Ellas ‘cortarán servicios’ para exigir una carretera

En Barbacoas. Las mujeres del municipio nariñense amenazan con entrar de nuevo en huelga de sexo

Por Publimetro Colombia

Paola Rojas Camacho/ paola.rojas@publimetro.co.
 
Las mujeres en Barbacoas, Nariño, no le temen a nada a la hora de hacer valer sus derechos y menos si se trata del bienestar de su comunidad. Diez meses después de que decidieran adelantar una huelga de sexo para exigir la construcción de la vía que conecta al municipio con Pasto y Tumaco, las señoras del Movimiento de ‘Piernas Cruzadas’ llegaron a Bogotá para buscar una respuesta inmediata del Gobierno Nacional.
 
Con un plantón en la Plaza de Bolívar, frente al Congreso de la República, las barbacoanas le hicieron saber al país que si el Ministerio de Transporte “no pone sus ojos” en las destruidas carreteras de su departamento, no dudarán en retomar su protesta de ‘piernas cruzadas’.
 
“Haremos lo que nos toque. No importa lo que sea (…) sabemos que nuestros esposos no van a soportar una nueva huelga de sexo, pero estamos dispuestas a correr el riesgo”, afirmó a PUBLIMETRO Ruby Cabezas, una de las líderes del movimiento.
 
Desafiando incluso el enojo de sus esposos, las mujeres están dispuestas a hacer lo que sea con tal de que, según ellas, su municipio deje el aislamiento en el que se encuentra actualmente.
 
En total se necesitan 95 mil millones de pesos para dejar lista la vía Junín – Buenavista, de la cual depende su calidad de vida.  Aunque la carretera es de apenas 57 kilómetros, es de gran importancia para la región, pues actualmente los barbacoanos gastan hasta ocho horas en llegar a Pasto y con la construcción de la vía, este tiempo podría quedar reducido a 50 minutos.
 
Además, la falta de una carretera digna hace que los alimentos en Barbacoas valgan hasta tres veces más de lo que cuesta en las principales ciudades del país. 
 
Debido a su dificultad para llegar, los transportadores de alimentos deben gastar más en combustible y buscar nuevas rutas, aunque sean mucho más largas. 
 
“No queremos pañitos de agua tibia. No nos vamos a conformar con dos o 20 millones de pesos. Nosotros exigimos la totalidad de los recursos”, agregó Ruby.
 
Según sus pobladores, conducir por esta ruta es como hacerlo sobre un “río seco”, hecho que quita tiempo y destruye los carros.
 
“El Gobierno nos ha olvidado y esto es lo que no vamos a tolerar”, dijo el presidente del movimiento, Diego Fernando Henríquez.
 
Desde junio del año pasado este movimiento se ha hecho popular porque además de declararse en abstinencia por casi un mes, estas mujeres han liderado huelgas de hambre y hasta de silencio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo