Menor de 14 años murió en un río haciendo canotaje

Por Colprensa

El hecho se presentó el viernes en la tarde, luego de que el bote en el que el menor y otros ocho personas hacían canotaje se estrelló contra una piedra. El cuerpo de la víctima fue hallado ayer y en las próximas horas será trasladado a la ciudad de Bogotá, de donde era oriundo.
En tragedia terminó el paseo de una familia bogotana, que el viernes llegó al municipio de San Gil a cumplir uno de sus deseos de vacaciones: recorrer el Río Fonce en canotaje.

Uno de sus integrantes, de 14 años de edad, murió ahogado luego de que el bote en el que iban nueve personas chocó contra una piedra y los integrantes de la balsa cayeron al agua.

Mientras todos sus compañeros fueron rescatados de inmediato, solo hasta ayer, 20 horas después del accidente, los organismos de rescate hallaron el cuerpo sin vida del menor.

El fatal hecho se empezó a tejer el viernes a la 1:15 de la tarde, hora en la que varios integrantes de la familia se subieron al bote para iniciar el recorrido.

Todo transcurría con normalidad, hasta que a la 1:30 de la tarde, cuando pasaban por el sector conocido como ‘La Miel’, a 200 metros del puente que conduce a la vereda Miranda, el bote colisionó contra una piedra.

“Producto del impacto se volteó el bote y los nueve ocupantes cayeron al agua. Ocho de ellos fueron rescatados por los instructores, pero un menor de edad desapareció”, indicó el coronel Luis Alexander Morales Cárdenas, subcomandante de la Policía de Santander.

Tras el accidente, la Policía, la Defensa Civil y los Bomberos, con la ayuda de los guías e instructores, iniciaron los trabajos de búsqueda de la víctima.

Ayer, cerca del mediodía, el cuerpo del menor fue hallado sin vida. “Lo que hemos podido establecer es que el joven quedó atrapado entre la piedra con la que chocó el bote y un palo que estaba sumergido”, confirmó el coronel Morales Cárdenas.

Una de las hipótesis que sobre el accidente manejan las autoridades es una posible succión debajo de la roca, originada por el constante movimiento de agua, generándose un socavón donde se acumulan residuos orgánicos y arboles arrastrados por el río.

Las autoridades afirmaron que las nueve personas que iban en el bote que se accidentó contaban con los elementos de seguridad necesarios como lo son el casco, el chaleco salvavidas y el remo.

Al cierre de esta edición, funcionarios de la Unidad de Criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, y la Policía trabajaban en la diligencia del levantamiento del cadáver.

“Era un joven corpulento, de aproximadamente 1.80 de altura, moreno. Él quería vivir la experiencia de este deporte y desafortunadamente es un accidente que le puede pasar a cualquiera”, señaló un allegado a la familia de la víctima fatal.

Antecedentes

El 18 de septiembre de 2009, un ciudadano noruego murió ahogado cuando practicaba kayak en el Río Suárez. El trágico incidente se presentó en la ruta Puente Vásquez-Las Juntas, exactamente en el kilómetro nueve donde se encuentra un rápido tipo cinco, llamado por un experto de este deporte como ‘el laberinto’, debido a su alta peligrosidad. La víctima respondía al nombre de Bernt Ole Wenaas Sakkestad, de 35 años, quien llegó a la región con el único propósito de practicar kayak en las aguas del río Suárez.

Lea también

Unos 60 heridos por ataque de peces carnívoros en el río Paraná en Argentina

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo