EE.UU. expresa "inquietud" por la orden de detención del exvicepresidente iraquí

Por Publimetro Colombia

Washington, 19 dic (EFE).- La Casa Blanca expresó hoy su “inquietud” por la crisis política en Irak tras la orden de detención dictada contra el exvicepresidente Tareq Al Hashemi, del bloque político Al Iraqiya, el segundo más importante del país, por delitos vinculados al terrorismo.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, indicó que el Gobierno de EE.UU. ha transmitido a Irak su inquietud por la crisis y ha instado a los partidos a dialogar y superar sus diferencias.

“Hablamos con todas las partes implicadas en la crisis política que se ha declarado poco después de la partida de los últimos soldados estadounidenses” y “hemos expresado nuestra inquietud por estos acontecimientos”, añadió el portavoz.

“EE.UU. exhorta a todas las partes a resolver sus divergencias de manera pacífica y mediante el diálogo, de manera consistente con los procesos democráticos y los estándares internacionales de Estado de Derecho”, declaró Carney.

De manera similar se pronunció la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Victoria Nuland, quien indicó que tras la marcha de los soldados estadounidenses de Irak, quieren “ver en esta nueva fase del desarrollo de este país, esta fase soberana, que los iraquíes colaboran con las instituciones democráticas de Irak para mantener la unidad nacional”.

El bloque político Al Iraqiya, el segundo más importante de Irak, decidió hoy boicotear las reuniones del Gobierno de unidad nacional que encabeza el primer ministro Nuri al Maliki, tras la orden de arresto dictada contra Al Hashemi, uno de sus dirigentes.

El portavoz del Ministerio del Interior, general Adel Daham, informó hoy de la emisión de la orden de arresto contra Al Hashemi, un prominente político suní crítico con la gestión de Al Maliki, al que le acusa de delitos vinculados con el terrorismo.

El pasado sábado, Al Iraqiya ya había anunciado que suspendía su participación en el Parlamento por la politización de la Justicia, el incumplimiento de la Constitución y el sectarismo de la fuerzas de seguridad, entre otros.

De esta forma, Irak parece encaminarse a otra crisis política, que coincide con la marcha de las últimas tropas estadounidenses que quedaban en el país, que el domingo cruzaron la frontera sur con Kuwait.

Al Iraqiya tiene ocho ministros en el Ejecutivo y es una coalición de tendencia laica que agrupa a dirigente suníes y chiíes, entre otros.

Es la segunda fuerza en el Parlamento iraquí, con 91 de los 325 escaños de la Asamblea, después de la chií Alianza Nacional, con 159 asientos, que engloba al bloque Estado de Derecho, de Al Maliki, y a la Alianza Nacional Iraquí, del exprimer ministro Ibrahim al Yafari.

Desde hace tiempo, Al Iraqiya, liderada por el exjefe de Gobierno Iyad Alaui, y Estado de Derecho mantienen discrepancias sobre ministerios relacionados con la seguridad y el Consejo Supremo de Política Estratégica.

La alianza liderada por Alaui fue la ganadora de los comicios de marzo de 2010, pero no consiguió formar un Ejecutivo al no lograr los escaños necesarios, lo que degeneró en un vacío gubernamental que duró ocho meses hasta que se logró un consenso entre todas las fuerzas políticas para repartirse los ministerios.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo