Desde edificios, centinelas de fuego custodian los cerros

Medio ambiente. Ubicados en cuatro puntos de la ciudad, estos hombres son la primera respuesta de los bomberos frente a una emergencia en los Cerros Orientales

Por Publimetro Colombia

A las seis de la mañana inicia el día de Gabriel Puentes. Se alista y sale con tiempo para llegar puntual a la formación en la Estación de Bomberos de Chapinero y esperar órdenes.

“Tengo alma de ecologista. Me gusta cuidar y admirar la naturaleza”, asegura Puentes, quien lleva dos años trabajando con el Cuerpo de Bomberos de Bogotá como uno de los cuatro vigías que en igual número de puntos estratégicos de la capital se encarga de detectar de forma temprana cualquier incendio, quema o emergencia en los Cerros Orientales de la ciudad.

Cuando están junto a los bomberos, los cuatro vigías o centinelas capitalinos evalúan el clima y a partir de entonces  tienen tres posibilidades:

“Si el clima es húmedo se hace georreferencia, es decir, la identificación a través de GPS de lugares, posibles rutas de acceso, entre otras, de un sector. Si el cielo está despejado nos dedicamos a observar y si hace un sol fuerte realizamos detección de emergencias”, explica Íver Escobar, bombero y coordinador de los vigías forestales de los bomberos.

De acuerdo con Escobar, sus hombres detectan aproximadamente 15 emergencias diarias en temporada seca, la de mayor riesgo, que este año va de enero a marzo.

“La mayoría ocurre por culpa del ser humano. Botar colillas sin apagar o envases de vidrio pueden generar una emergencia”, indica Escobar.

Según el vigía Puentes, quien supervisa los cerros desde el último piso de la Torre Colpatria, los lugares en donde se presentan mayores emergencias, que incluyen incendios, quemas o la aparición de humo, son en las localidades de Ciudad Bolívar, San Cristóbal y Usme, en el sur de la ciudad.

“Cuando hay humo en el norte, uno sabe que es grave”, afirma Puentes, quien asegura que para que se presente un incendio natural se necesitan temperaturas mayores a los 50 grados centígrados.

Cuando uno de estos hombres observa, desde puntos elevados de la capital, alguna emergencia, como humo o llamas, se comunica por radio teléfono con la central de Bomberos, quienes hacen un seguimiento a la eventualidad y, de ser necesario, acuden al lugar a controlar la emergencia.

Igualmente hay dos hombres que se movilizan en moto, uno desde el CAI de Monserrate al sur y el otro al norte, asegurándose de que no haya ninguna anomalía

“Ellos no son bomberos, pero tienen cursos básicos en manejo de incendios forestales y cuidado del agua”, explica el coordinador Escobar.

Luego de un incendio, estos hombres toman los datos y las coordenadas del lugar afectado para que la Secretaría de Ambiente inicie la reforestación.

“Cuidemos nuestros cerros que es lo más bonito que tiene nuestra ciudad”, concluye Puentes, quien dice que cada tarde, cuando regresa a casa, se siente satisfecho por cuidar la naturaleza y hacer un trabajo impecable. RODRIGO ALMONACID AMAYA / rodrigo.almonacid@publimetro.co
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo