Tips para cuidar a una mascota en embarazo

A la hora de aumentar la familia de su mascota, es conveniente tener en cuenta una serie de recomendaciones para toda la etapa de embarazo.

Por Mónica Garzón Ramírez

Si su mascota quedó en embarazo, además de prepararse para recibir nuevos miembros en la familia, debe saber cómo cuidar a su perra durante el periodo de gestación.

El cuidado riguroso a lo largo de dicho periodo, el cual puede durar de 58 hasta 68 días aproximadamente, es clave, así como una preparación adecuada para el parto, acá le compartimos algunos tips que le ayudarán en ese proceso:

1.Alimentación es lo más importante: uno de los aspectos que más debe cuidar y al que más atención debe prestar es éste, durante el embarazo su mascota debe recibir nutrientes para cubrir todas sus necesidades nutricionales, aliméntela con una comida para perros de buena calidad pues esto ayuda a mejorar su salud y la de sus cachorros. Según el médico veterinario Pedro Bulla, debido a que la ingesta calórica de una perra embarazada es mayor, lo más conveniente es agregar media ración más a su porción normal.

Además no olvide siempre brindarle abundante agua fresca y limpia, ésta es necesaria para la gestación y la lactancia, ayudándola a producir leche para sus cachorros.

2.Ejercicio ¿Si o no?: lo primero que debe tener claro es que su mascota está embarazada y no enferma, sin embargo es bueno tener claro que aunque su estado de salud es distinto es muy importante que se mantenga ejercitada durante esta etapa. Si usted suele sacarla a pasear (o le paga a alguien por esta tarea) y juega con ella, puede mantener este hábito, eso sí, disminuyendo la intensidad a medida que el embarazo avanza.

Pero tenga cuidado, no le permita hacer esfuerzos excesivos, esto es importante sobretodo después de la sexta semana de preñez. Permítale que descanse tanto como necesite y si se siente más tranquilo hable con su veterinario sobre un plan de ejercicios apropiado.

3.Cuidados prenatales: es fundamental que revise las vacunas de su mascota tan pronto como sepa que está en embarazo, esto la protegerá a ella y a sus cachorros, esto porque los recién nacidos tienen un riesgo más alto de contraer enfermedades si su madre no está vacunada. También consulte con su médico si es necesario desparasitarla (los parásitos internos como las lombrices intestinales y los anquilostomas pueden transmitirse de la madre a sus cachorros).

Asimismo pídale a su veterinario que realice un examen general, sobretodo para descartar el gusano del corazón (es una enfermedad producida por una especie de nematodo parásito) y la microfilaria que puede transmitirse de una perra a sus cachorros nonatos a través de la placenta.

4.Suministro de medicamentos: sea cual sea el medicamento que le sumiistre a su perra, deberá contarle y consultarlo con el médico, esto porque algunos medicamentos pueden ser peligrosos para los cachorros nonatos y pueden ocasionar defectos congénitos e incluso la muerte. Por ejemplo, los veterinarios normalmente recomiendan que continúe con el tratamiento preventivo mensual contra el gusano del corazón, pero hable con su veterinario para estar seguro.

5.¿Relación con otros perros? algunas personas prefieren mantener a su perra lejos de otros perros durante las últimas 3 semanas de embarazo y durante las primeras tres semanas después de dar a luz (eso incluye evitar llevarla a un parque para perros o llevarla por rutas que estén muy llenas de mascotas). Esto ayudará a mantenerla protegida de enfermedades infecciosas.

6.Mucho amor: durante su embarazo bríndele mucho cariño y evite en lo posible regañarla o llamar su atención. De este modo la mascota recordará que usted es su protector y al momento de parir le permitirá ayudarla con sus bebés.

7.Labor de parto: si tienes dudas sobre si es mejor llevar la mascota a una clínica veterinaria o quedarse en casa cuando entre en labor de parto, generalmente los médicos recomiendas asistir a un centro veterinario cuando llegue la hora. Existen riesgos durante el parto, el más frecuente es que no todas las crías salgan.

Otro problema habitual sucede en los cruces de razas, si la hembra es de raza pequeña y el macho es de raza mediana o grande, esto puede causar que los cachorros sean de mayor tamaño para que la madre dé a luz de forma natural.

8.Cuidado después del parto: los cuidados básicos que debe tener con los cachorros en casa, es ayudarle a la madre con sus pequeños; ofrézcale la comida a menos de un metro de donde ella se encuentre ya que casi todo el tiempo estará cuidando de sus bebés y sólo se levantará para alimentarse y hacer sus necesidades.

 

Dato adicional

Si ve que su perra se está esforzando para dar a luz pero no consigue hacerlo, sepa que puede ser necesario practicarle una cesárea para extraer a los cachorros.

En algunas oportunidades, la cesárea puede programarse de antemano, esto suele hacerse en las razas de perros cuya cabeza es especialmente grande, como los carlinos y los chihuahuas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo