Mamá: que el jardín no se convierta en una “pesadilla” para usted y su hijo

Hablarle de la etapa que va a iniciar y acostumbrarlo a una nueva rutina con anticipación, será de ayuda para que este proceso no sea tan traumático.

Por PUBLIMETRO

“El jardín es un espacio en el que desarrollan habilidades psicomotrices, a nivel social y del lenguaje. Hay que tener en cuenta que la primera vez es normal que el niño llore, pero si ya es recurrente hay que tomar cartas sobre el asunto”, Carolina Molina, psicóloga infantil.

2 años

es la edad ideal en la que el niño debería entrar al jardín

Solo basta un momento en el día para escribir la trágica historia en donde lleva a su hijo al jardín y este empieza a llorar de una forma desesperante, casi inconsolable y aturdidora.

La solución: dejarlo en casa de nuevo para que se sienta cómodo y con una persona conocida. Sin embargo, esto no debería ser así. Según Carolina Molina, psicóloga infantil, existen ciertos hábitos que se pueden implementar para llevar al pequeño a la guardería y no sea una tortura.

“El jardín es un espacio en el que desarrollan habilidades psicomotrices, a nivel social y del lenguaje. Hay que tener en cuenta que la primera vez es normal que el niño llore, pero si ya es recurrente hay que tomar cartas sobre el asunto”, comentó a Publimetro.

Molina no se refiere a castigos o a ceder luego de la pataleta, sino a crear hábitos para que el infante y usted como madre no sufran. “El desapego no es fácil para ninguno de los dos, pero que sigan haciendo pataleta cada vez que lo dejan no es problema del niño, sino de la mamá, por eso hay que empezar a cambiar la rutina”, añadió.

En este caso tenga en cuenta que los horarios en el jardín son exigentes, pues el niño debe madrugar, por eso la experta sugiere levantar el pequeño temprano por lo menos con un mes de anticipación. “Asimismo, se le debe hablar sobre esta nueva etapa, hay que explicarle con anterioridad, hay que decirle que va a ver más niños, que es una guardería, que va a estar bien y lo va a disfrutar”.

Tenga en cuenta que el infante también debe conocer el lugar en dónde va a estudiar, para su tranquilidad y la de toda la familia. “Los papás deben colaboran cuando hacen ese desapego y los niños aprenden que esa conducta de pataleta   o manipulación a través del llanto les funciona y lo siguen haciendo como una forma de llamar la atención. Esa es la razón por la cual hay que prepararlos”, comentó Molina.  

La edad ideal

Muchos padres se preguntan esto a diario, o tal vez desde que nace el bebé. Para algunos el desapego empieza a los 3 meses porque deben trabajar y aunque la edad ideal para que los pequeños entren al jardín es a los 2 años, eso no quiere decir que si lo hacen antes tendrán algún tipo de problema, según Molina.

Finalmente, es bueno que los pequeños complemente su tiempo en la guardería con una actividad extracurricular, “siempre y cuando no se saturen, porque muchos tienen doble jornada y no es recomendable cansarlos. Pero si solo estudian medio día, es bueno involucrarlos con alguna actividad y eso va a favorecer otras áreas del pequeño”, aseguró Molina.

MÁS VIDA CON ESTILO ACÁ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo