Gastroenteritis, una enfermedad cada vez más frecuente en las mascotas

Estresarse, no tener apetito y lidiar con problemas de sueño no es solo un tema de los amos, las mascotas también pueden padecer este tipo de enfermedades.

Por PUBLIMETRO

1.Cambios repentinos en la dieta

2.Consumo de alimentos en mal estado

3.Consumo de aguas estancadas

4.Variación, no programada, de los horarios de alimentación

5.Consumo de desperdicios o cuerpos extraños

6.Enfermedades bacterianas

7.Enfermedades virales

8.Presencia de parásitos gastro-intestinales

9.Consumo de sustancias tóxicas

10.Administración de algunos medicamentos

11.Enfermedades del hígado

12.Alteraciones en el páncreas

13. Alergia a algunos alimentos

Soportar un malestar estomacal o aguantar una gastroenteritis no es solo cuestión  exclusiva de los humanos, las mascotas también pueden padecer estas enfermedades y para diagnosticarlas es vital que usted como amo note los cambios de comportamiento de su perro o gato.

Los problemas estomacales muchas veces son originados por esa costumbre de darle “un bocadito” de la comida cada vez que nos sentamos a la mesa, una práctica que quizás usted lo hace por demostrarle cariño a su mascota, pero que en realidad puede convertirse en un serio problema digestivo para su amigo de cuatro patas.

Síntomas como vómito, náuseas o inconsistencias en las heces del animal son los primeros indicios para visitar al veterinario y sospechar que padece una gastroenteritis.

Edgar Gutiérrez, médico veterinario de la universidad de La Salle, advierte que hay que tener cuidado con las siguientes circunstancias que pueden ser el origen de una gastroenteritis canina.

La recomendación:

Según Gutiérrez, es importante que mantenga hidratada a la mascota usando la vía oral (mientras acude al médico veterinario). Adicionalmente mantenerlo abrigado, ofrecerle reposo   y estar más atento que de costumbre proporcionando cuidados tiernos y amorosos.

Para mantener la mascota hidratada, es fácil conseguir en el mercado, “sueros” orales, o sobres  con sales  rehidratantes, para reconstituir.

Ante cualquiera de los síntomas o conductas anteriores es indispensable que siempre consulte al veterinario con el fin de que el profesional establezca el tratamiento médico correspondiente y lo complemente con buena alimentación y rutinas de ejercicio que ayuden a la mascota.

Lea también

Así disfrutan las mascotas de la ciclovía en Bogotá

Adopción de mascotas con discapacidad

 

Caminadores de perros en Bogotá

 

MÁS VIDA CON ESTILO ACÁ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo