Gobierno y líderes campesinos se reunieron en Tunja

Por Colprensa

Se realizó, en horas de la tarde,  una reunión entre el Gobierno Nacional y los líderes de las protestas campesinas en Boyacá, con el fin de alcanzar a un acuerdo que permita acabar con las manifestaciones y los fuertes disturbios que se han originado en la región.

A la reunión asistieron el ministro de Agricultura, Francisco Estupiñán; el secretario privado de Presidencia, Aurelio Iragorri; el gobernador de Boyacá, Juan Carlos Granados; y el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora.

El gobernador Juan Carlos Granados aseguró que los diálogos avanzan “con optimismo”, aunque explicó que no será “fácil”, ya que los campesinos están pensando en “acciones inmediatas” y los problemas del erario colombiano son estructurales.

El mandatario dio un parte de tranquilidad durante el sexto día de protestas en la región y aseguró que en lo corrido del día no se han registrados enfrentamientos en ninguno de los municipios del departamento.

Cabe recordar que Boyacá es uno de los departamentos más afectados por los problemas de orden público causados por el paro agrario nacional, en donde permanecen cerca cerca de 18 vías cerradas.

Algunos de los principales ejes viales que registran bloqueos, según la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía e Invías son: la vía entre Chiquinquirá y Tunja en los sitios conocidos como El Desaguadero (Samacá), Tres Esquinas (Tinjacá) y Florencia (Tunja).

Hacia el norte del departamento se presentan bloqueos en la vía entre Duitama y Soatá, a la altura de Belén y Cerinza y entre Tota y Aquitania en la vereda Suse. De igual forma los manifestantes impiden el paso en Nobsa, en Guateque, Paipa y en Puente Camacho, en la vía entre Jenesano y Ramiriquí.

La reunión ya completa cerca de tres horas a puerta cerrada en el Palacio de la Torre, en Tunja.

Cundinamarca se blinda

El gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, sostuvo que de ser necesario se decretará la medida de ley seca y toque de queda en los municipios donde se registren desórdenes en torno a la jornada de protesta del paro agrario que completa su sexto día.

El mandatario departamental explicó que el toque de queda y la ley seca, que inició a las 9 de la noche del viernes en el municipio de Ubaté, se tomó a raíz de una protesta organizada por los sectores minero y lechero donde se filtraron agitadores que buscan anarquizar la manifestación.

“En estos momentos se adelantan diálogos con los 10 alcaldes de la región de Ubaté quienes sostienen reuniones con los líderes de esta manifestación con el fin de saber exactamente qué es lo que quieren. Generalmente lo que pasa con estas manifestaciones es que hay agitadores que tratan de anarquizar toda la protesta”, declaró.

El Gobernador afirmó que en estos momentos el departamento cuenta con movilidad en sus vías especialmente en los sectores del occidente, y que no hay ninguna preocupación en el sector sur hacia Girardot y Anapoima.

Así mismo, señaló los municipios que presentan inconvenientes. “Hemos tenido inconvenientes en Ubaté, Lenguazaque, La Calera, Zipacón y Facatativá. Estamos muy atentos, hemos venido dialogando con los alcaldes y con la comunidad en el sector de Subachoque, El Rosal para que estén tranquilos“, concluyó.

Lea también

MÁS COLOMBIA AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo