EE.UU. pide a Snowden desde Rusia

Washington. El Gobierno reclamó a Rusia que “coopere” y entregue al exagente de la CIA, luego de que Putin reveló que está en el aeropuerto de Moscú

Por PUBLIMETRO

El Departamento de Estado pidió ayer a Rusia que mantenga “la buena cooperación” de los últimos meses en materia policial y explore todas las opciones para entregar a Edward Snowden, acusado por Washington de espionaje, entre otros cargos, por filtrar secretos.

Pese a que no existe un tratado de extradición entre Moscú y Washington, Rusia “tiene la posibilidad de cooperar”, como lo hizo en los atentados de Boston, en abril, según señaló Patrick Ventrell, portavoz del Departamento de Estado.

Ventrell dijo que, al igual que ha expresado el Gobierno de Moscú, espera que el caso de Snowden, que filtró datos de dos programas de espionaje secretos, “no afecte negativamente” las relaciones bilaterales.
Esto, después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, confirmó ayer que Snowden se encontraba en la zona de tránsito del aeropuerto internacional de Moscú-Sheremétievo y no ha ingresado en Rusia, al tiempo que descartó su extradición a Estados Unidos, porque es un “hombre libre”.

“Ha llegado como pasajero en tránsito y no necesita ni visado ni ningún otro documento. Como pasajero en tránsito tiene derecho de comprar un billete y volar adonde le dé la gana. No ha cruzado la frontera rusa y por tanto no necesita visado”, subrayó el presidente ruso.

Aún no se conoce el próximo país donde aparecerá el extécnico de la CIA, que aterrizó el pasado domingo en Moscú procedente de Hong Kong.


ANÁLISIS:

Por: Christian Llerena, Editor en jefe. Metro Ecuador

Hay cosas más importantes

En Ecuador hay incertidumbre sobre la llegada de Edward Snowden al país, luego del pedido de asilo a las autoridades. Los especialistas y analistas coinciden en que la decisión debe ser bien pensada para evitar problemas con el país norteamericano, cuando el Gobierno ya ha enfrentado algunos inconvenientes, sobre todo en 2011, cuando se expulsó a la embajadora de Estados Unidos, Heather Hodges, por intromisión en algunos aspectos.

Luego llegó el problema de Julian Assange en Inglaterra y aunque Estados Unidos no intervino directamente, fue un plantón a su aliado europeo y en política internacional, eso es un desaire a los amigos. Todo esto ha acumulado ciertas dudas en lo que se refiere a nuestras relaciones internacionales. Tal como ocurrió en este caso, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, mencionó que tomará la decisión en “absoluta soberanía”, mientras la gente en las calles se pregunta sobre las repercusiones que esto podría acarrear.

El excanciller José Ayala Lasso ha mencionado que esto debe ser debidamente analizado y si en verdad ¿Ecuador debe estar en estos problemas por este personaje?, algo que se pregunta la gente en común, sin encontrar un verdadero significado a lo que representa estar en la mirada mundial, pero por este tipo de problemas.

La verdad es que los ecuatorianos sabían muy poco de Assange o Snowden hasta que el Gobierno los hizo personajes públicos. La gente de la calle sabe que  protegemos en el límite de nuestras fronteras nacionales e internacionales a un hacker y un espía, cuando en las películas de acción o cuentos de policías y ladrones, estos son los personajes malos de los libretos y que ahora, en forma de desafío, les permitimos la entrada y no sabemos para qué.

¿Vendrán más en el futuro?, pues al parecer las puertas se han abierto y poco o nada se ha preguntado a la gente si cree que está bien permitir ingresar a estas personas, que lo único que hacen es meternos en problemas. Tal vez se quiera mostrar como desafíos a las grandes potencias, pero la pregunta es: ¿interesa eso en los actuales momentos?

Ecuador deberá mejor preocuparse por salir de otros problemas que estar en procesos ajenos a su política tradicional de paz.

MÁS NOTICIAS DE MUNDO AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo