En paro, la ausencia fue la protagonista

Incertidumbre. La huelga agraria convocada para el inicio de esta semana estuvo marcada por la poca participación

Por PUBLIMETRO

Una jornada de paro que muchos temían iba a ser violenta se caracterizó por la confusión y la ausencia.
Las autoridades, en diferentes departamentos de Colombia, esperaban la segunda parte de las fuertes protestas que enlutaron el sector agrícola en febrero. Pero, en cambio, las movilizaciones en todo el país fueron ordenadas e incluso canceladas. Muchos no salieron a protestar porque prefirieron recoger sus productos debido a la época de cosecha –fue el caso de los cafeteros en  el Cauca–, muchos otros asistieron a las convocatorias, pero al final del día sectores que apoyaban a los campesinos decidieron concluir la protesta y regresar a sus labores.

Huila y Santander sí vivieron manifestaciones y bloqueos de vías, pero no hubo incidentes, según las respectivas gobernaciones. El centro del país sufrió una disminución del tráfico de más del 90% en vías principales.

En la capital del país, el Gobierno se quedó esperando a los representantes de Dignidades Campesinas, que llegaron tarde a la cita pactada a las 8:00 a.m. Según el líder papero César Pachón, que llegó al Ministerio de Agricultura a las 2:00 p.m., “el Gobierno nos citó a las 8:00, pero nos puso los tiquetes para las 10:00 a.m.”. Debido al retraso, el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, decidió atender a Pachón y al resto de la delegación hoy en la mañana.

Tras horas reunidos con los viceministros de Agricultura y Desarrollo Rural, Hernán Román y Aníbal Fernández,  los campesinos no lograron pactos sobre el cumplimiento de los acuerdos y las medidas en beneficio del agro. Pachón aseguró que “el paro es indefinido” hasta que “se llegue a unas reivindicaciones palpables para el campo”.  

El Gobierno sigue insistiendo en que no hay razones para el paro y señaló que hasta el momento, y desde hace un año, se han venido adoptando decisiones racionadas en favor del agro.

En ese sentido, el jefe de la cartera económica manifestó que el destinar el 4×1000 al agro y la refinanciación de créditos hacen parte de las medidas que se han tomado para cumplirles a los campesinos.

Por su parte, Piedad Córdoba llamó a los campesinos a agotar las instancias de acuerdo antes de continuar el paro. Pero recordó que el sector está en crisis y puso como ejemplo que “en las fincas un litro de leche vale 700 pesos, en tiendas de Bogotá vale 2000, un bulto de abono vale más que un bulto de papa y ni hablar de los fungicidas. El arroz se importa y quienes lo cultivan tienen que, prácticamente, regalar sus cosechas”, expresó Córdoba en una carta enviada a los líderes de la manifestación campesina.

Llamado

“Sin desconocer las dificultades los invitamos, de la manera más humilde y respetuosa, a aprovechar la mesa única de interlocución que se abrió para dar solución al pliego unificado que plantea la cumbre agraria”. Piedad Córdoba, excongresista.

Frase
“El paro es indefinido hasta que se llegue a unas reivindicaciones palpables para el campo”
César Pachón, líder papero y representante de las Dignidades Campesinas.

Presupuesto
5,2
Billones de pesos es el monto que el Gobierno asegura haber destinado este año para subsidiar el sector agrícola. Por tal razón, el Gobierno asegura que sí está cumpliendo y que el paro no tiene razón.

MÁS INFORMACIÓN DE COLOMBIA AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo