Cómo ayudar a sus hijos con las tareas sin que sea una batalla campal

Luego de iniciar el año escolar, los padres de familia tienen que agregarle a su jornada diaria el tiempo necesario para ayudar a sus pequeños a realizar las tareas del colegio, pero hacerlo no es ‘tarea fácil’.

Por ARIADNE AGAMEZ

Cientos de familias se enfrentan diariamente a la difícil tarea de ayudar a sus hijos con los trabajos escolares y en muchas oportunidades pierden la paciencia, agreden verbalmente a los niños con palabras que los lastiman y lo peor, terminan haciendo la tarea ellos mismos.

Por lo anterior consultamos a una experta, la Doctora Martha Cecilia Lozano Ardila, PhD., representante Regional del Campo de Psicología Educativa del Colegio Colombiano de Psicólogos.

“Hay varias cosas que se pueden tomar en consideración, los niños deben tener la compañía de los padres, que cuenten en la casa con un espacio en el que ellos puedan tener sus útiles a disposición y que sea un sitio para que ellos puedan hacer las tareas; es decir, no es un espacio como el dormitorio donde se pueden distraer o la sala donde están otras personas o la cocina mientras se preparan los alimentos; esos no serían los lugares más apropiados para que los niños puedan hacer la tarea” indicó la Doctora.

Para que el proceso de las tareas sea efectivo y en armonía se deben tener claro que los padres, definitivamente, deben dedicar un tiempo específico para el apoyo con las obligaciones escolares de los hijos.

“Los papás primero deben enterarse de cuál es la tarea que el niño tiene, es importante que lean las instrucciones para poder comprender qué es lo que el niño tiene que hacer y que ellos los puedan acompañar, porque la idea no es que los papas les hagan las tareas a los niños, la tarea tiene una razón fundamental y es reforzar lo que los niños están aprendiendo en el colegio” agregó Lozano.

El momento de las tareas debe asumirse como un tiempo en el que los padres pueden acompañar, conversar y enterarse de lo que están aprendiendo los niños en el colegio, además para analizar si realmente el niño tiene la capacidad de resolver lo que le están enviando como tarea.

“La asignación de tareas no debería sobrepasar nunca la capacidad de los niños. Suele suceder que hay muchos colegios que les ponen muchas tareas, porque suponen que el exceso de las tareas los va a hacer mejores y resulta que no, lo que eso produce es una saturación que puede llevar al niño a desarrollar una fobia escolar; entonces, es tratar de mirar, que la tarea sea acorde a la edad del niño y al nivel educativo en el que el niño se encuentre” afirmó la Doctora.

Por otro lado, los padres muchas veces presionan a los niños en que sus trabajos deben ser los   mejores y si llegan a tener muchos errores durante el proceso, los agreden de manera verbal y en muchos casos de manera física.

“La competitividad hoy en educación es clarísima, entonces los papás quieren que los niños sean los primeros y los colegios quieren ser los primeros en el sistema educativo. Se puede lograr que los niños vayan desarrollando ciertas aptitudes orientadas hacia el logro, pero lo que no se puede es generar estados de ansiedad, de angustia, de miedo; cuando les empiezan a sobreexigir para que cumplan con las distintas tareas”.

Muchas veces los errores que comenten los niños en el proceso de elaboración de sus tareas son la causa principal de la pérdida de paciencia de los padres, lo que en muchas oportunidades llega hasta los gritos y al maltrato de los pequeños.

“A los padres no se les ha enseñado a hacer pedagogía en el ámbito de la casa, existe pedagogía para la disciplina, para los hábitos, para que los niños recojan sus cosas, pero no para enseñarle a los niños. La revisión de las tareas debe incluir el aceptar que los niños se pueden equivocar, que los niños están en etapa de aprendizaje y que la mejor manera es mostrándoles el erro, sin el regaño, para que la tarea no se vuelva una carga”.

Para la doctora es indispensable entender “que el error es parte del aprendizaje, al error hay que aprenderlo a ver con sentido constructivo, del error se aprende. Es importante que los niños no le tengan miedo a la equivocación y los padres no se angustien”

Tips para que hacer las tareas con los hijos

– Contar con un espacio para realizar las tareas.

– Los padres de familia deben entender que están con un niño, que está en proceso de aprendizaje, que por lo tanto se requiere paciencia para llevarlo paso a paso, que los niños se van a equivocar y con mucha frecuencia.

– Que haya una pedagogía con afecto para poderles enseñar a los niños.

– Si no se tiene un tutor, apoyarse en internet, hay programas y actividades en la red orientados para ayudar a los padres a enseñarle a los niños, incluso hay espacios creados por maestros.

– Tener en cuenta el horario en el que se deben hacer las tareas, a un niño que lo acuestan a las 8 de la noche, no se le puede poner a hacer una tarea a las 7:30 p.m. porque ya estará agotado y con sueño.

La reflexión

“Nosotros tenemos que hacer que los espacios de la educación sean más saludables, donde los niños sean entendidos como niños y donde los errores sean aceptados para el aprendizaje”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo