TransMilenio en Soacha: sin congestión... y sin infraestructura

Por Diego Hernán Pérez Serrano

Sonia Cifuentes se ganó media hora más de sueño entre semana. Desde que inició la operación de TransMilenio hasta Soacha, se levanta a las 5:30 a.m. y llega a las 7:00 a.m. para tratar de ingresar, entre empujones, a la estación San Mateo, última ruta del masivo en el municipio vecino de Bogotá. “Me rinde más (se ahorra 30 minutos en su desplazamiento diario), pero desde que me monto al bus. De resto, son entre 15 y 20 minutos para ingresar a la estación”, atina.

A un mes de estar en funcionamiento esta nueva sección de cuatro estaciones de TransMilenio por la AutoSur, hay elementos por destacar como el alivio que tuvo el Portal del Sur en 40.000 pasajeros, que ya no ingresan allí, sino que se distribuyen en las estaciones Despensa, León XIII, Terreros – Hospital C.V y San Mateo. Sin embargo, son latentes los problemas en organización e infraestructura.

Manuel Humberto Gómez, gerente de comunicaciones de TransMilenio aseguró que “es positivo el balance en este primer mes de operación. Se inició con 18 buses y ahora ya son 58. Hay dos expresos el G43-E43 y G44-E44. En todo el día de operación se movilizan cerca de 80.000 pasajeros”.

Y pese a que el funcionario manifiesta que hay una aceptación de los usuarios ante los nuevos servicios, persisten inconvenientes como la organización dentro de las estaciones.

“El tema de la organización me parece caótico. A veces me tardo hasta media hora desde que llego a la estación para ingresar al articulado. Eso lo programaron para la población de Soacha de hace 6 años. Además, hay gente de Bogotá Humana, pero como que le tienen miedo a las personas”, cuenta Cifuentes.

La usuaria también se refirió a la falta de puentes peatonales en la zona. “Es peligroso, casi siempre uno se encuentra con los articulados haciendo el retorno y eso puede llegar a causar una tragedia”.

No obstante, el vocero de TransMilenio asegura que en lo que va de operación en el sector “no se han presentado ningún tipo de accidente, ni casos relacionados con usuarios”.

Viaje sentado, pero más demorado

Andrea Viviana Avendaño, usuaria regular de TransMilenio desde la estación Perdomo hasta el CAD, dice que “usa la ‘ruta fácil’ siempre. Desde que entró el servicio a Soacha, hasta alcanzo a encontrar puesto en hora pico”. Pero su viaje se tarda, ahora, entre 10 o 15 minutos más.

Otro de los problemas en esta nueva conexión del masivo es que no hay rutas alimentadoras.

Manuel Humberto Gómez, indicó que “en estos momentos se está llevando a cabo el proceso licitatorio para entregar las rutas a los operadores”. No obstante, el funcionario no le confirmó a PUBLIMETRO cuándo entrarían en funcionamiento.

A futuro

La tarea de TransMilenio es extenderse hasta el perímetro de Soacha y que llegue a Sibaté en dos fases. Pero esto será con recursos de la ANI (Agencia Nacional de Infraestructura) y la Gobernación de Cundinamarca. En total serían 6,9 kilómetros, es decir 3,3 kilómetros más de lo actualmente construido.

Ahora bien, no se sabe con exactitud en qué fecha quedaría lista esta construcción. Mientras tanto, y hasta no se realicen las obras pertinentes el karma para los usuarios continuará.

Lea también

Harán más grandes 5 estaciones de TransMilenio en la AutoNorte

 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo