Países del Consejo de Seguridad condenan por separado los asentamientos israelíes

Por Publimetro Colombia

Naciones Unidas, 20 dic (EFE).- La mayoría de los países que integran el Consejo de Seguridad de la ONU, con la marcada excepción de Estados Unidos, expresó hoy su condena por separado a los asentamientos que lleva a cabo Israel en los territorios ocupados y pidió a las autoridades israelíes que detengan esas actividades.

El máximo órgano de decisión de la ONU volvió a ser incapaz de alcanzar un acuerdo para condenar conjuntamente a Israel por la política de asentamientos que sigue adelante, lo que provocó que la práctica totalidad de países emitieran distintos comunicados de condena a la salida del debate mensual sobre Oriente Medio.

Los países de la Unión Europea (UE) que se sientan en el Consejo -Reino Unido, Francia, Alemania y Portugal- reiteraron públicamente su condena de los asentamientos, como también lo hizo Rusia y los representantes del grupo de los países árabes, del grupo de países no alineados y del llamado grupo IBSA (India, Brasil y Sudáfrica).

Así reaccionaron los miembros del Consejo de Seguridad a los planes de Israel anunciados el domingo para construir mil nuevas viviendas en asentamientos judíos de Cisjordania y Jerusalén Este, que forman parte de un plan más amplio de 6.000 nuevas viviendas en otras poblaciones dentro del suelo reconocido de Israel.

“Los continuos anuncios de Israel para acelerar la construcción de asentamientos en los territorios palestinos ocupados mandan un devastador mensaje. Pedimos al Gobierno de Israel que dé marcha atrás”, aseguró el embajador británico ante la ONU, Mark Lyall Grant, quien leyó un comunicado en nombre de los europeos.

La embajada israelí ante la ONU reaccionó ante las condenas señalando que “el principal obstáculo para la paz ha sido y sigue siendo el reclamo de los palestinos acerca del llamado derecho a regresar y su rechazo a reconocer a Israel como un Estado judío”, según señaló su portavoz, Karean Peretz.

Peretz lamentó que el Consejo se centrara hoy en debatir los asentamiento mientras sigue “en silencio y paralizado” ante otras cuestiones apremiantes, como “el asesinato de civiles inocentes en Siria, las operaciones terroristas en Gaza, los ataques a las fuerzas de la ONU en el Líbano o que Irán quiera armas nucleares”.

El texto que presentaron los europeos fue el más extenso y califica a los asentamientos israelíes de “ilegales bajo el derecho internacional” y asegura que representan “un duro golpe a los esfuerzos del Cuarteto para reiniciar las conversaciones de paz”, por lo que subraya que “toda actividad de los asentamientos, incluidos los de Jerusalén Este, debe detenerse inmediatamente”.

Los europeos también mostraron su preocupación por la escalada de la violencia por parte de los colonos, al tiempo que exhortaron a israelíes y palestinos a mostrar “un inteligente ejemplo de voluntad política” parara volver a negociar, por lo que pidieron a ambas partes que presenten “lo antes posible” propuestas al Cuarteto para impulsar el regreso a las conversaciones.

El embajador ruso ante la ONU, Vitaly Churkin, presidente de turno del Consejo de Seguridad, lamentó que el máximo órgano de decisión de la ONU no pueda emitir un comunicado sobre los asentamientos debido a que “hay una delegación que no quiere oír nada de comunicados”, en clara referencia a Estados Unidos.

“Esa delegación cree que estos asuntos se solucionarán milagrosamente por sí solos”, dijo Churkin, quien también condenó en nombre de Moscú los asentamientos israelíes y subrayó su “frustración” ante “el punto muerto en las conversaciones entre israelíes y palestinos”.

El diplomático ruso explicó, además, que la petición palestina para acceder a la ONU como Estado miembro sigue paralizada en el Consejo ante la falta de avances en los esfuerzos negociadores de ambas partes, al tiempo que señaló que hay un acuerdo entre sus miembros de esperar para votar a que haya una resolución sobre la mesa o una petición explícita de los palestinos.

La embajadora de Brasil ante la ONU, María Luiza Ribeiro, condenó los asentamientos israelíes por ser “un obstáculo mayor para la paz”, pidió a Israel que cumpla “con sus obligaciones” y los detenga, actúe para evitar la violencia de los colonos y entregue, además, sus propuestas para reiniciar el proceso de paz.

La diplomática habló en nombre de los países IBSA, mientras que los representantes de los llamados países no alineados y de los países árabes también transmitieron comunicados de condena.

Por su parte, el representante de los palestinos ante la ONU, Riyad Mansour, compareció para dar las gracias por “el apoyo masivo” en el Consejo de Seguridad a la condena de los asentamientos que siempre han reclamado y lamentó que “por solo un país poderoso” el máximo órgano internacional de seguridad no pueda actuar.

“Es muy desafortunado que con este apoyo el Consejo de Seguridad no pueda reflejarlo en una resolución de condena contra los asentamientos y que pidiera a Israel el cese inmediato de sus actividades en los territorios ocupados”, dijo Mansour, quien subrayó que seguirá acudiendo al Consejo en busca de ayuda.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo