En Bogotá habrá una escuela para grafiteros

Cultura. Regular esta práctica artística no parece fácil, los acuerdos van a empezar a gestarse. El color es bienvenido en las paredes capitalinas

Por PUBLIMETRO

Bogotá es la ciudad más colorida –hablando de grafitis– del país y estas muestras artísticas son, ahora más que nunca, bienvenidas. Lo que la Secretaría de Cultura espera es llegar a acuerdos en los que los jóvenes grafiteros y las autoridades policiales se sientan a gusto, y que la ciudad tenga paredes destinadas a que se practique un grafiti abierto, libre y responsable.

“El espacio público es hoy, más que nunca, un escenario para la democracia”, aseguró Clarisa Ruiz, secretaria de Cultura, al presentar la Escuela de Multiplicadores de Cultura para la Vida, en la que no solo participarán grafiteros, sino también funcionarios y la Policía.

No buscan que todos sean amigos, pero por lo menos que sí puedan desenvolverse en la ciudad armónicamente. La escuela, en la Universidad Nacional, tendrá 150 estudiantes que recibirán cinco talleres teórico-prácticos (20 horas de clase) donde aprenderán de pedagogía ciudadana y democrática. Los planes del Distrito es que durante ese proceso puedan, entre otros aspectos, aprender de respeto a los bienes patrimoniales y culturales de la ciudad. Las clases empiezan el 10 de marzo próximo.

“Los muros son las nuevas ágoras, la ciudadanía habla por los muros”, dijo Ruiz, quien estuvo de acuerdo con el coronel Jairo Torres, jefe de la oficina de prevención de la Policía de Bogotá, en que con respeto de las normas entre grafiteros y autoridades “podamos formar una mejor ciudad”.
Juan Carlos Kope, uno de los grafiteros adscritos al acuerdo, aseguró que lo que más desean ellos es tener espacios para pintar. “Hay mucha tensión desde que hubo un muerto (Diego Felipe Becerra). No queremos represión sino educación”.

Según dijo, seguramente muchos de sus compañeros no estarán de acuerdo con todos los pactos a los que se lleguen, pero espera por lo menos lograr que se pueda trabajar sin violencia de parte y parte.

El Distrito plantea tener más proyectos como el de la calle 26, en donde hizo concursos para elegir a los mejores artistas que pudieran pintar sobre esa avenida. La Secretaría de Cultura no tiene una estadística de cuántas paredes libres tiene la ciudad para esta práctica, pero buscará alianzas con sectores privados para conseguir más.

Vea también:

Se aplaza audiencia de acusación a coroneles por caso grafitero

Casa por cárcel a dos uniformados en caso grafitero

MÁS INFORMACIÓN DE BOGOTÁ AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo