Ortega dice que Colombia "no tiene otro camino" que acatar el fallo de la CIJ

Por Publimetro Colombia

Managua, 24 nov (EFE).- El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo que Colombia “no tiene otro camino” que reconocer el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya que redefinió la frontera marítima entre ambos países en el Caribe.

“Estoy seguro de que el hermano pueblo colombiano, el Gobierno de Colombia, el presidente de Colombia (Juan Manuel Santos), van a reconocer el fallo de la Corte Internacional, porque no hay más camino”, señaló en un discurso el mandatario nicaragüense en un acto con estudiantes.

Según Ortega, tras la sentencia del máximo tribunal internacional sólo existe “un camino” para Colombia “y es darle cumplimiento al fallo de la Corte, respetando el derecho histórico que Nicaragua ya tenía” sobre esos espacios marítimos en el Caribe.

La CIJ redefinió este lunes la frontera marítima en el mar Caribe entre Colombia y Nicaragua, al conceder parcialmente a cada país algunas de sus reclamaciones.

A Colombia le otorgó siete cayos en disputa pertenecientes al archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, y a Nicaragua más territorio marítimo en un área rica en pesca y recursos naturales.

Ortega explicó que Nicaragua “no se podía beneficiar” de esas aguas en el Caribe “por múltiples razones” y con el fallo de la CIJ el país “ha logrado recuperar lo que le pertenecía en territorio marítimo por derecho histórico”.

“Pero que ahora, gracias a Dios y a la ley, es de la patria Nicaragua”, agregó.

Colombia estudia la posibilidad de retirarse del Pacto de Bogotá, que reconoce la jurisdicción de la CIJ.

Nicaragua anunció esta semana que presentará la nueva geografía del país, que incluye 90.350 kilómetros cuadrados de territorio marítimo según los cálculos del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), en todos los niveles educativos.

Antes del fallo Nicaragua tenía 66,1 millas náuticas de territorio marítimo desde sus costas, y el fallo de la CIJ le concedió el derecho de tener 200 millas náuticas.

Bogotá, 23 nov (EFE).- Unas 7.000 personas marcharon hoy por las principales calles de la isla de San Andrés en rechazo al fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que redefinió las fronteras marítimas entre Colombia y Nicaragua.

Al ritmo de tambores, los lugareños, a voz en cuello, rechazaron el falló de la CIJ y llamaron al Gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, a que no acepte la decisión del tribunal.

En el fallo, la CIJ le otorgó a Colombia siete cayos pertenecientes al archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, en el Caribe; mientras que a Nicaragua le dio dos tercios de un territorio marítimo tradicionalmente colombiano ubicado en un área rica en pesca y recursos naturales.

“Eso me ha parecido la injusticia más grande que yo haya conocido, pero el que está allá arriba (Dios) no duerme”, dijo una lugareña a televisiones locales.

Un grupo de niños, que también participó en la marcha de unos 10 kilómetros, señaló que ellos no querían perder la “tierra de nuestros antepasados”.

Por su lado, una mujer señaló al telenoticiero Caracol Noticias que estaba vestida toda de negro “porque todos los sanandresanos” saben “que ha muerto el mar de siete colores”.

A su turno, un pescador, red en mano, señaló que no solo los raizales (como se conoce a los nativos de la isla) tienen que estar unidos, sino que pidió que el país los rodee porque “todos los colombianos tenemos que reclamar lo que es de nosotros”.

Recordó que gran cantidad de personas de San Andrés y de otras islas vecinas “que también son de Colombia” no “tenemos que pescar”.

Por su lado, el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), quien se sumó por algunos momentos a la marcha, dijo que “deseamos que el Gobierno Nacional con el presidente Juan Manuel Santos a la cabeza, rechace el fallo y que todos los colombianos apoyemos al Gobierno en el rechazo del fallo”

Por su lado, el representante a la Cámara por San Andrés, Jack Housni Jaller, dijo que con la marcha los sanandresanos le están enviando un claro mensaje al Gobierno para que defienda, por todos los medios legales, que las fronteras marítimas no deben ser alteradas y, en particular, que sea el meridiano 82 el que siga teniéndose en cuenta con Nicaragua.

Tras el fallo del pasado lunes, el Gobierno de Colombia ha dicho que hará uso de todas las herramientas jurídicas para defender la soberanía del archipiélago de San Andrés y sus aguas, incluida la posibilidad de retirarse del pacto de Bogotá, por el que en 1948 este país aceptó la jurisdicción de la CIJ.

La víspera, la canciller colombiana, María Ángela Holguín, alertó que el fallo del tribunal de La Haya da pie a que en el futuro Nicaragua haga reclamos territoriales más ambiciosos.

Bogotá, 23 nov (EFE).- Colombia dijo hoy que no se van a tomar decisiones por las vías de hecho para proteger a los habitantes del archipiélago de San Andrés tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que redefinió las fronteras marítimas con Nicaragua.

“Aquí están de por medio los derechos de los raizales. Vamos a defender a Colombia sin claudicación. No vamos a tomar decisiones por vías de hecho”, dijo a periodistas el ministro colombiano del Interior, Fernando Carrillo.

En la clausura del IX Congreso Nacional de la Infraestructura que se realizó en el balneario de Cartagena, Carrillo reiteró que el Gobierno no claudicará en la defensa de los derechos de los sanandresanos.

El fallo de la CIJ le otorgó a Colombia siete cayos pertenecientes al archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, en el Caribe; mientras que a Nicaragua le dio dos tercios de un territorio marítimo tradicionalmente colombiano ubicado en un área rica en pesca y recursos naturales.

Agregó que el fallo del Tribunal de La Haya será revisado minuciosamente y que el Ejecutivo acudirá a todos los mecanismos del Derecho Internacional que sean necesarios, al tiempo que advirtió: “no podemos perder la cordura, ni dejarnos ahogar en el oportunismo”.

Criticó el fallo porque lejos de ser “salomónico” “lo que se dio en La Haya fue un fallo contra las minorías raizales de San Andrés”, al tiempo que reiteró que se hará “valer la Constitución de 1991 sin nacionalismos irracionales”.

Insistió, en todo caso, que Colombia respetará el orden “legal internacional acudiendo al legítimo derecho de la defensa”.

Tras el fallo del pasado 19, el Gobierno de Colombia ha dicho que hará uso de todas las herramientas jurídicas para defender la soberanía del archipiélago de San Andrés y sus aguas, incluida la posibilidad de retirarse del pacto de Bogotá, por el que en 1948 este país aceptó la jurisdicción de la CIJ.

Adicional, la canciller colombiana, María Ángela Holguín, alertó que el fallo del tribunal de La Haya da pie a que en el futuro ese país haga reclamos territoriales más ambiciosos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo