María Camila Velandia estaba a menos de un mes de graduarse del English School y sus compañeros de aventura la recuerdan como una niña muy aplicada, sus calificaciones eran las mejores y era una apasionada por el arte.

Varios de ellos afirman que era muy soñadora, quería hacer grandes cambios en el mundo y que algo que van a extrañar a parte de su presencia será la sonrisa de esta joven. Cada día en el colegio era una nueva experiencia, pues María Camila siempre tenía un apunte que hacer o algo que aportar a la conversación.

Los estudiantes recuerdan que era muy querida, hablaba con todo el mundo y su sonrisa cautivaba a más de uno. Tenía muchos amigos y, además, le encantaba viajar, por lo mismo estaba tan feliz de compartir una nueva experiencia con sus compañeros en ese viaje al Amazonas.

Días antes venía comentando con sus compañeros los miles de planes que tenían que hacer, la ropa que iban a llevar y las ansias que tenía por emprender una nueva aventura con esos amigos con los que estudió cerca de 13 años, pero que ahora los dejó por emprender un viaje hacia el cielo desde donde ellos, sus amigos, están seguros llegó a iluminar y a alegrar con su sonrisa.

María Camila fue enterrada en el cementerio Jardines del Recuerdo, al norte de Bogotá, pero en la memoria de sus compañeros siempre quedará esta joven alegre, llena de vida y con muchos sueños por cumplir.

Lea también:

Centro Democrático pide protección internarcional para Álvaro Uribe

‘Sudaron la camiseta’ en partido por la lucha contra el cáncer de seno

Andrómeda y hacker fue una alianza con fines políticos: Fiscalía

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo