Estética: así cambió la pandemia la forma en cómo nos vemos

El confinamiento ha causado no solo efectos mentales sino también físicos y estéticos en las personas. Estos son y serán los tratamientos más demandados y sus causas.

Por Mónica Garzón Ramírez

Se tiende a romantizar- de manera muy burguesa- el confinamiento: una oportunidad casi que utópica "para cuidar de nosotros mismos y dedicarnos el tiempo que no tuvimos antes".

Lo real es que al estar confinados no solo junto a nuestra familia sino también con nuestros espacios sociales y laborales, lo que menos tenemos es tiempo. Y sumado a una crisis y pandemia global no solo sus consecuencias se dejan ver en la salud mental, sino también en la física, comenzando por los cambios en la apariencia.

Ahora bien, si hablamos de la industria dedicada a esta, la primera pregunta es: ¿Se sigue haciendo la gente procedimientos estéticos? ¿cómo ha influido esta situación en el número de procedimientos?, ¿Cayó la demanda de estas intervenciones ahora que el tapabocas cubre parte del rostro? Para responder a estas preguntas, algunos profesionales del sector nos han explicado cómo se ha transformado el consumo en el mismo.

A la primera pregunta:  es que no son pocas personas  las que han decidido someterse a una operación de estética gracias a que se ha extendido el trabajo desde casa (lo que permite una mejor recuperación). Pero, al estar confinados, no muchos tienen tiempo de hacer ejercicio por sus responsabilidades. Así lo resume el profesional Santiago Álvarez,  del SPA Médico Wairua, "en los momentos de cuarentena obligatoria que todos tuvimos, la actividad física disminuyó, mucha gente subió de peso, entonces creo que los tratamientos corporales en este momento, teniendo en cuenta que los gimnasios están cerrados, tienen un gran impacto en el mercado particular de la salud y belleza".

Además agregó que dichos tratamientos, (como la depilación, por ejemplo), fueron suspendidos, pero que ahora tendrán una alta demanda.  "Si alguien tenía que hacerse una sesión mensual para depilarse láser, hubo que cortarlo y volver a empezar nuevamente. Por eso veo que tratamientos corporales, para la celulitis, flacidez y acumulaciones de grasa, ahora tienen una demanda enorme", explica.

Ahora bien, si se habla de cirugías estéticas, según un artículo de julio de la  BBC,  centros de procedimientos en EE.UU., Japón, Corea del Sur y Australia han registrado un incremento de pacientes que buscan tratamientos como rellenos labiales, bótox, estiramientos faciales y rinoplastias.

Esto también tendría incidencia en la nueva forma de vernos y ver a otros: las reuniones ya no son simplemente un evento obligatorio. Ahora son  videoconferencias, y la autoimagen cuenta a la hora de evaluarse en pantalla.

Ante esto, doctor Felipe Buendía explica:  "Durante la pandemia, hemos comprendido que debemos cuidarnos, estar lo mas sanos posibles tanto física como psicológicamente, hemos tenido la oportunidad de cambiar rutinas de actividad y alimentación mucho más sanas. Sin embargo, para algunas personas esta situación ha afectado su estado de ánimo y costumbres, obligándolos así a tener efectos secundarios no deseados. En este contexto, creo que la medicina estética llevada al cuidado personal y anti-age la demanda se dirigirá a disminuir a disminuir el sobrepeso, cuidados de la piel, además de las consecuencias que ha producido el uso de tapabocas, y para otros cuidar ya lo obtenido".

El médico experto Buendía, dice que el confinamiento ocasionó efectos secundarios en muchas personas, no por el solo hecho de estar encerrados, sino porque algunos dejaron atrás muchas de las rutinas habituales, "esto ha significado la disminución del uso de cremas hidratantes y protectores solares, ignorando totalmente que así estemos en casa estamos expuestos a rayos UV, agentes agresores que perjudican nuestra piel. También se han incrementado elsobrepeso y la obesidad  gracias  al sedentarismo y malos hábitos de alimentación,  aumentado asíel riesgo de enfermedades metabólicas, incluso cardiovasculares".

Sin embargo hay que aclarar que no todos quienes consultan un tratamiento estético lo hacen por temas relacionados a la  autoestima o vanidad:  también se consulta por temas de salud.  Es el caso de los problemas ocasionados en la piel como lo mencionaba el doctor Buendía, a causa del uso prolongado del tapabocas es posible que la piel sufra lesiones o irritaciones, lo que es conocido ahora como "maskné".

"Gran parte de las consultas de dermatología se han presentado por la dermatitis en las manos. Esto, por el tema del uso excesivo del antibacterial o de alcohol para desinfectar; obviamente de lavado de manos constante, que lo tenemos que hacer todos por una medida de prevención, todo esto genera dermatitis".

Álvarez por su parte agrega que además de la alta consulta dermatológica, se suma el tema de la pérdida de pelo durante el confinamiento debido al estrés: "Hay muchas personas con pérdida del cabello por  problemas de depresión, estrés, ansiedad, que son enfermedades ya diagnosticadas y que requieren de medicamentos. Eso se disparó y el impacto colateral de eso se ve reflejado en el cabello,las uñas, los labios, en el acné, lo cual se hace indispensable tratar".

Medidas de seguridad en la atención

Varias clínicas han podido abrir nuevamente, optando por medidas de salud y seguridad más estrictas, como la limpieza a fondo regular.

Álvarez explicó que su caso los protocolos de bioseguridad están muy claros, todo gracias al trabajo por parte de la Alcaldía y de la Secretaría de Salud. "Se incrementó todo el tema de la desinfección de los espacios, esto, con todos los productos que exige el protocolo para el ingreso y en la salida de cada paciente. Digamos que antes se manejaban protocolos de asepsia, pero ahora eso se ha vuelto un departamento de la empresa, hemos tenido que hacerlo y darle toda la rigurosidad del caso".

Para el médico Buendía, las medidas se tomaron al pie de la letra como indican los entes:   disminuir el aforo, desinfección frecuente de los sitios de trabajo, lavado de manos frecuente, uso de elementos de protección profesional tales como uniformes antifluidos, tapabocas, caretas, rotación en los turnos de trabajo. Estas son son algunas de las medidas:  "Ampliamos la jornada de trabajo dividida en varios equipos, para el paciente cumplimos con su cita a la hora estipulada, toma de temperatura, lavado de manos, pero por supuesto aún estamos atentos a las nuevas medidas que puedan tomar las autoridades sanitarias".

Loading...
Revisa el siguiente artículo