Los Backstreet Boys cumplieron el sueño de miles de colombianas

Siguen siendo los mismos desde sus inicios. Pero mejores. Así lo mostraron en el Movistar Arena.

Por Luz Lancheros

Antes de BTS y One Direction, fueron y han seguido siendo ellos. Ellos le dieron al término boyband una acepción universal y en Bogotá mostraron por qué siguen siendo tan vigentes, tan amados e indestronables.

Porque los Backstreet Boys son hermanos, amigos, compañeros de banda, unos cantantes increíbles y también papás. Y unos excelentes profesionales que, de principio a fin, trataron con enorme calidez, simpatía y sentido del humor al público que fue a verlos, por primera vez en su historia, al Movistar Arena en Bogotá. Los Backstreet Boys cumplieron el sueño de miles de colombianas

Ahora bien, el concierto, que hace parte de su DNA World Tour,  fue más allá que una memorabilia nostálgica: estos cinco hombres, que aparte siguen viéndose idénticos, bailan idéntico, cantan (y mucho, como se vio en una canción a capella que le dedicaron a Colombia, donde mostraron que el playback no va con ellos) y saben cómo apropiarse del escenario dándole a cada uno – y entre ellos- su momento de protagonismo.

Con un montaje de luces y diseño acorde, donde lo mejor fue el video que mostraron de sus familias respectivas, las voces y la energía de Nick, Kevin, Brian, Howie y AJ enloquecieron a miles de fanáticas de Colombia y otros países de todas las edades que le dieron al recinto lleno total.

Esto lo agradecieron los miembros de la banda, que fuera de interactuar con los fans cercanos, hablaron con el público y mostraron varios momentos de camaradería. "Es el público más grande y ruidoso que he visto", observó Nick, que preguntó las edades a todos sus compañeros. Kevin (cuyo nombre fue coreado intensamente), solo dijo: "Sin ustedes no somos lo que seríamos ahora". Brian complementó esto afirmando que agradecía que el público "se tomara un tiempo de su vida para ir a verlos y gracias por todo su amor estos años". Incluso hasta hablaron de sus hijos y de cómo perdieron el "six pack" que tenían de jóvenes.

Cantaron una canción en español y también dijeron varias palabras.  Hubo un momento en particular entre canciones que agradó en demasía al público: cuando AJ, luego de alabar la belleza de las colombianas, se fue a cambiar en el escenario junto a Kevin, para deleite de miles de personas, en dos cubículos. Luego tiraron su ropa.

En cuanto a lo musical, la gente gritó y coreó todos los clásicos. Get Down, How me the meaning of Being Lonely, Everybody, As long as you love me, I'll Never Break Your Heart, Shape of My Heart , Donde quieras yo iré (como siempre, la primera parte en español), The One, The Call y por supuesto, la muy amada I want it that way.

Cuando se supone que terminarían con esa, remataron con dos canciones más, vestidos con la camiseta de la selección. También cantaron material nuevo, que hace parte del álbum DNA, con su canción Don't Go Breaking my Heart, con beats electrónicos.

Todo lo combinaron con su presencia y carisma insuperables, en un espectáculo pulido, que no aburrió al público en ningún momento. Todos y cada uno de ellos supieron interactuar con el público, demostrando por qué llevan más de 20 años conquistando los corazones de los fans en todo el planeta. Esta vez, cumplieron los sueños de los colombianos, que fueron tan buen público para ellos, que afirman que desean volver.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo