Bloqueos de vías y heridos en la primera jornada de paro cafetero en Colombia

Por Publimetro Colombia

Bogotá, 25 feb (EFE).- El paro cafetero, secundado hoy por miles de personas en Colombia para reclamar medidas gubernamentales más efectivas contra la crisis que atraviesa el sector, vivió una agitada primera jornada con vías bloqueadas, enfrentamientos entre las autoridades y los manifestantes y una veintena de heridos.

El coordinador del Movimiento por la Defensa y la Dignidad de los Cafeteros de Colombia, Óscar Gutiérrez, confirmó a Efe que en el punto de Remolinos, entre los pueblos de La Virginia y Anserma en Caldas (centro-oeste), se registraron “al menos seis heridos”.

Los manifestantes reportaron a través de los medios otros once heridos en Calarcá, en el vecino departamento del Quindío, mientras que en el pueblo de Garzón, en el Huila (sur), Gutiérrez señaló que al menos otros dos fueron lesionados durante las represiones policiales.

Las protestas habían sido convocadas por el Movimiento por la Defensa y la Dignidad de los Cafeteros de Colombia en 32 municipios del país, en los que “reinó la tranquilidad en la mayor parte de los casos”, señaló el coordinador de la iniciativa.

“En general hemos permanecido en los sitios, no nos hemos movido de allá”, agregó Gutiérrez, al cifrar en “miles” la convocatoria y aclarar que todavía no hay un número consolidado de participantes porque se trata de “un paro cívico indefinido”.

No obstante, y pese a que la Policía Nacional desplegó por orden del alto Gobierno unos 15.000 agentes en los principales puntos de concentración, algunos caficultores decidieron bloquear las vías en señal de protesta.

Estas situaciones se dieron en las vías entre Medellín y Manizales (noroeste), entre Guadalupe (Huila) y los departamentos del Caquetá y Putumayo (todos en el sur); y entre los pueblos de Gigante y Garzón, en Huila, donde hay al menos 4.000 campesinos congregados desde anoche.

El primer día de paro cafetero fue convocado por parte de los 2 millones de pequeños productores que viven de este sector en el país, que desde hace un año se han visto afectados por bajos precios del grano, entre otros males.

En los últimos días no superó los 515.000 pesos (unos 285 dólares) mientras que el coste de producción es de unos 700.000 (unos 388 dólares).

Esto, unido a la apreciación del peso colombiano, las temporadas de intensas lluvias desde 2010 y las plagas de roya y araña roja en las plantas que ha empobrecido paulatinamente a los caficultores y ha reducido la producción a cotas mínimas.

Los cultivadores reclaman un precio justo del café y precios más bajos para los abonos y pesticidas, así como medidas más flexibles ante los embargos que han empezado a sufrir algunos propietarios en quiebra.

Tanto el Gobierno como el comité directivo de la Federación Nacional de Cafeteros rechazaron este paro, mientras que el expresidente Álvaro Uribe y el congresista de izquierdas Jorge Enrique Robledo respaldaron la iniciativa.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reivindicó las ayudas que ha prestado su Gobierno a este colectivo, y cifró en unos 2.721 millones de dólares los apoyos directos y créditos subsidiados a los cafeteros.

El pasado 6 de febrero, Santos anunció en Chinchiná, en la región conocida como el Eje Cafetero, un paquete de ayudas de unos 90 millones de dólares para compensar a los productores por cargas cuyo precio fuera inferior a 650.000 pesos (unos 383 dólares).

Pero el mandatario, que entre 1972 y 1981 representó a Colombia ante la Organización Internacional del Café (OIC) en Londres, fue recibido entre abucheos por la comunidad de trabajadores cafeteros de Chinchiná.

Santos anunció hoy la creación de una Comisión para el Estudio de la Política y de la Institucionalidad Cafetera para hacer una “constituyente” en el sector, la cual liderará el economista Juan José Echavarría, y que está prevista para diciembre de 2013, durante el Congreso Cafetero.

La industria cafetera colombiana, que en la década de los setenta del siglo pasado cosechó millonarios ingresos, entró en la última década en un retroceso con bajos índices de producción que le mantienen como líder en café suave, pero que rebajó su protagonismo como país exportador.

Según cifras de la Organización Internacional del Café, con sede en Londres, Colombia se encuentra, con 8 millones de sacos de 60 kilogramos, en el cuarto puesto de países productores que más exportaron en 2012, por detrás de Brasil que exportó 50,8 millones de sacos, Vietnam con 22 millones e Indonesia con 10,9 millones de sacos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo