Comunidad internacional apoya a Centroamérica pero no especifica el monto de las ayudas

Por Publimetro Colombia

San Salvador, 16 dic (EFE).- La comunidad internacional expresó hoy en El Salvador su “voluntad” de ayudar a la reconstrucción en Centroamérica tras los daños causados por las lluvias de octubre pasado, pero no comprometió ningún monto específico para ese proceso, que requiere unos 4.400 millones de dólares.

La comunidad internacional expresó “su solidaridad” y su “voluntad de colaborar”, dijo el presidente salvadoreño, Mauricio Funes, al término de una reunión de jefes de Estado centroamericanos con el Grupo Consultivo, integrado por medio centenar de países amigos y organismos de cooperación y convocado para solicitarle ayuda para la reconstrucción en la región,

Según un informe que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) presentó este viernes ante el Grupo Consultivo, las necesidades para tareas de reconstrucción y de prevención de futuros desastres en Centroamérica suman unos 4.400 millones de dólares.

“No vamos a reunir los más de 4.000 millones de dólares” con fondos propios. “¿Cuántos recursos vamos a obtener de esto?, no lo sabemos”, reconoció Funes, al puntualizar: “Muy probablemente no nos vamos a acercar” a ese monto.

En esa línea, insistió en que el principal objetivo de la reunión era “visibilizar el problema” provocado por las lluvias “y colocar a Centroamérica en la agenda mundial” sobre el cambio climático.

“En ningún momento el éxito de esta reunión debe de medirse a partir de los recursos (…) que se reúnan” (..); “el éxito de esta jornada de hoy no consiste en que hayamos logrado” montos concretos de fondos, remarcó.

Funes señaló que el Grupo Consultivo “es el inicio de un proceso” encaminado a fortalecer la capacidad de Centroamérica de prevenir y enfrentar los desastres naturales.

Explicó que entre los presidentes y demás jefes de delegaciones del SICA y representantes de países amigos y organismos de cooperación hubo “consenso” sobre la “responsabilidad compartida” ante el cambio climático.

La comunidad internacional, principalmente los países más desarrollados, tienen mucha responsabilidad en el cambio climático porque son los que más producen emisiones de gases de efecto invernadero, señaló.

Centroamérica, en tanto, es “una zona altamente vulnerable” ante el cambio climático, como quedó demostrado con el impacto de las lluvias de octubre, enfatizó.

El comunicado final de la reunión indicó que “los países del SICA solicitaron a la comunidad internacional respaldar sus esfuerzos para ser reconocidos internacionalmente entre los países más impactados por el cambio climático”.

También pidieron a la comunidad internacional “integrarse” al Foro Consultivo Regional de la Política Centroamericana de la Gestión Integral de Riesgo, constituido en esta reunión.

Funes y otras autoridades centroamericanas insisten en que, aunque las lluvias de octubre fueron provocadas por una depresión tropical, resultaron más intensas y devastadoras que las tormentas y huracanes que han azotado a la región en los últimos años.

El informe de la Cepal indicó, en ese sentido, que los daños y pérdidas por las lluvias superan los 2.000 millones de dólares.

El Salvador fue el más afectado por el fenómeno, que causó al menos 123 muertos en la región.

A la reunión de hoy asistieron por el Grupo Consultivo, representantes del Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, entre otros organismos, así como delegaciones de Suecia, Noruega, Australia, España, Estados Unidos, Canadá, Japón, Taiwán y Corea del Sur.

Tras la cita con el Grupo Consultivo, en un hotel de San Salvador, se inició la XXXVIII Reunión Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del SICA, que analiza los avances de la integración regional en sus diversos ámbitos, sobre todo en materia de seguridad.

Funes entregará en esta reunión la presidencia semestral del SICA a su homólogo de Honduras, Porfirio Lobo, quien la desempeñará a partir del 1 de enero próximo.

Además de Funes y Lobo, asisten a la cumbre los presidentes Álvaro Colom (Guatemala), Daniel Ortega (Nicaragua) y el gobernante electo guatemalteco, Otto Pérez.

Por Costa Rica participa el vicepresidente Alfio Piva y por Panamá, el canciller, Roberto Henríquez.

También asisten los embajadores de la República Dominicana en El Salvador, Víctor Sánchez, y de Belice en Guatemala, Alfredo Martínez.

San Salvador, 16 dic (EFE).- Centroamérica necesita 4.400 millones de dólares para el proceso de reconstrucción tras los daños causados por las lluvias de octubre y para prevenir desastres asociados al cambio climático, según un informe de la Cepal presentado hoy al Grupo Consultivo de la comunidad internacional en El Salvador.

Mario Zapata, jefe de la Unidad de Evaluación de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), indicó que, aunque las pérdidas por el temporal de lluvias que azotó a la región a mediados de octubre suman 2.000 millones de dólares, sólo para “el proceso de rehabilitación y reconstrucción” se necesitan más de 4.200 millones.

“Y si añadimos a esas necesidades de rehabilitación y reconstrucción, propuestas de proyectos que vienen en torno al tema de la gestión del riesgo y desastre y a enfrentar de manera preliminar los eventos asociados a la adaptación al cambio climático, llegamos a identificar casi 4.400 millones de dólares de necesidades”, agregó el funcionario de la Cepal.

El experto presentó hoy este balance durante la reunión de jefes de Estado centroamericanos con el Grupo Consultivo, integrado por países amigos y organismos de cooperación y convocado por el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) para solicitarle ayuda ante los daños provocados por las lluvias de octubre, que dejaron un centenar de muertos y miles de damnificados en la región.

Zapata, sin embargo, aclaró que los datos presentados constituyen “una estimación preliminar que va a requerir una segunda etapa de un trabajo mucho más profundo”.

Según el experto de la Cepal, las lluvias afectaron directamente a 2,6 millones de personas en la región, las cuales en su mayoría son de El Salvador.

Tras la cita con el Grupo Consultivo, los gobernantes y jefes de delegación de los países del SICA celebrarán, hoy mismo, una cumbre ordinaria en la que analizarán asuntos como la seguridad regional.

Asimismo, el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, le entregará a su homólogo de Honduras, Porfirio Lobo, la presidencia semestral del bloque regional.

San Salvador, 16 dic (EFE).- Decenas de salvadoreños afectados por las lluvias que azotaron al país en octubre marcharon hoy para exigir que el proceso de reconstrucción en Centroamérica tenga como base la participación comunitaria, mientras se celebra en El Salvador una reunión de presidentes de la región para abordar el tema.

“Es necesario que el nuevo modelo de reconstrucción tenga como base un modelo de desarrollo comunitario, ya que las personas conocen sus propias necesidades” y que “no se siga reconstruyendo bajo la misma lógica de vulnerabilidad”, dijo a Efe Margarita Posada, una de las dirigentes de la manifestación.

“Si no se construyera bajo la misma lógica de todos los años ese dinero se podría invertir en salud”, agregó Posada, integrante del Foro Nacional de la Salud, entidad que organizó la marcha.

La manifestación tenía como propósito llegar al hotel salvadoreño donde los jefes de Estado del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) están reunidos con el llamado Grupo Consultivo de países amigos y organismos de cooperación.

El Grupo Consultivo fue convocado por los presidentes del SICA en noviembre pasado para solicitar ayuda ante los daños provocados por las lluvias.

Los manifestantes, sin embargo, no pudieron entregar sus demandas debido a que un grupo de policías de la Unidad de Mantenimiento y el Orden (UMO) les impidieron el paso.

“Es lamentable que no nos hayan recibido”, indico Orlinda Orellana, de Las Hojas de San Pedro Masahuat, una de las comunidades afectadas.

Asimismo, señaló que necesitan que les “correspondan lo más pronto posible”, porque su principal fuente de sustento, las siembras de maíz y fríjol , “han sido destruidas”.

Las lluvias de octubre dejaron más de un centenar de muertos en la región y provocaron pérdidas que rondan los 2.000 millones de dólares, de los que cerca de 900 millones corresponden a El Salvador, el país más afectado, según un informe preliminar de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo