Hernán Zajar, una colección al son de Jazz

Dando continuidad a su legado y tradición, Zajar creó una colección donde su pueblo natal Mompox, fue protagonista de sus creaciones.

Por Mónica Garzón Ramírez

La sexta edición del Festival de Jazz de Mompox, contó con un componente especial en esta oportunidad, el diseñador momposino Hernán Zajar, lanzó su colección Mágico Mompox, inspirada en la emblemática iglesia de San Francisco, las notas y los instrumentos musicales de este género y el art déco de los años treinta y cincuenta.

Caracterizado por su estilo alegre, colorido y versátil la colección mostró una explosión de colores vivos con detalles y estampados en las telas, que resaltaban la sensualidad de la mujer de la época. Además, sedas, mallas, tejidos, accesorios en palma de iraca y joyas en la tradicional filigrana momposina, fueron los encargados de acompañar vestidos de noche, corsés, faldas y pantalones con estampados que combinaron tres componentes, moda, arquitectura y música.

La plaza de San Francisco se transformó en una gran pasarela ambientada con la música de Jazz and Jam de la Institución Universitaria de Artes y Ciencias de Bolívar y que fue interpretada por Esteban Nieto.

“Mompox siempre me ha inspirado, esta es la segunda creación que desarrollo en honor de mi ciudad natal”, afirmó Zajar en entrevista con PUBLIMETRO y nos contó sobre su trabajo en esta colección, la inspiración y la magia de su ciudad natal.

¿A qué le debe su magia?

Esto es un privilegio que Dios me ha dado y le doy gracias a mi madre por haberme permitido nacer en esta tierra, porque desde muy niño me llevaron a Cartagena, otra ciudad que tuvo que ver mucho con mi magia con todo esto que se me ha impregnado y me ha dado la facilidad de que las cosas me fluyan en la parte creativa.

Yo creo que haber caminado por estos corredores, haber aprendido a nadar en el río magdalena y que además me hubieran dado toda la educación con una dosis de magia, hace que sea la persona que soy. Desde muy pequeño siempre he tenido esa magia, las cosas las veo y las he interpretado diferente, cuando era muy joven hacía las cosas distinto a los compañeros de mi edad, entonces, es algo con lo que se nace y si yo cuento con dicha magia es porque nací aquí en Mompox.

Háblenos de su colección Mágico Mompox

Para mí, Mompox ha sido muchas veces escenario de inspiración. Las ideas me vienen de las casas, las calles, rejas, vegetación, pero esta le hice un homenaje a la sexta edición del Festival de Jazz. El hilo conductor fue la arquitectura de la iglesia San Francisco y a ritmo del jazz empezaron a fluir los bocetos, mientras estaba dibujando y cortando los trazos el sonsonete, el sonido de las teclas de un piano y del saxofón, crearon la atmósfera perfecta que me llevó a hacer la colección.
Además, tener en pasarela 30 músicos en vivo, la voz de Esteban Nieto, un joven bolivarense, y hacer esto en mi tierra, me hizo sentir más momposino que nunca y eso se refleja en mis diseños.

¿Cuántos diseños creó?

Fueron 40 salidas y un performance. Hice un show de moda para que los asistentes se extasiaran viendo cada diseño, cada prenda, mejor dicho, fue algo inolvidable para mi pueblo.

¿Cuánto tiempo le llevó hacer la colección?

Lo primero que debo resaltar es que acabé la colección Palenqueras en Cartagena finalizando el año pasado y enseguida me puse a pensar qué vendría, justo en ese momento llegó la invitación para este festival y hace seis meses comenzó el trabajo. Yo siempre tengo un laboratorio que siempre funciona como si uno sacara cubetas con mi ADN, lo que hago es que pongo el tema y ahí lo empiezo a desarrollar con el equipo.

Para este caso ya tenía yo ahí, como en el congelador, pensado que quería que fuera un homenaje al jazz, vi la iglesia y como nunca me había inspirado en ella comencé a diseñar.

El estampado digital que vimos es la arquitectura de la iglesia, y el trabajo de la filigrana y los accesorios fueron elaborados por madres cabeza de familia de la región. Además, con la palma de iraca logramos recrear la iglesia como cartera para usar de noche. Por su parte, las internas de la cárcel también colaboraron con las cúpulas de las iglesias que llevaban las carteras, la parte de la filigrana la trabajé con cuatro joyeros que han sido mis estrellas desde muy jóvenes y esta vez también hicieron parte de mi colección.

¿Cómo nació la mezcla de los colores?

Esto empezó con el color del río, ese brazo del Magdalena que se volvió dorado, ese que parece que fuera agua turbia, ese río donde yo nací. Luego empecé a hacer unas combinaciones de ese tono con el vinotinto de la iglesia, después compuse colores como el del saxofón, el del cartel del evento que es verde, azul, amarillo, naranja, rojo y jugué con todo eso.
Del río que se volvió dorado le puse plateado, y empecé a mezclar los colores primarios y obtuve verde, naranja, rojo, todos metalizados y se creó la paleta de color.

Sobre las telas…

Cuando estuvieron los bocetos a mano, al ritmo de un saxofón y el piano, sentí que las telas tenían que volar, entonces busqué materiales livianos, que caminaran, hablaran e hicieran la onda de las letras, la música y el círculo del saxofón. Así se fue creando esta historia.

¿Qué tipo de mujer viste Hernán Zajar?

Una mujer moderna, joven, inteligente, que trabaja y tiene mundo. Para mí ese es el tipo de mujer exitosa, bonita, que quiere siempre verse femenina. Una mujer a la que no le importe el clima, que así esté en el lugar más caliente del mundo, se ve guapa.

¿Qué opina de la moda colombiana?

Gracias a la tarea que hemos hecho con mis colegas ya podemos decir que en Colombia hay moda, que ya estamos en el mapa de la moda mundial. Ya no es solo Nueva York, París o Londres, Colombia ya hace presencia en todas las ferias del mundo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo