FOTOS: Lo que los indígenas esperan del próximo presidente

Correrías. Hasta el momento solo una candidata a la Presidencia ha firmado un acuerdo con representantes de los indígenas y raizales

Por Diego Hernán Pérez Serrano

La temperatura de 32 grados centígrados a las 10:11 a.m. en el asentamiento Umariwa, del pueblo indígena arhuaco, en el departamento del Cesar le saca gotas de sudor a cualquier foráneo que allí llegue. Debajo de la sombra de un árbol está Isaías Niño, un joven arhuaco que ya está acostumbrado al clima. Él solo disfruta la tranquilidad del lugar que el pasado sábado 7 de diciembre se interrumpió por una caravana de camionetas 4×4 que llegaron a su hogar.

En los carros íbamos un grupo de periodistas, abogados y la comitiva de asesores de la candidata presidencial Clara López Obregón, del Polo Democrático Alternativo. La cita, el Encuentro Nacional Indígena, organizado por ese partido.

“Es maravilloso que todos estemos aquí. La madre naturaleza escuchó a sus hijos”, manifestó la candidata antes de reunirse con los mamos, aquellos líderes de la comunidad de la Sierra Nevada de Santa Marta que interceden entre las fuerzas celestiales y los hombres.

La bisina (que significa en arhuaco: pueblo donde se hace una reunión) fue la gran estructura con techo de paja que acogió a los líderes de poblaciones indígenas de todo el territorio colombiano como nukak-makú, arhuacos, raizales de San Andrés islas, resguardo masay del Amazonas, yara conas, kokonuko, coyaima pijao, muiscas de Choachí, San Francisco de Puerto Nariño, paeces, nasa del Cauca, kokama y aduche, entre otros.

“La cita es importante. Lo que acá se firme es un referente para nuestra identidad. Somos minorías olvidadas por el Estado”, contó Hernando Andoque, quien viajó durante cuatro días desde el resguardo andoque, del Amazonas.

En el país, los indígenas corresponden a cerca del 4% de la población total, según cifras del DANE. En esta reunión los que hablaron y presentaron sus quejas en los diferentes idiomas fueron ellos.

Así transcurrió la primera parte del encuentro hasta la hora del almuerzo. El menú fue un suculento sancocho para cada uno de los asistentes, preparado en la cocina artesanal de los arhuacos.

“Todos trabajamos y compartimos. Sembramos y cosechamos. Los productos son entregados por igual. Así vivimos aquí”, explica Isaías mientras le muestro una de las fotos que le tomé y me dice que se la regale. La reflexión del joven es una concepción que poco se ha conservado en las personas de la ciudad y es un poco a lo que conduce este encuentro.

En la tarde se trataron los temas de la mesa: consulta previa, TLC y agricultura, mujer y género, Plan de Ordenamiento Territorial y representación política. “Estamos construyendo un programa que no busca dictar cátedra, sino que quiere resumir las distintas visiones del país en toda su diversidad”, dijo López Obregón al final del día.

Y la diversidad tiene que ver también con los vecinos de los indígenas, las multinacionales que quieren explotar las tierras que por derecho les pertenecen a esas comunidades y generar un equilibrio para el desarrollo del país y la conservación de las costumbres ancestrales.

“Es un espacio de decisión para que nos sigamos viendo como aliados. Es parte fundamental para un Gobierno”, aseguró Julio Mancera, vicepresidente nacional de Poblaciones del Polo Democrático, al finalizar la primera jornada.

Pacto de reconocimiento

Tras un día completo de discusiones, la mañana del domingo 8 recibió a la comitiva con la misma intensidad de clima del día anterior. “La esperanza es que a todos nos reconozcan y no queden en palabras de campaña”, dijo Asdrúbal Torres, un arhuaco que estudió Derecho Internacional Humanitario en la Universidad de Bilbao, España.

Para Clara López es importante que en este país se respeten el agua, las tierras y a la gente que las cultiva y que las entiende. Y los indígenas le dan el aval para que así lo demuestre en las presidenciales de 2014.

“Somos hijos de la madre naturaleza. ¿A una mujer quién le va a negar la palabra?”, expresó uno de los ancianos amazónicos presentes en la bisina. Por eso es que a partir de las discusiones del día anterior le otorgaron a la candidata esa representación y firmaron el acuerdo.

La candidata agradeció ese apoyo y aseguró que si llega a ser presidenta (la primera mujer en la historia del país) nombrará un ministro indígena para que lidere las políticas de estas comunidades en Colombia.

Lea también

Tribus más amenazadas, bajo la lupa del mundo

Los custodios de las semillas

La coca o la paz: el dilema de los campesinos colombianos

MÁS NOTICIAS DE COLOMBIA

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo