Panamá conmemora 22 años de la invasión de EE.UU. con el exdictador Noriega preso

Por Publimetro Colombia

Panamá, 20 dic (EFE).- Los panameños conmemoraron hoy el 22 aniversario de la invasión de Panamá por parte del Ejército de Estados Unidos para derrocar al exdictador Manuel Antonio Noriega, quien por primera vez pasa la efeméride preso en su país.

Estados Unidos invadió la madrugada del 20 de diciembre de 1989 a Panamá con el objeto de capturar a Noriega y de paso destruir el Ejército que lo apoyaba, en una acción de la que aún no existe una cifra oficial de muertos.

No obstante, el Comité Panameño por los Derechos Humanos calculó el 23 de mayo de 1990 que murieron 556 personas, el Pentágono dijo poco antes que 542 y la Iglesia católica panameña que 655, entre civiles y militares, mientras Noriega desde la cárcel en Miami (EE.UU.) señaló ese año que se registraron 10.000 muertos.

Noriega está en el país centroamericano desde el pasado 11 de diciembre tras ser extraditado desde Francia para cumplir condenas que suman más de 60 años, entre otras por los asesinatos del médico guerrillero panameño Hugo Spadafora y del militar Moisés Giroldi.

El analista político Miguel Antonio Bernal dijo hoy a Efe que la conmemoración de la invasión este año se ve más enlutada por el hecho de que el principal factor que la motivó, Manuel Antonio Noriega, se encuentra preso en Panamá.

Bernal indicó que la acción militar estadounidense fue “innecesaria, arbitraria e ilegal”, y violó toda una serie de disposiciones internacionales y, sobre todo, la dignidad del pueblo panameño.

Destacó que mientras muchas familias lloran aún la muerte de sus seres queridos por la invasión, Noriega está disfrutando de los privilegios y prebendas de los acuerdos alcanzados con el Gobierno panameño, que le permiten que parezca más una figura de actuación mediática que un recluso que debe pagar una sentencia.

Por su parte, Aurelio Barría, dirigente de la Cruzada Civilista que luchó en las calles contra la dictadura de Noriega, señaló que la conmemoración de hoy se hace más notoria con la presencia en la cárcel panameña del exgeneral.

“Es una fecha para honrar a todas las personas que fallecieron, que murieron injustamente por la invasión que provocó el exdictador Noriega”, dijo Barría a Efe.

Destacó que el 20 de diciembre es una fecha en el calendario panameño de mucha tristeza, porque nunca existieron reales causas para someter a un pueblo ante el Ejército más poderoso del mundo.

“Fue una ‘causa injusta’ más que una ‘Causa Justa"”, como llamaron los norteamericanos a la invasión, porque fue una acción que solo Noriega provocó”, matizó Barría.

Entre tanto, el sacerdote católico Conrado Sanjur dijo a Efe que la invasión “es algo que se dice fácilmente, pero en sí misma encierra una tragedia, una crueldad, que fue totalmente innecesaria”.

“En la invasión, el pueblo fue vejado en sus derechos humanos, en su derecho a la autodeterminación, pero lo más grave ha sido el olvido de todos los Gobiernos y los sectores que se beneficiaron con ella, en mantenerla en el olvido”, apuntó el sacerdote.

Sanjur, miembro de la Coordinadora Popular de los Derechos Humanos de Panamá (Copodehupa), insistió en que a las víctimas de la invasión no se les ha hecho justicia, por lo que es necesario que se abra un proceso de responsabilidad y de indemnización a las víctimas.

Diversos sectores de la sociedad panameña, excepto el Gobierno, realizaron una serie de actividades para conmemorar los 22 años de la invasión de Estados Unidos.

Los actos se iniciaron en horas de la mañana con misas y una visita al Jardín de Paz, un cementerio privado en esta capital, donde están sepultadas la mayoría de las víctimas.

Asimismo, familiares de las víctimas y vecinos del populoso barrio de El Chorrillo, uno de los más castigados por los bombardeos del Ejército de EE.UU., evocan la fecha con diversos actos.

Al final de la tarde los actos se cerrarán con la “Marcha Negra”, que recorrerá las principales calles de El Chorrillo para exigir justicia y que Noriega pague por todos sus crímenes.

El exgeneral, que estuvo preso desde el 3 de enero de 1990 en EE.UU. por narcotráfico y a partir de 2010 en Francia por lavado de dinero, fue extraditado el pasado 11 de diciembre de París, y recluido en una celda en la cárcel El Renacer, situada a orillas del Canal, en una zona selvática que hasta 2000 estaba bajo el control del Ejército estadounidense.

Noriega, de 77 años y actualmente en precario estado de salud, fue el último general que sojuzgó Panamá durante el periodo dictatorial inaugurado en 1968 por un golpe encabezado por el general Omar Torrijos, fallecido en 1981.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo