La Cámara de Representantes de EE.UU. rechaza la prórroga de los recortes tributarios

Por Publimetro Colombia

Washington, 20 dic (EFE).- La Cámara de Representantes de EE.UU. rechazó hoy una medida aprobada por el Senado que prorroga dos meses los recortes de impuestos a la nómina para unos 160 millones de estadounidenses y que vencen a finales de este mes.

Tal como estaba previsto, y en desafío a los llamamientos de la Casa Blanca, la Cámara de Representantes, bajo control republicano, rechazó la extensión de dos meses a los recortes de impuestos a la nómina que el Senado aprobó el sábado pasado.

La moción fue aprobada, por 229 votos contra 193, y sólo siete republicanos votaron en contra. En concreto, tuvo el doble propósito de rechazar tácitamente la medida bipartidista del Senado y obligar al Congreso a armonizarla, en un proceso bicameral, con la que ya aprobó la semana pasada la Cámara de Representantes.

Por ahora, ninguno de los dos partidos piensa ceder en torno al asunto, a once días de que venzan los recortes de impuestos a la nómina.

En una visita sorpresa a la sala de prensa de Casa Blanca, el presidente de EE.UU., Barack Obama, instó al presidente de la Cámara baja, el republicano John Boehner y a sus correligionarios a que dejen de lado la politiquería y aprueben la prórroga.

“Seamos claros: ahora mismo, el acuerdo bipartidista que se alcanzó el sábado es la única forma viable de evitar un aumento de impuestos el 1 de enero”, dijo Obama.

Pero Boehner considera que los recortes deben extenderse por un año porque la prórroga de dos meses crea “incertidumbre” en unos momentos en que el sector privado necesita alicientes para crear empleos.

En una rueda de prensa paralela, Boehner replicó que Obama debe obligar a los senadores a regresar a Washington para “resolver este asunto lo más pronto posible”.

El Senado, bajo control demócrata, aprobó el sábado la extensión de dos meses de los recortes de impuestos a la nómina y los subsidios de desempleo como un parche de emergencia para darse más tiempo a negociar una prórroga de un año en enero próximo.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, ha dejado en claro que no reabrirá las negociaciones porque el proyecto de ley en la Cámara alta fue aprobado el sábado por 89-10, incluido el “sí” de 39 senadores republicanos.

El senador demócrata de Nueva Jersey, Bob Menéndez, calificó de “vergonzosas” las acciones de los republicanos en la Cámara baja y advirtió que “serán los únicos responsables de las consecuencias el 1 de enero”.

Si el Congreso no se pone de acuerdo antes del próximo 31 de diciembre, unos 160 millones de estadounidenses, incluyendo 25 millones de hispanos, verán un aumento de impuestos a la nómina en 2012, con una subida promedio de al menos mil dólares.

Además, cerca de dos millones de personas podrían perder sus subsidios de desempleo.

Los impuestos a la nómina, que financian el sistema de Seguridad Social de EE.UU., se recaban de los primeros 106.800 dólares de ingresos salariales. Por ello, una reducción de impuestos beneficia principalmente a personas de ingresos bajos y medios quienes, a su vez, son los que gastan una mayor parte de sus ingresos.

La Casa Blanca y sus aliados demócratas en el Congreso han advertido del impacto económico negativo que tendría el aumento de impuestos.

Según la Casa Blanca, un aumento de impuestos afectará a 1,2 millones de estadounidenses en Puerto Rico, 16,7 millones en California, 11,4 millones en Texas, 2,9 millones en Arizona y 9 millones en Florida.

El Congreso, que ya afronta bajos niveles de aprobación popular, sería el más perjudicado por las pugnas en torno a la medida, pues la mayoría de los estadounidenses se resiste a una subida de los impuestos.

“Si no se ponen de acuerdo, verán que su nivel de popularidad seguirá cayendo, y eso tendrá consecuencias” de cara a los comicios generales de 2012, dijo el analista político Larry Sabato en declaraciones a la cadena televisiva CNN.

Esto afectará “de manera desproporcionada” a los republicanos, quienes tendrán que pagar un precio político por rechazar la medida, dijo Sabato, director del Centro para Asuntos Políticos de la Universidad de Virginia.

Washington, 20 dic (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, advirtió hoy que el punto muerto al que se ha llegado en la negociación en el Congreso para prorrogar un recorte de impuestos afectará a la recuperación económica.

En una comparecencia por sorpresa en la rueda de prensa diaria del portavoz de la Casa Blanca, Obama afirmó que “las manijas del reloj están corriendo. El tiempo se agota”.

De continuar el punto muerto en las negociaciones, que enfrentan a los demócratas, mayoría en el Senado, con los republicanos, mayoría en la Cámara de Representantes, los recortes actuales al impuesto sobre la nómina expirarán el 31 de diciembre, dentro de 11 días.

Ello representaría que el tipo impositivo crecería del 4,2 al 6,2 por ciento, algo que a afectos prácticos supondría que un estadounidense medio pagaría mil dólares más al fisco a partir del próximo 1 de enero.

“Ahora mismo la recuperación económica es frágil, pero va por el buen camino. El punto muerto (para alcanzar un acuerdo sobre los recortes) podría causar efectos en toda la economía en general”, afirmó el presidente estadounidense.

En una declaración encaminada directamente al presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, Obama acusó a esa bancada de tratar de “arrancar concesiones” en temas que “no tienen nada que ver con el recorte de impuestos”.

Los legisladores, insistió, deben a los ciudadanos el “dejar de lado la política, unirse y hacer lo correcto” por el bien de los votantes.

La comparecencia de Obama se produjo después de que hoy la Cámara de Representantes rechazara, por 229 votos contra 193, someter a votación un proyecto de ley que ya aprobó el Senado el fin de semana pasado y que prorroga dos meses los recortes.

El objetivo de la medida es dar más tiempo a los negociadores de uno y otro partido para lograr un acuerdo más permanente.

Boehner considera que la extensión de dos meses es insuficiente y crea “incertidumbre” en unos momentos en que el sector privado necesita alicientes para crear empleos.

Los republicanos en la Cámara han presentado su propio proyecto de ley, que prevé prorrogar los recortes un año, y quiere ahora someter ambos proyectos a un proceso de armonización.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo