Un conservador gana la alcaldía y las primeras elecciones repetidas en Colombia

Por Publimetro Colombia

Bogotá, 18 dic (EFE).- El candidato del Partido Conservador, Carlos Alirio Muñoz, fue elegido hoy alcalde de Bello, municipio del noroeste de Colombia que tuvo que repetir las elecciones, por primera vez en el país, después de la aplastante victoria del voto en blanco en los comicios locales de octubre pasado.

Según los datos de la Registraduría Nacional (ente encargado de las elecciones en Colombia) con las 755 mesas de votación instaladas escrutadas, Muñoz obtuvo 35.891 votos, equivalentes al 49 por ciento del total de sufragantes.

Le siguieron la candidata del Partido Liberal, Luz Imelda Ochoa, con 29.127 votos (39,77 por ciento), y en tercer lugar el aspirante del Partido MIO, Alexander Varela, con 1.495 votos (2,04 por ciento).

Esta es la primera vez que se convocan en Colombia nuevas elecciones por la victoria del voto en blanco, lo que de acuerdo con el artículo 258 de la Constitución Política sólo se podrá repetir una sola vez.

De este modo, si los bellanitas hubieran votado masivamente en blanco como en octubre no habrían logrado repetir las elecciones, sino que se habría nombrado alcalde al siguiente candidato más votado.

Mientras en los pasados comicios locales y regionales del 30 de octubre el voto en blanco ganó con el 56,70 por ciento al candidato único, Germán Antonio Londoño, esta vez esa alternativa democrática contó con el apoyo de 3.660 votantes, lo que representa un 5 por ciento del electorado.

Sin embargo, la abstención dominó la jornada electoral, dijo a Efe la directora de la ONG privada Misión de Observación Electoral (MOE), Alejandra Barrios.

“Si hay algo que creo que caracterizó la jornada, es la baja votación. Estamos hablando de un promedio de entre 100 y 150 votos por mesa”, sostuvo Barrios.

Según la Registraduría, de las 279.417 personas habilitadas para votar en Bello, municipio del departamento de Antioquia (noroeste), sólo 73.244 acudieron a las urnas, lo que representa una participación del 26,21 por ciento.

Para Barrios, tanto la campaña de seis semanas y media como la jornada electoral atípica han estado marcadas por la “guerra sucia” entre candidatos, especialmente entre el ya alcalde electo y la aspirante liberal.

“Circulaban panfletos señalando que uno tenía temas irregulares y lo mismo frente a la otra candidata. Sobre esos dos a lo largo de toda la jornada electoral vimos ese tipo de información. Guerra sucia sí se presentó y es muy lamentable para un proceso electoral”, deploró.

La observadora dijo que Muñoz y Ochoa fueron los candidatos más fuertes que compitieron “por una alcaldía que tiene un contexto no muy fácil”, ya que esta localidad vecina a Medellín presenta problemas de seguridad y orden público por cuenta del narcotráfico.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo