Estilo de Vida

En medio de montañas majestuosas se esconde Nariño, un paraíso colombiano

Uno de los departamentos más bellos de Colombia. Este se encuentra en el extremo suroeste del país, en las regiones andina y pacífica. Esta mezcla de ecosistemas hacen de este lugar un destino imperdible, le contamos las razones para descubrirlo.

Las Lajas

Nariño se ha convertido en los últimos años en un destino que quiere ser explorado por nacionales y extranjeros. Motivos no le faltan: una variedad de ecosistemas impresionantes, paisajes desbordantes, hermosas ciudades cargadas de historia, cultura, tradiciones, fauna, flora… y, por supuesto, su deliciosa y afamada gastronomía.

Aunque el departamento enamora por sus increíbles contrastes, las razones para visitarlo son realmente infinitas, una de ellas y la que nos llevó a descubrirlo fue el Festival de Música Sacra en alianza con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, y FONTUR, que escogió este lugar para conmemorar su décimo aniversario.

Un viaje en medio de la historia

Comenzando en el centro de Pasto que cuenta con la mayoría de edificaciones históricas. La Plaza de Nariño es sin duda, el epicentro, allí también está ubicada la iglesia matriz, Templo de San Juan Bautista, y en aquel entonces junto a la plaza se encontraba la oficina del cabildo, hoy en día la Gobernación de Nariño.

Vale la pena acercarse a la Plaza del Carnaval, que se creó en el 2003 para celebrar el Carnaval de Negros y Blancos. Este es el sitio oficial por donde desfilan las carrozas y si busca una inmersión mayor en el museo dedicado a tal fin, podrá apreciar un homenaje a la tradición y la manifestación artística de esta celebración.

Otra de las cosas que invitan a descubrir la esencia nariñense, definitivamente son sus artesanías conocidas como ‘El Mopa Mopa’ como fue nombrado por los indígenas, o el también llamado barniz de Pasto por los españoles, una manifestación precolombina, que a pesar del paso de los años sigue viva y se renueva cada día. Esta técnica, ha tenido influencias y adaptaciones culturales en diferentes épocas. En la actualidad, es símbolo de la cultura y es única en su género como técnica y como materia prima.

La Laguna de la Cocha

Si Pasto es la ciudad más conocida, La Laguna de la Cocha, es la más hermosa, una suerte de mar interior en el que se ubica la particular isla de La Corota. La laguna se puede recorrer en lancha desde el pueblo de El Encano, en el que saltan a la vista casas de madera de estilo suizo, adornadas con flores y balcones de madera, que la convierten en uno de los rincones más impresionantes de Colombia.

Allí no solo hay belleza, también se respira una energía positiva circundante, adecuada para descansar. Además, sus aguas son de una pureza que permiten apreciar la proliferación de especies de plantas y animales acuáticos y terrestres, razón por la cual, es el recurso más preciado y cuidado por habitantes y turistas.

Las Lajas

Aunque pueda resultar algo tópico, Las Lajas justifica por sí sola viajar a Nariño. La antigua construcción que mide 27,50 metros, está situada en el cañón del río Guáitara, en el corregimiento municipio de Ipiales, a siete kilómetros de la ciudad cabecera municipal y a 10 km de la frontera con el Ecuador.

Este santuario que fue declarado la segunda maravilla de Colombia en el 2007, es considerada una de las iglesias más bellas del mundo que ofrece un panorama impresionante que invita a la reflexión y el descanso. Se trata de una enorme iglesia de estilo gótico enclavada justo en el cañón del río Guáitara. Es toda una proeza arquitectónica que, según los lugareños, es ‘Un milagro de Dios en el abismo’.

Festival de música en el templo

La Música Sacra es un festival en cabeza de Mariana Petrovska dedicado a promover la unión, el diálogo, una cultura de paz y la reconciliación entre pueblos, y ahora el turismo. Este presenta música de diferentes estilos y épocas. Un evento único en el continente que, a pesar de las adversidades de la pandemia, sigue uniendo aliados, artistas, público general a través de las músicas sagradas, espirituales, meditativas y contemplativas, del mundo.

Cada sábado del mes de octubre y hasta el primer sábado del mes de noviembre, se realiza un concierto en representativos templos religiosos de Colombia, en esta oportunidad fue el Santuario de las Lajas el exuberante escenario para que las obras religiosas de Bach, Mozart, Haydn, Mascagni, interpretadas por el Cuarteto de Cuerdas de Fosbo y en la voz Ana María Ruge, soprano engalanaran la iglesia.

El Dato
El cierre de la gira se llevará acabo el 6 de noviembre a las 7:00 pm en la Iglesia de Santa Cruz de Mompox. Se presentará el Quinteto de Metales de la Nueva Filarmónica bajo la dirección de Ricardo Jaramillo. Llevarán un mensaje de Luz a través de los Siglos – Música sacra del renacimiento, barroco y clasicismo para instrumentos de metales.

Tags

Lo Último


Te recomendamos