Congreso está ‘desganado’ para discutir fuero militar

Leyes. Han llovido las críticas a la decisión de la Corte Constitucional de tumbar el proyecto, y a estas alturas del año tampoco se ven aires de trabajo en el Legislativo.

Por Publimetro

Tal vez usted no haya entendido la dimensión de lo que era la reforma al fuero penal militar, que por demás se declaró inconstitucional. Es muy sencillo: ese proyecto establecía todos los detalles de la justicia a los militares, los protegía en algunos casos dentro de sus labores, y determinaba cómo llevar a cabo otros casos, como el de los polémicos falsos positivos, o ejecuciones extrajudiciales.

La Corte Constitucional decidió no darle vía libre a la iniciativa y con eso los militares quedaron en una especie de limbo jurídico. Después de esos hechos han llovido críticas, incluso del procurador Alejandro Ordóñez, quien les ha puesto peros a algunos aspectos del proceso de paz. Según dijo, no le parece que mientras se tramita un marco jurídico para la paz que les daría ventajas a los guerrilleros, los miembros de las fuerzas armadas tengan que quedarse sin garantías para su protección jurídica.

Algunos expertos como Carlos Eduardo Jaramillo, exconsejero presidencial, opinaron que esta decisión no afectaría el proceso de paz.

El presidente Juan Manuel Santos optó por no calificar la decisión de la Corte, pero dijo que “el fuero militar existe, existe hoy en día, con o sin reforma, y se hará valer” y agregó que buscarán la seguridad jurídica de los uniformados.

Precisamente para eso, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, una de las cabezas del proyecto, prometió que presentará un proyecto con mensaje de urgencia  para que se reviva el fondo económico de defensa jurídica de los militares, que funcione a manera de pull de abogados para defender a los miembros de las fuerzas armadas.

Está difícil ese trámite y también el de un nuevo fuero penal militar como lo diseñó el Gobierno y lo tumbó la Corte Constitucional.

El senador Hernán Andrade lo dijo con claridad: en esta legislatura ya no alcanzan, tendrían que esperar hasta la próxima, que llega en marzo.

“Una nueva reforma a la Constitución se demoraría por lo menos un año en su discusión”, dijo y agregó que contando el tiempo de la ley estatutaria se estaría hablado de dos años por lo menos. Eso, sin contar con que los congresistas empezarán a dedicarse a hacer sus propias campañas de reelección y estarán cada vez menos preocupados por asistir a las sesiones del Congreso.

La última declaración polémica fue la del magistrado Jorge Ignacio Pretelt, miembro de la Corte Constitucional, quien dijo que el Alto Tribunal se inventó un vicio para no tener que hacer un análisis de fondo de esa figura.

Lea también

MÁS COLOMBIA AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo