117-96. Rubio debutó con triunfo y cánticos de "¡Olé!, ¡Olé!, ¡Olé!"

Por Publimetro Colombia

Houston (EEUU), 18 dic (EFE).- El base español Ricky Rubio no salió como titular en su debut como jugador de la NBA, pero si fue el gran protagonista y centro de atención de los aficionados de los Timberwolves de Minnesota, que con cánticos de “¡olé!, ¡olé!, ¡olé!” ganaron por paliza de 117-96 en el primer partido de pretemporada.

Rubio, de 21 años, fue dejado en el banquillo por el nuevo entrenador de los Timberwolves, Rick Adelman, que también hizo su debut triunfal con el equipo.

Pero Rubio ya había sido el gran atractivo que hizo posible que al Target Center hubiesen llegado 15.013 espectadores cuando la pasada temporada en los dos primeros partidos de pretemporada de los Timberwolves no superaron los 20.000.

Adelman entendió perfectamente que después de haberle dado el respeto al base Luke Ridnour, el titular de la pasada temporada, con 4:22 minutos para el final del primer tiempo ordenó que saliese Rubio por Wesley Johnson y la otra gran contratación de los Timberwolves, el base puertorriqueño José Juan Barea por Ridnour.

Con el jugador español y boricua en el campo, los Timberwolves, que estaban abajo en el marcador parcial (15-17), comenzaron a reaccionar y Rubio dio su primera asistencia en la NBA al minuto y 20 segundos de estar en el campo (3:02) e iba a ser un pase para que el ala-pívot estrella Kevin Love anotase un triple.

Love puso el parcial de 20-18, luego iba a ser Barea el que anotase el parcial de 24-18, con la primera canasta como jugador de los Timberwolves, para dejar que Rubio comenzase a encandilar a los aficionados con sus pases y su segunda asistencia del partido que se la iba a dar al pívot montenegrino Nikola Pekovic (24-22).

Pero Rubio, que ya había generado los primeros “¡olés! del partido, faltando 27 segundos para concluir el cuarto inicial se estrenó como encestador en la NBA con los dos puntos que dejó el parcial ganador de 26-24.

A partir de ese momento, los Timberwolves comenzaron a dominar con parcial de 36-28 en el segundo cuarto e irse al descanso arriba en el marcador (62-52) y no ceder ya nunca más la ventaja que le iba a asegurar la victoria, mientras que Rubio se iba a convertir en el líder del equipo en el apartado de asistencias (7).

Love mantuvo su tradicional doble-doble de pasada temporada al conseguir 21 puntos, 15 rebotes, tres asistencias y un tapón, mientras que el alero Michael Beasley logró también la misma anotación, además de capturar seis balones bajo los aros.

El alero novato Derrick Williams, seleccionado con el número dos en el pasado sorteo universitario, también brilló en el juego ofensivo al conseguir 14 puntos, los mismos que tuvo Barea, siendo los otros dos jugadores de los Tiemberwolves que tuvieron dobles dígitos.

El base puertorriqueño, que jugó 26 minutos como reserva, anotó 5 de 10 tiros de campo, incluidos 2 de 3 triples, y 2-2 desde la línea de personal, capturó tres rebotes y repartió seis asistencias.

Mientras que Rubio iba a seguir el mismo ritmo que Barea para romper por completo a la defensa de los Bucks, que nada pudieron hacer para frenar la rapidez en el manejo del balón del jugador catalán, y escuchar con fuerza los “¡olés! constantes de los seguidores de los Timberwolves en el cuarto periodo.

Rubio disputó 24 minutos en los que aportó seis puntos después de anotar 1 de 4 tiros de campo, falló un intento de triple, estuvo perfecto desde la línea de personal, capturó seis rebotes, repartió siete asistencias, recuperó dos balones y lo perdió una vez.

El jugador español también ganó el duelo individual al base Brandon Jennings, de los Bucks, en su primer encuentro dentro de la NBA.

Jennings, que salió de titular, jugó los mismos minutos que Rubio para conseguir siete puntos (3-9, 1-3, 0-0), capturó dos rebotes, repartió tres asistencias y perdió una vez el balón.

El alero novato Jon Leuer con 18 puntos y cinco rebotes fue el líder de los Bucks para tener un buen debut como profesional, mientras que el escolta-alero Mike Dunleavy llegó a los 16 tantos y repartió cinco asistencias con el equipo de Milwaukee.

El alero argentino Carlos Delfino iba a ser el tercer máximo encestador de los Bucks al conseguir 11 puntos después de anotar 4 de 8 tiros de campo, incluidos dos triples en cinco intentos, estuvo perfecto 1-1 desde la línea de personal, capturó dos rebotes y repartió una asistencia.

Redacción EE.UU., 18 dic (EFE).- El base español Ricky Rubio hizo su esperado y ansiado debut en la NBA al jugar el primer partido de la pretemporada con los Timberwolves de Minnesota y cumplió todas las espectativas al ser el gran centro de atención, además de ayudar al triunfo por paliza de 117-96 ante los Bucks de Milwaukee.

“Fabuloso. Es increíble lo vivido”, declaró Rubio al concluir el partido, en el que las acciones y pases de jugador catalán, en el cuarto periodo, fueron acompañadas con los cánticos de “¡olé” de los 15.013 espectadores presentes en el Target Center.

“Todo lo que quiero decir es dar las gracias a cada uno de los que me han apoyado. Gracias por estar aquí. Gracias por apoyar al equipo. Y espero que podamos volver con más triunfos y tratar de conseguir llegar a la fase final”, destacó Rubio. “Es cierto que es el primer partido de temporada, pero vamos a trabajar duro desde el principio para conseguir ese objetivo”.

Rubio, de 21 años, salió cuando faltaban 4:22 minutos para concluir el primer cuarto y de inmediato dio dos asistencias y anotó dos puntos para el parcial de 26-24 con el que iba a concluir el periodo inicial.

Luego iba a ser uno de los jugadores destacados tanto en la labor individual como de equipo durante los 24 minutos que estuvo en el campo al convertirse en el líder perfecto en la dirección del juego con siete asistencias.

Rubio aportó seis puntos después de anotar 1 de 4 tiros de campo, falló un intento de triple, estuvo perfecto desde la línea de personal, capturó seis rebotes, repartió siete asistencias, recuperó dos balones y lo perdió una vez.

El jugador español, que fue seleccionado con el número cinco por los Timberwolves en el sorteo universitario del 2009, también ganó el duelo individual al base Brandon Jennings, de los Bucks, en su primer encuentro dentro de la NBA.

Rubio, como hizo los días previos al partido, no quiso entrar en valoraciones sobre las declaraciones que en su día expresó Jennings cuando fue seleccionado con el número 10 por los Bucks, y dijo que el jugador español estaba “infravalorado”.

Jennings, que salió de titular, jugó los mismos minutos que Rubio para conseguir siete puntos (3-9, 1-3, 0-0), capturó dos rebotes, repartió tres asistencias y perdió una vez el balón.

El jugador de los Bucks dijo que sus declaraciones se habían dado hacía ya más de dos años y medio.

“Fue algo que dije en un momento determinado sin mayor trascendencia”, señaló Jennings. “Ahora me gusta elegir mis palabras con más cuidado y respeto. Ya no tengo más 18 años”.

Otro de los triunfadores de la noche en el debut con los Timberwolves fue el base puertorriqueño José Juan Barea, que jugó su primer partido con el equipo de Minnesota después de haber fichado por cuatro temporadas y 19 millones de dólares.

Barea no defraudó en su debut tras dejar a los Mavericks de Dallas, actuales campeones de liga, al demostrar que se entiende a la perfección con Rubio y que es un gran jugador de equipo.

“Ha sido todo muy divertido”, declaró Barea, que iba a jugar 26 minutos en los que aportó 14 puntos, los mismos que tuvo el alero novato Derrick Williams, seleccionado con el número dos en el pasado sorteo universitario.

El base puertorriqueño anotó 5 de 10 tiros de campo, incluidos 2 de 3 triples, y 2-2 desde la línea de personal, capturó tres rebotes y repartió seis asistencias.

Mientras que Williams iba a ayudar a que el público corease con más fuerzas los “¡olés!” en el cuarto periodo cuando se elevó para capturar el balón que le había pasado por alto Rubio e hizo un mate espectacular.

“Coloca muy bien el balón en el punto ideal para que puedas hacer este tipo de jugada”, declaró Williams. “Creo que es muy inteligente y maneja mejor que nadie el balón”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo