Era el “robo perfecto” pero dejó una dolorosa evidencia: se quitó uno de sus dedos con las púas de la reja mientras escapaba

El insólito hecho ocurrió en Argentina.

Por Camilo Henríquez

Un hecho catalogado por la misma policía como insólito fue el que ocurrió el pasado fin de semana en la zona oeste de Posadas en Argentina.

Uno de los vecinos del lugar volvió a su vivienda luego de compartir un almuerzo con familiares y se dio cuenta que había varias cosas fuera de lugar en su casa.

Comenzó a revisar y vio que había sido víctima de un robo. Se habían llevado un balón de gas de 10 kilos que tenía en el patio, indica Primera Edición.

El hombre comenzó a revisar si le faltaban más cosas y al tratar de “reconstruir” la ruta de los ladrones se encontró con una terrible y desagradable sorpresa.

En una de las púas de la reja, las que tenía precisamente para evitar que entraran los ladrones, había un dedo que había “dejado” uno de los antisociales en su huída.

El hombre llamó inmediatamente a la policía, quiemes no podían creer la situación que estaban enfrentando.

A los minutos los uniformados se comunicaron con los hospitales de la zona y les indicaron que un joven de 19 años había pasado por dos centros asistenciales.

Lamentablemente para la policía, cuando llegaron a buscarlo, el sujeto ya había sido dado de alta.

Mira aquí la foto del dedo en la reja. Ojo, la imagen es fuerte.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo