Un grupo armado libera en buen estado a 36 secuestrados en la selva peruana

Por Publimetro Colombia

Lima, 14 abr (EFE).- Un grupo armado relacionado con Sendero Luminoso liberó hoy en la selva peruana, tras seis días de secuestro, a 36 trabajadores mientras estaba en marcha una operación conjunta de la Policía y el Ejército para la liberación.

En la operación, denominada Libertad, que buscaba la liberación de los rehenes, murió el jueves una oficial de la policía y, según el presidente del Consejo de Ministros, Óscar Valdés, hoy se produjo al menos otra baja durante un enfrentamiento con los terroristas.

Una fuente del frente policial del Valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), zona remota y de difícil acceso donde se produjo el secuestro, dijo a Efe que en un enfrentamiento posterior a la liberación de los rehenes murieron tres policías y dos terroristas.

El Gobierno confirmó a través de su cuenta en Facebook la liberación de los 36 secuestrados, trabajadores de empresas vinculadas al consorcio de gas de Camisea

Los trabajadores señalaron que fueron liberadores a las 04.00 hora local (09.00 GMT) en medio de la selva y que, tras caminar unas siete horas, llegaron a la localidad de Chuanquiri, donde los pobladores les ofrecieron comida y bebida.

Los liberados se encuentran en la localidad de Kiteni, donde reciben asistencia médica e informan a las autoridades.

Algunos liberados relataron a Canal N que no fueron maltratados por el grupo armado, que recibían alimentos una vez al día y que sentían una gran desesperación.

En un comunicado, el Ministerio de Defensa (Mindef) señaló que “como resultado de la enérgica presión ejercida por las operaciones tácticas y acciones de inteligencia de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional, los delincuentes narcoterroristas se vieron cercados y obligados a intentar una maniobra de fuga, dejando liberados a sus rehenes”.

El ministro de Defensa, Alberto Otárola, señaló en la emisora Radio Programas del Perú (RPP) que los “narcoterroristas, un grupo de unas 80 personas, están huyendo en una situación de cobardía, porque no han conseguido ninguno de los objetivos que se han planteado”.

El documento del Mindef también indicó que no se cedió a ninguna de las demandas de los delincuentes, que exigían por la liberación de los secuestrados 10 millones de dólares, una “cuota de guerra” anual de 1,2 millones de dólares y explosivos.

La vicepresidenta primera de Perú, Marisol Espinoza, responsable del despacho presidencial en ausencia del mandatario, Ollanta Humala, que se encuentra en Colombia en la VI Cumbre de las Américas, afirmó que el gobernante dará mayores detalles de lo sucedido a su regreso a Perú.

Humala visitó ayer brevemente la zona de Kiteni para coordinar las acciones de búsqueda y señaló que su prioridad era preservar la vida de los secuestrados.

Tras conocer la liberación de los rehenes, Humala afirmó desde Colombia que ahora comienza la segunda fase de la operación para capturar a los delincuentes.

La información durante los días de cautiverio de los 36 trabajadores fue muy reservada por parte del Gobierno y la Policía, que mantuvieron silencio frente a diversas versiones de la prensa local.

En la madrugada del lunes, un grupo de hombres armados secuestró a trabajadores de la empresa Coga y Skanska, en el centro poblado de Kepashiato, en el VRAE, un lugar donde operan remanentes del grupo terrorista Sendero Luminoso y mafias del narcotráfico.

El miércoles, el Gobierno declaró el estado de emergencia (excepción) en la provincia de La Convención, donde se produjo el secuestro, y envió a 1.500 militares para “aislar” a los secuestradores.

Expertos en la lucha contra Sendero Luminoso destacan en relación con el secuestro la falta de elementos o reclamaciones políticas y el hecho de que se produjera una negociación directa del grupo armado con una de las empresas a las que pertenecían los trabajadores.

Las fuentes también destacan la estrecha relación en esa zona selvática entre antiguos elementos de Sendero Luminoso, ya sin objetivos políticos, que mantienen el control de los poderes locales: narcotráfico, autoridades de pequeños poblados y el circuito de aprovisionamiento de empresas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo