Alba Flores y el "jazz" de actuar en 'La casa de papel'

Conversamos con la actriz madrileña, quien interpreta a Nairobi en la popular serie de Netflix. La serie, creada por Álex Pina, estrena su cuarta temporada este 3 de abril.

Por Laura López

La tercera temporada de La casa de papel dejó a los fanáticos de Nairobi ansiosos. Vemos a su personaje con una bala en el pecho, luego de haber tenido el que quizás haya sido su momento de mayor vulnerabilidad en toda la serie. Es uno de los miembros femeninos más fuertes de la banda, pero ahora está entre la vida y la muerte.

Recapitulando, la serie va en que el primer atraco en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre fue un éxito, y después todos huyeron, triunfadores, a destinos paradisíacos. No obstante, en la tercera vemos cómo un descuido hace que la policía capture a Río. Esto lo cambia todo, y la banda deberá reunirse para salvarlo. ¿El mejor método? Un nuevo atraco. Esta vez van por el Banco de España, pero las dinámicas de la banda han cambiado y el liderazgo de 'El profesor' está debilitándose bajo la presión.

"Yo creo que por muchas razones, entre ellas que Nairobi ha sido disparada, dentro del banco de España se empieza a mover mucho la idiosincracia de la banda y se pone en tela de juicio quién tiene que mandar ahí, y quién es leal a quién", nos comenta la actriz Alba Flores desde España. Esta vez, coincide, las cosas no han salido como las planeó 'El profesor' y hay muchas preguntas en el aire.

Pero para Alba esto podría ser algo positivo. Son esos momentos de tensión los que permiten saber quién es quién en los instantes decisivos: "yo creo que hay algo muy bonito de esta serie", dice, "y es que va siguiendo a un grupo de personas en un momento estresante y vamos viendo cómo por momentos aparece el conflicto y se dividen más, pero también se vuelven a unir. Yo creo que eso es parte del disfrute".

De hecho, la actriz comenta que esta es una producción en la que se ve un cambio en narrativa muy propio de las nuevas historias que están llegando a la pantalla, donde los finales ya no son el momento clave de las mismas, sino que el planteamiento inicial es cada vez más relevante. "Hace unos días escuché una conferencia de Alessandro Barico, un autor italiano, que decía algo que en las series y narrativas antiguamente el final era muy importante. El final era el lugar donde todo hacía catarsis y donde se entendía el mensaje del resto de la obra". Esto es algo que no pasa en La casa de papel, pues los finales de cada temporada suelen ser abiertos y los giros entre capítulos son realmente lo más importante de la serie.

Para Alba, todo esto también ha representado un reto que se diferencia de la formación tradicional que ha tenido como actriz, en la que está preparada para las historias comunes que llevan un inicio, un nudo y un desenlace. En La casa de papel, Alba se ha enfrentado a un mundo donde la improvisación y la interpretación de cada escena es diferente, pues Alex Pina es conocido por entregar los guiones semana a semana. "Siento que eso requiere de algo nuevo que yo no aprendí en mis años de estudiante", cuenta. "Tiene que ver con el hecho de estar muy abierta a tomarlo como si fuese una improvisación; como los grandes improvisadores del jazz: hay una melodía y una partitura, pero tienes que estar atento a escuchar de qué va la historia y a ir adaptando tu personaje y el respectivo drama. No es tan predeterminado, no lo puedes preparar tanto, pero por otro lado, ocurren cosas maravillosas que no podías predecir.

"Como los grandes improvisadores del jazz: hay una melodía y una partitura, pero tienes que estar atento a escuchar de qué va la historia y a ir adaptando tu personaje y el respectivo drama"

A la altura de la popularidad

La serie, después de tres años, es una de las más vistas en varios países a través de Netflix. Y para Alba, es curioso ver cómo las personas se han encariñado con su personaje, situación que se ha hecho más evidente ahora que no se sabe si sobrevivirá. La actriz dice estar muy agradecida con todas esas muestras de cariño: "he vivido ese cambio del público hacia Nairobi con bastante sorpresa, la verdad. Pero he tenido la fortuna, por decirlo de alguna manera, que mi personaje está en serio peligro de muerte y así es como te das cuenta y te enteras del cariño que tiene la gente hacia tu personaje. Creo que es algo muy particular de esta serie el que los personajes hayan calado tanto entre el público. Los sienten como si fuesen los jugadores de su equipo, sufren con ellos, ríen con ellos, lloran con ellos".

Más sobre Alba Flores

  • También ha actuado en series como El tiempo entre costuras y Vis a vis.
  • Viene de una familia de artistas y músicos: es hija del compositor Antonio Flores.
  • A sus 33 años, ya ha recibido tres premios de la Unión de actores y actrices de España por La casa de papel (2018) y Vis a vis (2016 y 2017).

 

Encuentre más de PUBLIMETRO en Google Noticias, aquí

También le puede interesar

Teatros del país se trasladan a digital con opciones para grandes y chicos

Las calles están vacías, pero las artes escénicas llegan hasta los hogares. Conozca algunas de las opciones.

Loading...
Revisa el siguiente artículo